Nuevo Mintransporte advierte que es necesario acelerar ejecución de obras

Junio 03, 2012 - 12:00 a.m. Por:
Henry Delgado | Editor de Activos
Nuevo Mintransporte advierte que es necesario acelerar ejecución de obras

Miguel Peñaloza, nuevo ministro de Transporte.

El nuevo ministro de Transporte, Miguel Peñaloza, afirma que se expropiarán los predios que impiden terminar los corredores viales del país.

El nuevo conductor de la locomotora de la infraestructura del país se propone dejar listos los cronogramas de los principales proyectos viales en Colombia y para lograrlo empleará el camino del amor, pero si no funciona, “toca irse por el camino del dolor”.Así habla Miguel Peñaloza Barrientos, el nuevo ministro de Transporte, quien admite que se trata de una locomotora con muchas dificultades para moverse a gran velocidad.No acelera por problemas ambientales, geológicos y sociales, pero también por líos con comunidades y contratistas.Llegó a ese despacho hace ocho días y detectó que se han cometido abusos a los que si no se les pone freno detendrán la prosperidad en las autopistas. Si bien poco se conoce de este cucuteño, la verdad es que su trayectoria en el sector supera los 25 años. Fue presidente de la Junta Directiva del Grupo Odinsa, organización colombiana que desarrolla grandes proyectos de infraestructura vial.Ve con preocupación y angustia los enormes atrasos que han tenido obras tan importantes relacionadas con el transporte del comercio exterior, como la doble calzada Buga - Buenaventura, pero como buen santandereano señala que está dispuesto a “dejar el pellejo en cada alambrado” para tratar de ponerlas a funcionar lo más rápido posible, así haya que tomar medidas adinistrativas.Peñaloza Barrientos habla así con El País.¿Lo pensó mucho para subirse a ese potro tan brioso?Sé que es un trabajo duro, pero me gustan los grandes retos. La verdad es que hay muchas dificultades que enredan los procesos. Es que el tema no es sólo invierno, geología o topografía, que son aspectos con los que uno sabe lidiar; el problema son las comunidades y las licencias ambientales, entre otras.¿Usted tiene experiencia en esa materia, ministro?Pues mire, fui presidente de la Junta Directiva de Odinsa, una de las grandes concesionarias del país. Además en estos temas viales y de infraestructura llevo 25 años.¿Las tareas que le esperan son muchas, pero qué se propone de inmediato?Dos cosas, mantener los niveles de confianza que generó mi antecesor con sus programas de transparencia, y dos, acelerar la ejecución de las obras.¿Cómo?Me parece que hay que tener certeza de que un proceso licitatorio debe conducir a una selección objetiva del mejor. Eso es fundamental y ese proceso de construcción de confianza lo haremos todos.En cuanto a la ejecución haré lo que he hecho toda mi vida, que es desagregar cada cronograma y encontrar la mejor ruta para hacerlo. Voy a encontrar oportunidades de ganancias en tiempo y en recursos.Suena a retórica, ministro. ¿Cómo hará para que las licitaciones no resulten en más problemas?El ministro anterior diseñó un mecanismo aleatorio para la selección de la oferta ganadora que ayuda a encriptar el resultado. Ese mecanismo hace muy difícil que se pueda manipular. Creo que eso fue un gran logro que debemos replicar.¿En otras palabras, no permitirá nuevos casos como el de los Nule? Yo no puedo especificar, no quiero decir Zapata o Fernández, lo único que quiero decir es que tengo las herramientas que evitarán que se cometan actos desproporcionados.¿Cómo cuáles herramientas?La ley de expropiación, por ejemplo. Tenemos que tratar de encontrar la forma de acelerar el proceso de toma de predios en casos en los que estamos angustiados. Está en curso alguna reglamentación que creemos que nos va a ayudar a acelerar el proceso de expropiación.Supongo que el Valle está en la mira... El Valle y el resto del país. Es que hay colombianos que tratan de sacarle el mejor partido posible a las cosas y en eso hay gente que ha cometido abusos.¿Ministro, ya están listas algunas expropiaciones?Le puedo hablar por corredores viales donde nos va a tocar hacer operaciones muy fuertes en ese sentido. Por ejemplo, en los tramos Tunja – Sogamoso; Bogotá – Girardot y en el Valle en el tramo Buga – Buenaventura. En ese corredor es posible que se toque no sólo a la comunidad, sino también a contratistas. El tema predial es complicado en esa zona.¿Pero en concreto qué clase de expropiaciones se harán?Es que no puedo ser tan específico como usted quiere porque esas cosas se me convierten en prejuicios.¿No le parece que el Gobierno ha sido laxo con las obras en el Valle, mucho más en momentos en que ya comenzó el TLC con Estados Unidos? Estamos conversando con el Ministerio del Interior para que nos ayude a recortar los términos, por lo menos en lo que tiene que ver con las comunidades. La verdad es que siguen apareciendo muchas personas y esa situación es muy complicada.¿Cuántas comunidades hay asentadas en la doble calzada al Puerto? No, no tengo todavía datos, pero como le digo ese problema crece día a día.¿Pero entonces quién es el que se debe poner serio en eso, usted o el Ministro del interior?El Ministerio del Interior. Una vez tengamos el tiempo acotado podemos decir... vamos a hacer esto y arrancamos la construcción. Lo que pasa es que en esa zona no sólo hay problemas con las comunidades, allí también hay líos geológicos, ambientales y de minería ilegal muy grandes, todo eso tenemos que combatirlo antes de que lleguemos a la concesión final, la cual está estructurando Fonade.¿Cuánto tiempo hay que esperar si ya hay enormes atrasos? Ese corredor va apenas en un 30%Mire, eso genera mucha preocupación y angustia, es que ha habido hasta abusos, como le digo.Nosotros estamos haciendo un estudio que nos permita encontrar oportunidades de ganancias en las concesiones y las vamos a discutir con los contratistas. En pocas palabras, primero me iré por la vía del amor y luego por la vía del dolor.Pero la verdad es que espero que este año superemos ese tema, porque el año entrante viene la estructuración del proyecto, lo cual nos obliga a alistar la concesión hacia el segundo semestre del 2013.Tenemos que iniciar el proceso de construcción de los tramos que faltan en doble calzada hacia comienzos del 2014. ¿A usted le tocará ponerle ‘tatequieto’ a esos abusos?Hombre, es que yo creo que de buenas intenciones está lleno el cielo. Yo tengo las herramientas jurídicas que me dan dientes para hacerlo. Con esas herramientas me defenderé.¿Cuáles son los abusos que se han encontrado en las grandes obras del país?Todas tienen algo de problemas. En el caso del túnel de la Línea, ese es un contrato que tiene un problema geológico complicado en la construcción y otro en los viaductos. Creo que el contratista ha logrado desempeñarse en medio de esas dos dificultades. Y nuestra apuesta es que eso tenga un final feliz. ¿Pero ese proyecto está paralizado?Es un proyecto clave para el país. Tiene problemas ambientales y por eso está paralizado en partes. Otros sectores están funcionando.¿El país cuando verá terminada esta obra?El proyecto está cumpliendo los cronogramas y la terminación esta prevista en unos 24 meses. Hablemos de recursos, ¿el Ministerio tiene presupuesto para ejecutar las obras?El Gobierno nos ha apropiado los recursos. Estamos ejecutando alrededor de $9 billones por año. Tenemos asegurados recursos hasta el 2020. Los problemas no son de plata, son geológicos, ambientales, de predial y contractuales.

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad