“Países en desarrollo ya tienen derecho a presidir el Banco Mundial”: Ocampo

Marzo 27, 2012 - 12:00 a.m. Por:
Alfredo garcía sierra, reportero de el país
“Países en desarrollo ya tienen derecho  a presidir el Banco Mundial”: Ocampo

José Antonio Ocampo, ex ministro de Hacienda.

El economista caleño, José Antonio Ocampo, afirma que su nominación al cargo no es sólo de Latinoamérica. Señala que la institución está dando un viraje en sus políticas.

Aunque su candidatura a la presidencia del Banco Mundial no cuenta con el apoyo de su país natal, Colombia, el ex ministro y economista José Antonio Ocampo, sostiene que llegó la hora de que el mundo en desarrollo dirija esa institución.Considera que ello obedece al viraje que está dando esa institución multilateral en sus políticas de respaldo a las naciones del antes llamado Tercer Mundo. ¿Cómo surgió su nominación a la presidencia del Banco Mundial, teniendo en cuenta que los anteriores candidatos eran estadounidenses?Esta nominación surgió de la principal forma como están organizados los países en desarrollo, miembros del Banco Mundial, lo cual se denomina el Grupo de los 24. Ellos iniciaron un proceso de recolección de hojas de vida para ver qué candidatos había en estos países y si eran viables. Ese proceso quedó claro cuando salimos dos personas escogidas: la ministra de finanzas de Nigeria, Gozi Okonjo-Iweala, y yo. ¿Qué país lo candidatizó, pues Colombia no lo hizo?El país que inscribió mi candidatura fue República Dominicana y no Brasil como se dijo. Le agradezco mucho al presidente Leonel Fernández y al Ministro de Planificación por el apoyo a mi nombre. ¿Por qué el Gobierno del presidente Santos no apoyó su nombre, tras explicar que no tomó esa decisión por brindarle respaldo a Angelino Garzón para la dirección general de la OIT?Entiendo la posición del Gobierno de darle prioridad a la candidatura del Vicepresidente. Reitero, y así lo he mencionado a varios medios, que mi nominación no es una candidatura colombiana, sino que surgió de un proceso de selección del mundo en desarrollo. Y por lo tanto, espero que el Gobierno encuentre alguna forma de darme su apoyo.¿Confía en un futuro respaldo?No quiero responder más preguntas sobre ese tema.¿Cómo analiza el hecho de que el presidente Obama nominara a un médico y no a un economista?Es la primera vez en la historia que la escogencia del presidente del banco se abre a la competencia y por concurso, y a través de un proceso que está basado en los méritos de los candidatos. En ese juego no me queda la menor duda que la competencia está sirviendo para elevar los estándares. Y para comenzar forzó a los Estados Unidos a buscar un candidato (el médico Jim Yong Kim) que no responde a los cánones ortodoxos. No vino del mundo político ni de los sectores económicos, sino que el Gobierno buscó un candidato que tuviera otras raíces. La lucha comienza y creo que el mundo está hoy mucho mejor preparado respecto a la competencia que se dio hace algún tiempo por la Dirección del Fondo Monetario Internacional. Está actuando de manera más concertada y esperamos que esa unión se mantenga hasta el final. ¿Pero hay posibilidades para un latinoamericano como usted?No sé si la vida me deparará ahora o después esa suerte. Dejo claro que no estoy representando a América Latina en esta competencia, sino a todos los países en desarrollo, es decir, también a los de África y el Asia. Todos estamos unidos en esta lucha conjunta para establecer la regla de que el mundo en desarrollo tiene también el derecho a presidir el Banco Mundial. ¿Este cambio de estrategias para elegir al próximo sucesor de Robert Zoellick, significa que el Banco Mundial está dando un viraje en sus políticas hacia las naciones pobres?Creo que el banco ha tenido unos cambios muy positivos. Resaltaría en particular el énfasis que ha venido dando a la desigualdad como un obstáculo al desarrollo. El retorno de las políticas sobre infraestructura, las cuales el banco abandonó por mucho tiempo y tras los reclamos del mundo en desarrollo, han regresado a la agenda de financiamiento de la institución. Destaco, asimismo, el papel anticíclico que jugó el Banco Mundial al aumentar sin precedentes el apoyo financiero a los países en desarrollo una vez se desencadenó la crisis del 2008.¿Esas medidas no se quedaron cortas, pues aún hay rezagos de la crisis en muchos países?El mundo en desarrollo ha tenido un mejor desempeño que el industrializado. Eso se debe a muchas medidas de política de esas naciones y allí creo que el apoyo del Banco Mundial debe sumarse como uno de los elementos que contribuyó a este resultado.¿A Colombia qué le ha correspondido dentro de esos apoyos para su desempeño económico?Esos apoyos han sido para toda América Latina. Cuando uno observa la magnitud del financiamiento adicional que se otorgó a partir de la crisis, se establece que el Banco Mundial fue la entidad que más aumentó esos apoyos, seguido por los del Banco Interamericano de Desarrollo, BID, y por el Banco de Desarrollo,CAF. La capacidad que tiene el banco para responder rápido con mayores recursos, es una de sus grandes ventajas. Colombia fue parte de ese proceso. Y como los capitales privados regresaron más pronto a lo previsto, obviamente ese papel del banco se hizo menos significativo a partir del año 2010. ¿El mundo está al borde de un rebrote de la crisis?La economía europea pasó ya la fase más crítica o de cuidados intensivos. Pero sigue en muy mal estado, y ahora se agregan nuevos problemas, como el estancamiento del comercio internacional después de su recuperación. Esa situación lleva más de un año y está afectando seriamente a muchos países en desarrollo, incluyendo a China. A ello se añaden los nubarrones que pesan sobre la crisis petrolera, y por eso creo que estamos todavía en una situación muy difícil de la economía mundial. Hay que perseverar y corregir errores como la forma en que se está dando el ajuste europeo que es innecesariamente recesivo. ¿Según esa tesis, está el mundo regresando al proteccionismo?No. El proteccionismo ha estado relativamente controlado. Hay algunas medidas proteccionistas, incluso en nuestra región, pero la realidad es que todo obedece a la debilidad de la economía mundial.¿Qué piensa del desempeño económico colombiano, que en el 2011 tuvo una tasa de crecimiento del 5,9%?No hablemos de Colombia, ¡ok!..

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad