Obras de doble calzada a Buenaventura tienen vía libre para evitar atrasos

Junio 24, 2012 - 12:00 a.m. Por:
Alfredo García Sierra
Obras de doble calzada a Buenaventura tienen vía libre para evitar atrasos

Carlos Alberto Rosado, director del Instituto Nacional de Vías, Invías,

Carlos Alberto Rosado, director del Instituto Nacional de Vías, Invías, dice que las obras tienen vía libre para que en los próximos 18 meses no sufran nuevos atrasos. La meta es entregarlas en el año 2015. Perspectivas.

El Tratado de Libre Comercio, TLC, con Estados Unidos llegó sin haber contado con la doble calzada al puerto de Buenaventura, una de las vías consideradas claves para la competitividad económica del país.Ese proyecto lleva un atraso de varios años por inconvenientes ambientales y con las comunidades, problemas que todos los días sufren los agentes del comercio exterior y en especial los transportadores de carga del país.Sin embargo, el director del Instituto Nacional de Vías, Invías, Carlos Alberto Rosado Zúñiga, asegura que ya la vía tiene el camino despejado y que la meta del Gobierno Nacional es que se pueda entregar en el 2015.Son varias las fechas prometidas para entregar la doble calzada a Buenaventura. Ahora se habla del 2015. Pero ¿cuál es la verdad sobre el avance de esas obras luego de cinco años?Con los contratistas actuales ya hemos resuelto los temas ambientales y prediales con las comunidades en cerca de un 80%. Eso no significa que debamos tener el 100% de los problemas solucionados para que el contratista pueda avanzar. En este momento los contratistas tienen 18 meses de trabajo por delante y sin ningún inconveniente. Pueden trabajar de manera continua en todos los tramos donde se han presentado los inconvenientes. Sí existe un 20% de líos por superar, tenemos todo este tiempo para resolverlos, y en particular, con el tema de licencias ambientales tenemos una meta de seis meses para adelantar todos los trámites que hacen falta. Existe suficiente pista para trabajar, y no tenemos un día de atraso adicional frente a los atrasos que encontramos por inconvenientes ambientales y con las comunidades. Le estamos aplicando una dinámica diferente a este corredor entre Loboguerrero y Buenaventura, y así lo han podido constatar los gremios del Valle del Cauca.¿Por qué entonces hay tramos de esa carretera con atrasos considerables?Tal como lo mencionamos la semana pasada hablamos de entregar esa vía en el primer semestre del 2015. Los avances por supuesto están sectorizados. Entre Citronela y Altos de Zaragoza tenemos un avance del 20%, de Altos de Zaragoza a Cisneros hay un 90% y en el tramo Cisneros-Loboguerrero existe un 40% de ejecución. Hemos adicionado recursos por $233.000 millones para finalizar la construcción de esta carretera, y lo que se necesite lo vamos a apropiar para concluir este importante corredor vial para la competitividad.¿Cómo evitar que nuevas comunidades lleguen de forma inesperada a reclamar derechos prediales a ambos lados de la vía?Se presentan inconvenientes de este tipo no sólo en esa carretera, sino en otros sitios del país. Hemos adelantado un trabajo muy articulado con el Ministerio del Interior, y en particular en este proyecto de la doble calzada Loboguerrero-Buenaventura donde tenemos todas las comunidades ya certificadas. Estamos adelantando ahora un proceso de negociación con esas comunidades donde participan los alcaldes de Buenaventura y de Dagua, cuyo trabajo ha sido fundamental. Ellos mostraron toda su voluntad —luego de estas certificaciones— para resolver los inconvenientes con estas comunidades, que no es un tema fácil.¿Pero siguen llegando 'avivatos' a apropiarse de tierras, o no?En la medida en que hemos venido trabajando articuladamente con el Ministerio del Interior ya identificamos todas las comunidades del sector y no existen modificaciones adicionales. Por supuesto contamos con el apoyo de la Policía y de las autoridades para adelantar los controles. Pero lo más importante hoy, insisto, es que tenemos 18 meses para trabajar sin problemas en las obras de esta vía. Y por eso nos hemos atrevido a fijar la fecha del 2015, ya que en estos dos años del actual Gobierno hemos logrado superar el 80% de los problemas. Muchas de las vías terciarias del Valle están en mal estado. ¿Hay dinero para recuperarlas?Esa recuperación de vías terciarias por $12.000 millones está dentro del programa de los Caminos para la Prosperidad y nos encontramos estudiando con todos los alcaldes la distribución de esos recursos de acuerdo con un inventario que nosotros hemos hecho en todo el país. Hemos definido el sistema de “placa huella” porque consideramos que el mismo técnicamente funciona bastante bien, pues podemos atender muchos más kilómetros con estos recursos. Ese programa debe comenzar en 45 días.¿Cuál es la realidad vial en Colombia y de qué tamaño son los esfuerzos e inversiones para superar el rezago ahora que llegaron los Tratados de Libre Comercio, TLC?No podemos hablar de un rezago en un determinado período. Pero si estamos adelantando esfuerzos para poner a tono el país en materia de infraestructura dado el momento económico que se vive hoy. Es importante destacar que estamos invirtiendo recursos del orden de $7 billones en ese campo. Recientemente adjudicamos los Corredores de la Prosperidad o Corredores del TLC que demandarán inversiones por $3,6 billones. Vienen además, inversiones de mejoramiento de la red vial por $1,2 billones, con las cuales vamos a atender cerca de 2.000 kilómetros. Están pendientes obras importantes como el túnel de la Línea, donde ya tenemos estructurada la construcción del segundo túnel, y en el que se invertirán $1,2 billones. Algo fundamental es el programa de Caminos para la Prosperidad que busca conectar todas esas vías terciarias con las redes departamentales y nacionales para favorecer a los productores del campo. Allí hay programados para estos cuatro años un billón de pesos.¿Por qué pese a esas inversiones, Colombia sigue teniendo caminos de herradura?La red vial colombiana es bastante grande. Y por ello estamos comprometidos en atender cerca de 50.000 kilómetros de red terciaria y más de 2.000 kilómetros de mantenimiento periódico, que son las rehabilitaciones que se hacen no todos los años, sino de manera eventual. Y en mantenimiento rutinario habrá obras de mantenimiento en 11.200 kilómetros en los dos años y medio que faltan del actual gobierno. Hemos dispuesto pavimentar 2.000 nuevos kilómetros, incluyendo 70 kilómetros de dobles calzadas e igualmente 13 kilómetros de túneles construidos. Es una inversión monstruosa si la comparamos con la de los últimos años para poner al día y a tono el país en infraestructura.¿Cuál es la verdad sobre el avance del túnel de la Línea, ya que es la esperanza para descongestionar el tráfico hacia el centro del país? Estamos trabajando en los diseños y los contratos para las obras del segundo túnel. Vamos a abrir en los próximos días una licitación pública por $450.000 millones para comenzar obras en el segundo semestre del 2013. Estimamos que en tres o cuatro años podría estar listo acorde con lo que se defina técnicamente en cuanto a su construcción. El proyecto se haría con un 100% de recursos del Estado. ¿Y en qué va el primer túnel?Los trabajos avanzan de acuerdo con el cronograma. Se han hecho algunos ajustes en los frentes de trabajo, los cuales se necesitan para sacar adelante este proyecto. Tenemos planeados que las obras finalizarían en el último trimestre del 2013 y que el comercio exterior del país podrá hacer uso de esta infraestructura.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad