“Nuestra meta es revivir el tren y construir más dobles calzadas”: ANI

Julio 15, 2012 - 12:00 a.m. Por:
Alfredo García I Elpais.com.co
“Nuestra meta es revivir el tren y construir más dobles calzadas”: ANI

Luis Fernando Andrade, presidente de la Agencia Nacional de Infraestructura.

Luis Fernando Andrade, presidente de la Agencia Nacional de Infraestructura, dice que con la cuarta generación de concesiones se frenará el rezago vial.

Colombia tiene un rezago vial que le resta competitividad en plena era de los Tratados de Libre Comercio, TLC. Tampoco cuenta con un sistema ferroviario para atender el gigantesco movimiento de carga de importación y exportación que se le viene encima al país.Según el presidente de la Agencia Nacional de Infraestructura, ANI, Luis Fernando Andrade, esas debilidades ya se están enfrentando, para poner a tono al país en la presente década. Pero el camino es largo y costoso. En pleno 'boom' de los TLC, a Colombia le faltan carreteras. ¿Cómo atender ese reto?Vamos a acelerar la construcción de dobles calzadas. Este año esperamos que nuestros concesionarios construyan más de 250 kilómetros. Colombia en toda su historia —con corte al 2010— apenas había construido 800 kilómetros de doble calzada. Y en el 2011 se construyeron 90. Para este año se prevé tener 250 kilómetros adicionales y esperamos cerrar el cuatrienio con más del doble de lo que había. Es decir, con 1.800 kilómetros de ese tipo de carreteras.Fuera de las dobles calzadas, ¿qué viene para el resto de la infraestructura de aquí al año 2014?Vamos a lanzar en septiembre la cuarta generación de concesiones que involucra inversiones por $40 billones, y que básicamente apunta a resolver los principales problemas de infraestructura vial en Colombia. Colombia no tiene tren. ¿Este Gobierno ha pensado por fin en sacar del abandono al ferrocarril?Nuestra meta de corto plazo es revivir el tren. Necesitamos que las vías que ya existen empiecen a funcionar. Y a largo plazo, queremos sembrar las semillas para tener un sistema ferroviario competitivo para finales de esta década.¿Pero cuál es el futuro que le depara a la red férrea del Pacífico, quizás la más atrasada del país?En el Valle infortunadamente la concesión que estaba a cargo del sistema férreo tuvo dificultades financieras y se suspendió la operación del tren. Por ello hemos venido trabajando con un grupo de inversionistas que incluye a colombianos, israelíes y estadounidenses. El asesor técnico es la empresa norteamericana Railroad Development Corporation, RDC, una de las operadoras ferroviarias más grandes del mundo, que tiene además operaciones en Centroamérica y Sudáfrica. Ellos ya iniciaron las pruebas entre Yumbo y Buenaventura y estamos esperando restablecer el tráfico regular en ese trayecto el 1 de agosto próximo. Esperamos que el presidente Santos nos acompañe en la inauguración de esta operación ferroviaria.¿Qué sucederá con el resto de la red férrea, pues está en las mismas condiciones de deterioro?De Yumbo hacia el norte del Valle del Cauca habrá una recuperación gradual de la línea férrea antes de finalizar el 2012. De manera que podamos estar funcionando hasta La Tebaida, Quindío, que es un ramal que pasará por un lado de Armenia.Se han programado, asimismo, unas variantes un poco más difíciles como las de Cartago y Pereira, lo cual demorará un año más. Pero dentro de nuestro plan de revivir el tren, el primero que va a funcionar es el del Pacífico. Los nuevos inversionistas se han comprometido a destinar US$70 millones.Esta rehabilitación se hará inicialmente para carga, pero también queremos que opere el Tren Turístico que irá hacia el norte por el valle del río Cauca. La vía está en proceso de recuperación. Pensaría que para finales del 2012 sería posible tener lista la ferrovía para que el Tren Turístico vuelva a operar.Cali tiene un corredor férreo cuyos rieles ya ni existen. ¿Se ha pensado en una solución para recuperarlo, y es posible pensar en un tren ligero?Ese análisis nosotros no lo hemos hecho todavía, como tampoco lo relativo a un tren ligero. En Bogotá, sí se ha proyectado un tren ligero entre Facatativá, Madrid, la Estación de la Sabana, Cajicá y Zipaquirá, cuyos estudios están más avanzados.¿Y en el resto del país, cuál es el reto ferroviario?Hacia finales de agosto vamos a abrir dos nuevas licitaciones para reparar la vía férrea que recorre el Valle del Magdalena, es decir, desde La Dorada hasta Chiriguaná en el Cesar. De tal forma que podamos tener operación ferroviaria en esa zona el año entrante. Vamos a hacer lo mismo en la carrilera que recorre el altiplano entre Bogotá y Belencito, Boyacá, con operación programada para el 2013. Vamos a poner a funcionar la infraestructura que existe. La malla vial del Valle lleva en construcción más de una década. ¿Cuándo podría terminarse, pues algunos tramos de doble calzada están interrumpidos?En el caso de la malla vial del Valle nuestro compromiso es que el trayecto de Mediacanoa a Loboguerrero sea entregado antes del 2014. Pero allí hay problemas con comunidades y de predios. En este último caso se ha avanzado mucho, y espero que en los próximos meses no sea un cuello de botella. Y en materia de consultas previas, el concesionario acudió a una tutela y la ganó para que le permitieran acelerar sus trabajos. Esperamos que a raíz de ese fallo podamos acelerar, asimismo, en lo relativo a licencias a ambientales. Se dice que al Gobierno le quedó grande el lío de las invasiones que frenan obras como la de la doble calzada a Buenaventura. ¿Qué soluciones se están estudiando?Ese problema lo estamos estudiando con el Ministerio del Interior, aunque es un tema propiamente de esa cartera y no de la agencia. Ese Ministerio es el que certifica si existen o no comunidades, y si lo comprueba debe liderar el proceso de consultas previas. Allí existe una Unidad de Consultas Previas cuyo director es Rafael Torres. De enero hasta el presente ha habido un avance muy notorio en la velocidad de este tipo de procesos, y en ello somos optimistas.¿Ya tiene luz verde el proyecto de la carretera Mulaló-Loboguerrero, un viejo sueño de los empresarios para acortar el camino hacia el Puerto?Ese es un compromiso de este Gobierno y mío. En el mediano plazo queremos resolver dos cuellos de botella de una vez por todas con los nuevos proyectos que están en estructuración, y con todo el proceso licitatorio del programa de nuevas concesiones a partir de septiembre próximo. Y una de esas obras ambiciosas es precisamente la carretera Mulaló-Loboguerrero, que la incluimos en nuestro nuevo programa de concesiones, y así lo anunció el propio presidente Santos en Buga hace dos semanas. La inversión allí supera el billón de pesos.Otro proyecto complementario es el de la carretera entre Buga y Mediacanoa, que es un trecho corto que está sólo en dos carriles, y que es esencial ponerlo en marcha para asegurar la doble calzada a Buenaventura desde Buga.¿Y cómo se resolverá el cuello de botella a la entrada a Buenaventura?Ese es un problema a resolver y que no está en ningún contrato. La doble calzada la está ejecutando nuestro concesionario entre Mediacanoa y Loboguerrero, y de Loboguerrero a Citronela hay varios contratos del Invías que también buscan que se tenga la doble calzada hasta allá para finales del 2014. Pero la entrada al puerto como tal no está contratada, y dentro del nuevo programa de concesiones la vamos a incluir. ¿Se descartó finalmente el puerto de Bahía Málaga?No estamos mirando un proyecto allá. Y creo personalmente que no es necesario. Hay mucho espacio para expandir la capacidad portuaria en la bahía de Buenaventura, pues se ha usado hasta ahora sólo la isla de Cascajal.

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad