"No más improvisación en el agro nacional": SAC

"No más improvisación en el agro nacional": SAC

Noviembre 25, 2013 - 12:00 a.m. Por:
Colprensa

El proyecto de Ley de Baldíos ha generado polémica porque supuestamente favorecería a grandes empresarios agrícolas en zonas de plantaciones productivas.

El Presidente de la Sociedad de Agricultores de Colombia afirmó que urge una política agraria.

Después de una salida en falso con el proyecto de Ley de Baldíos y rumores de una renuncia del ministro de Agricultura, Rubén Darío Lizarralde, este no solo se queda en el Gobierno, sino que este martes radicará en el Congreso la iniciativa con mensaje de urgencia, a menos de un mes de concluir la legislatura.Más allá de las crecientes críticas que despierta la propuesta, para el presidente de la Sociedad de Agricultores de Colombia (SAC), Rafael Mejía López, el incidente es una muestra del alto grado de improvisación del Gobierno frente a un agro “víctima de la coyuntura”.Mejía recalcó la necesidad de una política de Estado clara para el sector. Para ello ha presentado 21 propuestas al gobierno Santos, más de 4.000 folios, que espera sean tenidos en cuenta. El líder gremial ve complicado que sea aprobada la Ley de Baldíos en el Congreso. “Faltan cosas fundamentales como socializar el proyecto, ajustar el modelo agrario que queremos para el país y tener una línea clara del Gobierno”, dijo.El dirigente dijo que “el sector agrario no puede seguir bajo la política de la improvisación. El Gobierno debe tener una línea clara y la da el presidente Santos. Aquí lo que se está buscando es el principio de la solución de todos los problemas de seguridad jurídica que tiene el campo en el país”.En caso de que no prospere la Ley de Baldíos en el Congreso, Mejía dice que ya la inversión en el sector agropecuario está parada por falta de seguridad jurídica: “En un país que se precia de estimular la inversión nacional y extranjera, hoy estamos en un limbo jurídico que deriva en un freno total de la inversión empresarial en el campo”.Resaltó que para lograrlo, no hay otra vía posible distinta a la legislativa. “Una política agraria de Estado no puede quedar sujeta al vaivén de las decisiones de un ministro o el gobierno de turno. Lo que pide el inversionista, el agroindustrial y el productor son reglas claras para que sepa a qué atenerse en el corto, mediano y largo plazo”, explicó.Admitió que la discusión entre Lizarralde y el senador Jorge Robledo, desvía la atención de los problemas reales del campo, dijo, y que por eso le han dado al Gobierno las bases para tener una política de desarrollo del agro.Otras voces Para la exministra de Agricultura, Cecilia López Montaño, en el país ha faltado una política pública de desarrollo rural.Ella propone que los baldíos sean distribuidos a los pequeños productores. “Ahora, en vez de cambiar el uso de la tierra, nos volcamos sobre la Orinoquía y sus baldíos y la discusión es que los pobres no pueden comprar esas tierras, porque se requiere mucha inversión para ser productivas y que entonces hay que dárselas a los grandes empresarios. Pero ellos que han violado algunas normas, como el tamaño de la unidad familiar y el fraccionamiento de las tierras”. López agregó que el país necesita una reforma rural, en la que debe contemplarse la mediana y gran agricultura.Sobre el proyecto de Ley de Baldíos dijo que se requiere de ciertas precisiones en el articulado que permitan mayor claridad al tema, antes de que sea presentando nuevamente esta semana en el Congreso.Temas crucialesLa SAC insiste en una política comercial para luchar más contra el contrabando que ha deteriorado los precios a los productores.En investigación y asistencia técnica, exige orientar el 10 % de lo recaudado por regalías, un billón de pesos, para innovación agropecuaria. En regulación y tierras, debe haber clara definición sobre derechos de propiedad, uso y usufructo e incorporar restricciones a beneficiarios de baldíos.Los pendientes del ministro Lizarralde Según algunos gremios del país, el Ministro de Agricultura, Rubén Darío Lizarralde, tiene en este momento varios retos para poder sacar adelante su gestión:1. Baldíos. Lograr que sea aprobado el proyecto de ley que busca replantear las condiciones para acceder a la tierra y modificar el régimen de baldíos, es una tarea que para los empresarios no da espera pues redundará en mayor seguridad jurídica.2. Censo. Poner en marcha el próximo 27 de noviembre el Censo Nacional Agropecuario, cuyos recursos para su ejecución ascienden a $300.000, millones.3. Pacto Agrario. El Ministro de Agricultura se comprometió a entregarle al país una verdadera política de Estado para el sector agropecuario y esto, sin duda, le medirá su capacidad de gestión. La propuesta contempla la formalización de la tierra, acceso al crédito, asistencia técnica y el aseguramiento de la comercialización de la producción.4. Presupuesto. Para 2014, el sector agrícola recibirá un presupuesto adicional de $3,1 billones para un total de $5,2 billones, el más alto en 14 años. Analistas coinciden en que la asignación correcta de dichos recursos será clave para atender las necesidades del sector.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad