“No hay clientes malos, sino créditos mal otorgados”: Presidente del WWB

“No hay clientes malos, sino créditos mal otorgados”: Presidente del WWB

Julio 29, 2014 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País
“No hay clientes malos, sino créditos mal otorgados”: Presidente del WWB

José Alejandro Guerrero, presidente del Banco WWB.

La gente debe decirle adiós a los préstamos ‘gota-gota’, expresa José Alejandro Guerrero, presidente de la entidad.

Si el dueño de un pequeño negocio necesita plata para mejorar su actividad, nosotros estamos en capacidad de prestársela el mismo día o a más tardar al día siguiente y lo mejor es que se la prestamos para que la pague hasta en doce meses, pues lo que estamos buscando es que la gente no acuda más a los llamados ‘gota-gota’ porque les resultan muy onerosos para sus bolsillos”.Así lo afirma José Alejandro Guerrero, presidente del Banco WWB, que es conocido comunmente como el banco de la mujer y quien sostiene que la entidad seguirá insistiéndoles a los usuarios que no caigan en las ‘garras’ del ‘gota-gota’. El banquero señala que por un préstamo ‘gota-gota’ de un millón de pesos a un plazo de un año, el usuario paga alrededor de dos millones de pesos en intereses, dos veces el monto del crédito, cuando en el WWB el interés no llega a los $400.000.En razón a ello, el señor Guerrero le hace un llamado a la comunidad para que entienda que hay una opción no solo más barata, sino igual de rápida que el agresivo ‘gota-gota’. Apostarle a las microfinanzas, que es como se llaman los créditos pequeños, aquellos que oscilan entre $400.000 y $2.800.000 (en promedio), es la apuesta del WWB, convertido en banco comercial desde el 2011. ¿Cuál es la diferencia entre el Banco WBB y un banco comercial?Una de ellas es que el WWB no otorgamos créditos a personas asalariadas, pero si tienen una actividad productiva, como una venta de arepas, una peluquería o un taxi, sí son sujetos de préstamos. Y por supuesto, ofrecemos créditos a trabajadores independientes. Todo aquel que tenga un pequeño negocio, así sea ambulante, puede ser cliente nuestro. Hablo de la señora o del señor que vende chicle, chontaduro, o que hace tamales en la casa.¿Es impedimento si el cliente nunca ha tenido experiencia con los bancos?Para nada. Las personas que nunca han tenido un producto financiero, sea una cuenta de ahorro o tarjeta de crédito no tienen problema en acercarse a nosotros.En el banco les prestamos con la copia de la cédula y miramos que sus ingresos provengan de su actividad productiva. Lo que sucede es que la metodología que aplicamos en el banco por dedicarnos a las microfinanzas es diferente a la de la banca comercial.Esa metodología se basa en dos pilares fundamentales. El primero lo llamamos análisis de carácter, y no es más que evaluar las posibilidades que ese cliente tiene de pagar, que veamos que tiene la voluntad de responder por un préstamo.El segundo pilar es que le ayudamos al potencial cliente a construir un flujo de caja para examinar el nivel de ingresos mensual que maneja.¿Pero cómo evalúan una situación que parece tan subjetiva, en la que el usuario puede mentir?Hay un proceso que la entidad aplica en todos los casos. Ese proceso contempla visitas de campo, análisis del entorno donde vive el cliente, consulta con sus vecinos y una entrevista en la casa del usuario.Toda esa información se valida y se somete a un análisis. Al finalizar, el analista decide si ese cliente puede ser sujeto del crédito.En lo que se refiere al flujo de caja, el analista examina el volumen de ventas, la potencial capacidad de pago y otra serie de aspectos que manejamos en el banco.¿Es muy alto el porcentaje de incumplimiento de pagos en el banco comparado con el de la banca comercial?No. En este momento estamos por debajo del 3 % de mora mayor a 30 días. En la banca comercial, el porcentaje en tarjetas de crédito es del 6 % ó 7 %. En la banca Pyme es del 5 % y en la de consumo es más alta.¿Eso quiere decir que los colombianos son buenas pagas?Nosotros decimos en el banco que no hay clientes malos, sino créditos mal originados, es decir, si a una persona de las que nosotros atendemos no le ayudamos a construir un flujo de caja y les prestamos más de lo que necesita la podemos perjudicar.Nosotros somos un banco de naturaleza social y lo que hacemos es inclusión financiera, eso quiere decir que les enseñamos a conocer y a manejar sus finanzas.Si nos equivocamos en el otorgamiento de créditos, los clientes no nos pagan y si eso se da nos tocaría hacer exclusión financiera. En ese caso el cliente vuelve al ‘gota-gota’ y eso, sin duda, lo arruina.¿Cuáles son los montos de los créditos que el banco otorga a los usuarios? Prestamos desde $400.000 hasta $2.800.000 aproximadamente, pero el promedio de créditos para clientes nuevos es de $1.700.000.El plazo va hasta un año, dependiendo del monto del préstamo.¿Y a qué tasa de interés presta el banco?Es de 2,6 % al mes. Es más alta que la que factura la banca comercial en razón a los costos de operación que manejamos. El riesgo nuestro es mayor.Pero si usted tiene en cuenta el monto de nuestra tasa y la compara con la de un ‘gota-gota’ se dará cuenta que es mucho menor. La de un ‘gota-gota’ puede subir al 30 % al mes.Por un crédito de un millón de pesos a un plazo de un año, los intereses de un ‘gota-gota’ puede llegar a los dos millones de pesos, con nosotros se ahorraría mucha de esa plata.Lo que manifiestan los usuarios es que el ‘gota-gota’ es un préstamo inmediato, en cambio con un banco se demora varios días...Eso ya cambió. Nosotros les prestamos el mismo día o de una día para otro. Si un cliente solicita un crédito por la mañana, se le presta y se le desembolsa en la tarde. Simplemente abre una cuenta de ahorro y allí se le consigna el dinero.¿El WWB es competencia de Bancamía, por qué un usuario debe acudir al WWB y no a la otra entidad? Se lo respondo muy fácil, por la calidad en el servicio que ofrecemos. Nosotros establecemos una relación personalizada y de confianza con el cliente. Incluso, el analista se vuelve asesor y hasta confidente de las personas que atiende. Además, brindamos educacion financiera a todos nuestros clientes y les enseñamos a manejar sus finanzas y sus presupuestos.¿Cuál es su gran apuesta ahora?Pues mire, yo ya completé dos años en la entidad y lo que quiero es seguir fortaleciendo las microfinanzas en el país.Queremos darles más oportunidades de ahorro y de microseguros a nuestros clientes, pues muchos de ellos no tienen seguridad social.Tenemos microseguros que valen menos de $3000 mensuales y por ello queremos que la gente conozca sus beneficios y los adquiera. ¿Qué novedades ofrece la entidad?El banco incursionó en los préstamos de libranza y creó una línea de créditos para la financiación de vehículos. En esta última parte podemos destinar hasta el 20 % de la cartera total del banco. Esa es una manera de diversificarse.La libranza no es tan amplia. Estamos mirando a la población pensionada, especialmente educadores y empleados de gobernaciones.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad