"No existe divisón en la Sociedad de Agricultores": Rafael Mejía

"No existe divisón en la Sociedad de Agricultores": Rafael Mejía

Marzo 12, 2014 - 12:00 a.m. Por:
Alfredo García Sierra | Reportero de El País

Rafael Mejía, presidente de la Sociedad de Agricultores de Colombia.

Rafael Mejía, presidente de la SAC, dice que tras sus críticas al Gobierno no ha pensado en renunciar.

Tras el polémico encuentro con el presidente Santos en el Palacio de Nariño el pasado lunes, los gremios agrupados en la Sociedad de Agricultores de Colombia, SAC, convinieron trabajar con el Gobierno en una estrategia para sacar adelante al campo.El ‘agarrón’ se produjo luego de que el presidente de la agremiación, Rafael Mejía hiciera reparos a los diálogos con las Farc en La Habana sobre el tema agrícola, lo cual disgustó al primer mandatario. Y aunque gremios que pertenecen a la SAC como Asocolflores y Asocaña estuvieron en desacuerdo con las criticas, el dirigente afirmó que no hay división en la institución y que no ha pensado en renunciar.Luego del polémico encuentro con el presidente Santos, la SAC se sigue sosteniendo en que el actual Gobierno no tiene política agraria...El presidente Santos tocó en la reunión temas convenidos con él sobre el proceso de paz, seguridad jurídica, el pacto por el agro y el desarrollo rural, al igual que el revolcón institucional del sector. Evidentemente se hicieron las observaciones del caso, pero el Gobierno solicitó que buscáramos soluciones a los problemas de los diferentes sectores de forma bilateral. Y para ello ya definimos cuatro grandes áreas: cultivos transitorios, cultivos permanentes, sector pecuario y sector forestal. Ya estamos en conversaciones con todo el equipo económico del Gobierno, porque no es solo el sector como tal, sino que la problemática abarca también las áreas de infraestructura y transporte, educación, manejo de distritos de riego, biocombustibles, etc. Lo que tenemos por delante es un gran desafío para todo el sector agropecuario para reducir la brecha de pobreza extrema que es tan dramática en el campo. ¿Pero sigue el descontento, o no?Las cifras del Dane en materia de precios al productor y las encuestas de la SAC nos han mostrado que los seis principales problemas del agro son la reducción en los precios de venta, aumento en los costos de producción –especialmente por culpa de fertilizantes caros—, el contrabando, que está desaforado y que la revaluación todavía está haciendo estragos. Son cosas que se deben corregir.Usted criticó los diálogos del Gobierno con las Farc en Cuba en el tema agrícola. ¿Cambió esa postura luego del encuentro con Santos?El Presidente y el Alto Comisionado para la Paz dieron las explicaciones del caso. Cabe recordar, que la SAC desde el principio apoyó ese proceso y pidió que se respetara lo que se había acordado en cuanto al manejo económico, el libre comercio, libertad de mercados, y ante todo en el manejo de la propiedad privada. Ambos dieron las explicaciones acerca de que tales temas no sufrieron ningún cambio. ¿Aún sigue pensando la SAC que el ministro de Agricultura, Rubén Darío Lizarralde no los escucha?El Presidente nos informó en la reunión que ya había tenido ocasión de hablar con el Ministro de Agricultura. Por eso con el Ministro, la SAC está haciendo el mejor esfuerzo para sacar el sector agropecuario hacia adelante. Llevo 13 años como Presidente de la SAC y me han tocado varios ministros, cada uno con su estilo. Pero estamos buscando que esos estilos sean en beneficio del sector. Lo noto muy conciliador...El presidente Santos es consciente de que hay que construir una política agraria de Estado incluyente. Es decir, donde deben caber tanto los grandes como los medianos y pequeños empresarios del campo, incluyendo la hoy llamada agricultura familiar. Para construir esa política debemos dialogar con el Gobierno de una manera constructiva. No estamos en disposición de parar, ni mirar hacia atrás, ni ver lo que pasó o dejó de pasar en este Gobierno o en el anterior, con un Ministro u otro.Asocolflores y Asocaña estaban en desacuerdo con sus críticas y hasta se habló de una división gremial...Cada gremio tiene una posición diferente. Por ejemplo, Asocolflores explicó que para el sector se han conseguido recursos del Gobierno para aumentar coberturas cambiarias y no se están involucrando en este tipo de discusiones. Eso no quiere decir que haya divisiones en la SAC. Esto es lo normal, y más en una entidad como la nuestra donde hay 47 gremios y entidades afiliadas. Si toda la vida hubiera un sí rotundo en todo no sería algo normal. La SAC siempre se ha distinguido por ser incluyente, oír y discutir cada posición gremial.¿Ha pensado en renunciar? Por ahora no. Eso lo decide la Junta Directiva de la SAC, no yo.Se considera un dirigente gremial incómodo para el ministro Lizarralde por sus constantes críticas a esa cartera...Probablemente yo no soy monedita de oro para caerle bien a todo el mundo. Tengo una larga experiencia, no solo en el agro, sino en muchos otros sectores empresariales en los cuales he sido exitoso. Eso puede incomodar a algunas personas, mientras otras consideran que soy la persona adecuada para dirigir la Sociedad de Agricultores de Colombia y ser el presidente del Consejo Gremial Nacional, cargo en el que llevo año y medio.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad