"No falta el incauto que todavía cae en las pirámides": Superintendente de Sociedades

"No falta el incauto que todavía cae en las pirámides": Superintendente de Sociedades

Febrero 25, 2018 - 07:52 p.m. Por:
Cristian Ruiz / Colprensa
Superintendente de Sociedades, Francisco Reyes.

Superintendente de Sociedades, Francisco Reyes.

Colprensa

El superintendente de Sociedades, Francisco Reyes, asegura que hay avances en las investigaciones de libranzas, especialmente en el sonado caso Estraval, y ante todo, que se siguen emitiendo alertas frente al resurgimiento de las pirámides que ahora utilizan profusamente la internet para estafar a las personas.

El funcionario, quien ha liderado varias de las más importantes investigaciones en estos campos, insistió en la necesidad de que los colombianos no sigan cayendo en este tipo de organizaciones, ya que al final pierden su dinero, a pesar del esfuerzo de las autoridades.

¿Qué viene en el tema de las investigaciones por libranzas con las cuales muchas personas fueron estafadas?

Hemos adoptado tres estrategias, una de ellas que podríamos llamar en el nivel administrativo y judicial, que consiste en todas las gestiones que viene adelantando la entidad para recaudar activos y consolidar un acervo patrimonial significativo que permita devolver sumas de dinero a los distintos afectados en la crisis de varias compañías.

En los últimos dos años se han intervenido decenas de personas naturales y jurídicas, las cuales han sido embargadas en todos sus bienes; sus activos y su patrimonio están siendo liquidados por con el propósito de obtener recursos que permitan hacer devoluciones a los afectados.

La segunda acción es legislativa e implica propiciar unos decretos, de hecho el Gobierno Nacional a instancias de la entidad expidió un decreto que restringe algunas actividades de comercialización de libranzas, exigir la presencia de una serie de salvaguardias y garantías para todas aquellas personas que quieran hacer esta clase de comercialización y reiterar las facultades que tiene la entidad para actuar cuando se viole alguna de las normas legales.

Precisamente, ¿en qué va este proyecto sobre libranzas?

El proyecto está en último debate y esperamos que sea aprobado por el Congreso en marzo, tan pronto inicie la legislatura ordinaria y que debería estar sancionado por el Presidente de la República en un término muy breve, en el cual se establece que solamente pueden comercializar libranzas entidades vigiladas por la Superintendencia Financiera. Con esto esperamos mayor control sobre estas actividades, de manera que no se presente ninguna fisura en el control que ha de ejercerse.

Lea también: Alerta por reaparición de 'pirámides' en Cali

Y en materia preventiva, ¿cuáles podrían ser las acciones?

Ese es el tercer frente en el que estamos trabajando, para advertir a los ciudadanos sobre los riesgos que implica hacer inversiones en negocios que no son suficientemente claros, particularmente cuando se ofrece rendimientos exorbitantes que están muy por fuera de las condiciones normales del mercado. Esto en parte es educación financiera, a través de la cual se busca concientizar acerca de las dificultades que se pueden presentar cuando las cosas salen mal en una inversión de esta naturaleza.

¿Cuántas empresas tienen procesos por captación ilegal de dineros del público?

Durante 2017 la Superintendencia intervino a 210 entidades, entre personas naturales y jurídicas. Aquí tenemos sociedades, accionistas de compañías, administradores, revisores fiscales, contadores, en fin, todas aquellas personas que de alguna forma han participado en esta clase de operaciones de libranzas.

El tema Estraval es el de mayor impacto. ¿Cómo va ese proceso?

Lo que sigue es el pago en dinero de $10.200.000 a cada uno de los 5200 afectados que fueron reconocidos por la Superintendencia. Para ese efecto se utilizarán los $52.000 milloness líquidos que se recaudaron a partir de las tareas que ha hecho la entidad. Seguimos trabajando intensamente en la obtención de recursos adicionales, no solamente líquidos sino también buscando bienes muebles e inmuebles, inversiones en compañías, acciones y, desde luego, otros flujos de caja que van a surgir de los demás pagarés que están pendientes por cobro en el futuro próximo.

¿Podemos comparar el tema de las anomalías descubiertas en libranzas con las pirámides?

Desde luego. Aquí estamos hablando de un problema de captación ilegal de recursos, como los casos de Estraval, de Elite, de Suma Activos, y de las cooperativas en las cuales hay unos mecanismos de captación ilegal, que es lo que la gente tradicionalmente conoce como pirámides.

¿Por qué las personas siguen cayendo en estas estafas?

Hay varias explicaciones, una de ellas es el poco conocimiento sobre los riesgos cuando se hacen estas inversiones. Por el atractivo que proviene del monto de los rendimientos que se ofrecen y que normalmente están muy por encima de las condiciones del mercado. Particularmente en el caso de las libranzas pudimos ver que se presentaban rendimientos tres o cuatro veces superiores que los propios del sector financiero.

¿El tema de pirámides con qué frecuencia se sigue presentando en Colombia?

Es curioso que las pirámides han migrado hacia los medios tecnológicos avanzados y en esa medida aprovechan las tecnologías de las información y de las comunicaciones para penetrar en mercados mucho más amplios y llegar a muchas personas.

Internet es un mecanismo prodigioso en función de ideas o de negocios y permite que con un solo clic lleguen a millones de personas, y por eso hemos visto como muchos esquemas de captación ilegal han migrado a las páginas web y a las redes sociales, y todas estas plataformas digitales que permiten tener un mayor alcance del negocio.

Lo más curioso es que aún subsisten las pirámides de garaje en las cuales, al mejor estilo de los años 70, hay personas que con un tablero y una tiza o marcador dibujan la forma como las personas se van a enriquecer y no falta el incauto que termina atrapado en estos fraudes.

¿Qué casos nuevos se han descubierto?

Recientemente en el municipio de Caloto (Cauca), logramos detectar una estructura de pirámide tradicional y, por su puesto, sus promotores fueron intervenidos, de esta forma la advertencia tiene que ser contundente y clara.

La Superintendencia tan pronto conoce de estas situaciones, las cuales son de muy difícil control, despliega la totalidad de sus funciones y procede a la intervención de todos los individuos, no solamente de quienes hayan iniciado el negocio, sino también de todos los que lo promuevan y a quienes se beneficien de alguna manera de estas captaciones ilegales de recursos del público.

¿Cuántas empresas se acogieron a la ley de insolvencia el año pasado?

Aquí hay dos tramites distintos: El primero son los procesos de reorganización empresarial, donde el año pasado tuvimos 324, con un aumento frente a 2016, cuando se registraron 288 procesos.

El segundo es el de las empresas en liquidación oficial, que quieren liquidar su patrimonio a la mayor brevedad para pagar las deudas y restituir el remanente de los activos a los accionistas, donde registramos 144 procesos, con una importante reducción respecto al 2016.

¿Cuáles son las regiones donde más se están presentando estos procesos de insolvencia?

Estos procesos están relacionados con la mayor o menor productividad de las distintas regiones del país, pero principalmente se está presentando en Bogotá, Cundinamarca, Antioquia, Valle de Cauca, porque hay una mayor presencia empresarial.

¿Qué se puede esperar en 2018 en materia empresarial?

Este año tiene una característica bien interesante desde el punto de vista empresarial y es el repunte del precio del petróleo, después de tres años difíciles. El crudo se ha convertido en un elemento dinamizador que promueve muchos sectores, porque alrededor de este funcionan todas las actividades de transporte, alojamiento, exploración, perforación, movilización y esto genera una actividad empresarial, aunque este repunte no ocurre de manera inmediata, esperamos ver algunos efectos.

¿En qué está la lucha contra el soborno internacional?

Tenemos por lo menos diez investigaciones preliminares en curso, estamos tratando de avanzar y analizar si compañías colombianas que operan en el exterior, a través de intermediarios, sucursales o filiales, han incurrido en la práctica de pagarle a funcionarios extranjeros para obtener negocios o ventajas por fuera del país.

Hemos escogido varias lineas de investigación y venimos utilizando un equipo élite con sistemas de computo muy sofisticados para tomar información, analizarla y tratar de avanzar en estas normas, porque la Ley 1778 del 2016 le otorgó a la Superintendencia de Sociedades amplias facultades para investigar, prevenir y, desde luego, sancionar los casos en el que estén comprometidas personas jurídicas colombianas.

¿De qué sectores son estas compañías investigadas?

No podemos anticipar aspectos específicos de las investigaciones, pero la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (Ocde), ha señalado sectores de la industria del comercio que están más expuestos al riesgo de soborno internacional y, según las estadísticas de esta organización, estos sectores serían mineroeregetico, infraestructura, comunicaciones, entre otros.

En este aspecto se firmó un convenio con Brasil, ¿en qué consiste?

Este convenio forma parte de todo el programa para intentar reprimir los actos de soborno internacional y de tener un intercambio de información probatoria entre los dos países, de manera que se pueda obtener cooperación internacional para que las investigaciones puedan progresar de la manera más eficiente posible en el futuro.

Ojo con el bitcoin

¿En qué van las alertas acerca de las criptomonedas?

La Superintendencia lo que hace es seguir las advertencias que ha hecho el Banco de la República. Es una buena oportunidad para precisar que la entidad se involucra en un asunto como el tema de las monedas virtuales, porque cuando estas están afiliadas a clubes de inversión, o con mecanismos de captación pueden activar sus facultades para reprimir lo que se conoce popularmente como las pirámides.

¿Por qué el Bitcoin presenta este riesgo?

Existe es una billetera virtual en la cual se hacen los negocios y no hay obligación de identificar ni de tener un documento o nombre real, sino simplemente un código que le permite a un individuo operar la cuenta usando un seudonimo y realizar las operaciones que son de difícil seguimiento y rastreo.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad