“No vamos a gastar más que el Seguro Social”, Colpensiones

“No vamos a gastar más que el Seguro Social”, Colpensiones

Agosto 27, 2012 - 12:00 a.m. Por:
Alfredo García Sierra | El País
“No vamos a gastar más que  el Seguro Social”, Colpensiones

Pedronel Ospina, presidente de Colpensiones.

Pedro Nel Ospina, presidente de Colpensiones, justifica contratos por $167.000 millones y nómina de 1.122 empleados. La firma aún no arranca.

Colpensiones, la administradora que sustituirá al Seguro Social, ISS, a partir de septiembre próximo, ya tiene encima críticas por sus elevados gastos de nómina, a pesar de que la entidad no ha empezado a operar oficialmente.El presidente de la nueva empresa, Pedro Nel Ospina, asegura que la firma cumplirá con su papel, y admite que los costosos contratos para el montaje de la plataforma tecnólogica y los gastos de nómina son necesarios para la futura marcha de dicha institución. ¿Por qué Colpensiones no ha arrancado, a pesar de que la entidad se ha gastado ya $167.000 millones en salarios y contratos?Nosotros ya estamos haciendo pruebas finales en muchas ciudades del país. Estamos, asimismo, en la última fase de certificación ante la Superintendencia Financiera que controla que cualquier entidad tenga las condiciones óptimas para prestar un buen servicio a la ciudadanía. Ese es el último pedacito que falta para iniciar labores. Fecha de inicio sí tenemos, pero no la puedo mencionar por ahora.¿Pero qué explicación tiene ese nivel tan desbordado de gastos?Se han incurrido en gastos en la parte de montaje por $40.000 millones. Son recursos para diseño, estructura administrativa y el cubrimiento de obligaciones con las personas que han venido acompañado este proceso. Lo segundo, es toda la infraestructura compuesta por la sistematización de procesos, las comunicaciones y las oficinas en todo el país. Esas cosas se pagan en un período largo. Lo otro son todos los contratos atinentes a la operación, que se han firmado, pero cuya ejecución no inicia todavía. Su ejecución comienza con la operación formal de Colpensiones. Son contratos para la captura y verificación de información y los convenios de recaudo con bancos, entre otros. Por eso esas cifras se ven en nuestra ejecución de presupuesto. En tres años se han girado alrededor de $60.000 millones y el resto son vigencias futuras y contratos para garantizar que tengamos oficinas, equipos, etc.¿Se justifica que la entidad pague $6.000 millones en sueldos al mes por una nómina de más de mil empleados, sin haber despegado?Entre septiembre del 2011 y julio de este año había 90 personas trabajando en montar toda la compañía en la parte de diseño, estructura y sistematización. Asimismo, en preparar todos los materiales de capacitación para las personas que llegaban. El nuevo personal entró a partir del mes de julio pasado, y en estos dos últimos meses han estado en proceso de capacitación. En efecto, la planta de personal de Colpensiones es de 1.122 colaboradores, que es muy inferior a la comparada con la del Seguro Social que era de 3.200 empleados y contratistas.¿Son necesarios tantos cargos?Hay un perfil muy diferente en el tipo de empleados. Lo otro es que Colpensiones está trabajando con salarios que se decretaron en el 2009, es decir, que la estructura salarial fue de esa época y nosotros no la hemos modificado. Son salarios altos y comparables con los que tienen las grandes empresas para ser competitivos, por ejemplo, frente a los fondos de pensiones privados, para traer gente buena a trabajar con nosotros. Por eso es una planta de muchos más profesionales. A propósito de altos salarios, ¿es cierto que usted como presidente devenga $485 millones al año?Efectivamente, para Colpensiones el costo total del salario de su presidente está en el orden de los $400 millones, que incluye prestaciones legales y extralegales. Fue un salario que se decretó en el 2009, y es uno de los más altos del sector público, sin lugar a dudas.¿Qué tan cierto o no, es que por fallas tecnológicas serias para crear la plataforma informática —que manejará la base de datos de siete millones de personas— Colpensiones no ha podido iniciar labores oficialmente?No hemos tenido problemas tecnológicos serios. Ha habido algunas dificultades porque es un proceso complejo al diseñar cada una de las actividades que se hacen, pero eso no ha sido obstáculo. Por eso nos hemos tomado todo el tiempo necesario. La base de datos es la misma bajo la cual está operando el Seguro Social y ya está listo todo el protocolo sobre cómo hace toda la transferencia y el cruce de información. Es un trabajo largo que se debe seguir haciendo y no es una solución de una sola vez para ir depurando la base de datos del Seguro Social. Pero Colpensiones invirtió $20.000 millones en ese servicio...Esa cifra es. Dentro de esa plataforma están los contratos de arrendamiento con centros de cómputo hasta el 2014. Son recursos que se utilizan sobre el tiempo. Esta es una compañía grande y no la manejan dos personas. Hoy en día el Seguro Social en administración se gasta alrededor de $250.000 millones anuales y nosotros no vamos a gastar más que el Seguro. Nuestra ejecución será a menores costos que el Seguro Social.¿Qué tan preparada está la empresa para asumir la avalancha de tutelas, procesos y demandas que heredará del Seguro Social?En esa parte vamos a operar como lo hace el Seguro. Hay abogados externos que defienden la entidad. Buena parte de las demandas que tiene el Seguro Social son por incumplimientos, es decir, por no procesar a tiempo las reliquidaciones de pensiones, no contestar, ni estudiar adecuadamente si la persona tenía acceso a otro nivel de jubilación. Nos hemos preparado para revisar cada una de esas sentencias o demandas y responder a tiempo.Vamos a heredar 60.000 procesos judiciales, de ellos el 30% son demandas por solicitud de reliquidaciones, y allí Colpensiones cuenta con unas herramientas mucho más ágiles. ¿Qué deben esperar los colombianos afiliados de Colpensiones, pues muchos dicen que será otro Seguro Social, quebrado y burocratizado?Somos administradores del régimen de prima media, el cual no ha cambiado y va a seguir igual. Simplemente se está cambiando es su administración y nuestro papel es ser más efectivos y eficientes. Es decir, responder rápido a las personas y que no sea una tortura solicitar una pensión bajo el esquema de prima media. Colpensiones está diseñada para actuar y atender mejor a los ciudadanos. La ley establece un plazo de cuatro meses para reconocer una pensión y la promesa es que vamos a cumplir con ese tiempo. El Seguro Social tiene hoy 130.000 solicitudes por decidir, una cifra acumulada de muchos años. La tarea es grande, pero tenemos las herramientas para evacuar esas peticiones.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad