Pérdidas por el paro camionero se calculan en $1 billón: Consejo Gremial Nacional

Pérdidas por el paro camionero se calculan en $1 billón: Consejo Gremial Nacional

Julio 13, 2016 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País y Colprensa
Pérdidas por el paro camionero se calculan en $1 billón: Consejo Gremial Nacional

En la Central de Abastecimiento del Valle del Cauca, Cavasa, se reportó una leve mejoría en la entrada de alimentos en el primer mercado de esta semana. Comerciantes siguen presentando pérdidas.

Empresarios de todos los sectores han reportado pérdida de productos perecederos, escasez de materia prima e incumplimiento de contratos. La problemática sigue impactando la canasta familiar en los municipios del Valle.

El Consejo Gremial Nacional, que agrupa a los más importantes gremios de la producción del país, calcula en más de un billón de pesos las pérdidas para la economía nacional en los 37 días que ya completa el paro camionero en todo el país. Lea también: Colfecar ofrece mediación entre Gobierno y camioneros en paro para buscar acuerdo

En un comunicado, el Consejo Gremial, además, condenó las vías de hecho registradas en los últimos días como las agresiones a camiones y a la Fuerza Pública, así como los hechos que terminaron en un accidente en el que resultó herido el gobernador de Boyacá, Carlos Amaya.

"Condenamos enérgicamente las vías de hecho a las que han llegado algunos grupos de transportadores y que se traducen en bloqueos y hechos violentos contra los transportadores que han decidido continuar con sus actividades empresariales. Hacemos un llamado al respeto a la vida, honra y bienes de estos empresarios y sus colaboradores", señaló la misiva.

El Consejo Gremial reiteró en su comunicado que esta protesta ha generado importantes perjuicios para la economía, atentando directamente contra la generación de recursos, el empleo formal y la competitividad del país.

"Algunas organizaciones han calculado pérdidas en más de un billón de pesos y los empresarios de todos los sectores han reportado pérdida de productos perecederos, escasez de materia prima para producción de bienes e incumplimiento de contratos por dificultad en el transporte de mercancía, entre otros", precisó.

De igual forma, hizo enfasis en que esta situación no solo afecta a los empresarios, sino a la ciudadanía en general, la cual sufre el incremento en los precios y desabastecimiento de productos básicos.

La organización reiteró el apoyo al Gobierno en el diseño de una política integral de transporte que responda a los principios fundamentales de la libertad de empresa e iniciativa privada, modernización de los equipos y, formalización en la actividad generando claras reglas del juego para el ingreso, mantenimiento y retiro de los vehículos del mercado.

"Estos principios se evidencian en dos de los puntos más sensibles en las solicitudes de los transportadores en paro. En relación con las relaciones económicas, reiteramos que el esquema de libertad vigilada responde a las expectativas de los empresarios y que, bajo ninguna circunstancia, es viable regresar a la tabla de fletes", cita el comunicado.

Frente a la modernización del parque automotor, otro punto de la negociación entre Gobierno y camioneros, el Consejo Gremial señaló que están convencidos de que trae efectos positivos en la seguridad de las vías, la protección del medio ambiente y la optimización de la cadena logística.

"Bajo esta premisa creemos que no puede desconocerse la necesidad de traer al país vehículos modernos, con la tecnología idónea para optimizar el uso de combustible y que ofrezcan las condiciones de seguridad que necesitan los conductores. Todo vehículo tiene una vida útil y esta regla es necesaria para la modernización", concluyó la misiva.

Aunque la Central de Abastecimiento del Valle, Cavasa, reportó un leve respiro en el ingreso de alimentos y una baja de precios en los productos esta semana, la problemática sigue impactando la canasta familiar de la ciudadanía en diferentes municipios del departamento.

En el sector de Pueblo Nuevo, en Buenaventura, productos como el banano no se encuentran en las tiendas y supermercados, mientras que otros como la papa, la cebolla y el tomate, se encuentran al doble de precio normal.

Frente a la leve reducción en precios que tuvo Cali,  Óliver Medina, director de precios de Cavasa, lo atribuye a la efectividad de las caravanas que se movilizan en el Valle para evacuar la carga represada. Lea también: Pese al paro camionero, en Cali mejoró ingreso de alimentos

“Este fue el primer mercado (lunes) con tendencia a la baja en precios desde que inició el paro camionero, sin embargo,  seguimos enfrentados a  una canasta familiar costosa”, dijo Medina.

Por ejemplo, la papa amarilla, en el mercado de la semana pasada se vendió en $75.000 el bulto de 50 kilos y el lunes en $60.000, lo que representó una baja del 20 %; la papa guata pasó de $115.000 a $85.000; el bulto de  arveja verde pasó de $105.000 a $95.000 y la cebolla larga -uno de los productos que más se ha encarecido, se vendía hace unos días en $90.000  el atado de 15 kilos y este lunes se comercializó en $65.000, tuvo una reducción del 28 %. También hubo reducciones de precios en lechuga, tomate chonto y algunas frutas.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad