“No estamos negociando TLC a diestra y siniestra” Mincomercio

Agosto 06, 2012 - 12:00 a.m. Por:

El ministro de Comercio, Sergio Díaz- Granados, responde a críticas de algunos gremios. “Firmamos los que son necesarios y sí hay oferta”, dice.

Colombia vive hoy un ‘boom’ de tratados de libre comercio (TLC), el cual muchos gremios empresariales han criticado porque la oferta exportable no es suficiente para atender los nuevos mercados.Sin embargo, el ministro de Comercio, Sergio Díaz-Granados sostiene que el Gobierno negociará sólo los acuerdos más necesarios para la economía. Aún así, tiene en mente llegar a 16 TLC firmados al finalizar el 2014. Van dos meses de vigencia del TLC con Estados Unidos. ¿Cuál ha sido la percepción exportadora en ese lapso?Es muy temprano para presentar resultados porque estos acuerdos necesitan tiempo. Muchas de las decisiones que toman las empresas dependen de hechos ciertos, por lo que están preparando la decisión de exportar. Otras, por su parte, ya tomaron decisiones en este sentido y las han aprovechado, mientras algunas hicieron lo de Santo Tomás: ver para creer. Pero observamos, sin embargo, que hubo un crecimiento del 70% en la exportación de manufacturas entre mayo y julio frente a igual período del 2011. También hay incrementos en las ventas de quesos y lácteos, de los cuales se han exportado 125 toneladas, que es casi lo que vendimos en todo el 2011. Aún así, sigue siendo muy baja la exportación de estos productos a los Estados Unidos, por lo que el contingente (cupo exportador) de que disponemos está hasta ahora subutilizado. Estamos trabajando en la oficina de aprovechamiento del TLC y con Proexport para que la gente se anime a exportar porque hay oportunidades y un gran mercado de clientes para hacer negocios. Gremios como Analdex afirman que el 'boom' de los Tratados de Libre Comercio, TLC, podría tener un efecto perverso, ya que la oferta exportadora colombiana aún no es buena. ¿Qué les responde?Hace 20 años se creó el Ministerio de Comercio y durante ese tiempo buscamos una agenda de fortalecimiento comercial. Es una ventana de oportunidades para acelerar nuestra inclusión internacional, y la estamos aprovechando. Eso no quiere decir que estamos firmando TLC a diestra y siniestra. Sólo aquellos tratados que han sido el resultado de un proceso de negociaciones muy largas. En algunos casos varios de ellos han tardado años en cristalizarse. Por ejemplo, dos años se nos llevó cerrar el TLC con Corea del Sur y con Estados Unidos hubo una espera de casi siete años entre el tiempo negociado y su puesta en vigencia. ¿Qué explica entonces que mientras el Gobierno cierra un acuerdo, casi que a la vez está abriendo otro?Lo que pasa es que al país se le abrió una ventana de oportunidades, que le ha permitido que muchos procesos de negociación que venían dilatados se pudieran acelerar durante este cuarto de hora positivo que tenemos en la economía colombiana. ¿Son necesarios todos esos tratados comerciales?Estamos firmando sólo los tratados de libre comercio necesarios. E inclusive firmando los últimos, aún estamos atrás de países como México, Chile, Perú y de los centroamericanos, que llevan ya una agenda muy avanzada en materia de suscripción de acuerdos de esta clase.Estamos poniendo a Colombia, si así se quiere interpretar, a la par con otras naciones de la región. Además, ningún tratado genera comercio de un día para el otro. Todos tienen unos tiempos de desgravación arancelaria. Cuando se trata de TLC negociados con países con los cuales tenemos asimetrías, estamos tomando los tiempos y las precauciones necesarias para que desgravaciones de 10, 12, 15 y hasta 18 años, se cumplan para darle espacio a la agenda interna de transformación productiva en los sectores que consideramos sensibles en Colombia.¿Pero esa agenda no está muy acelerada, teniendo en cuenta que muchos empresarios nuestros aún no están preparados para enfrentar la dura competencia extranjera?Nosotros no podemos caer en una especie de ecuación de huevo y gallina donde no hay oferta exportable porque no hay TLC, luego no hagamos TLC porque no hay oferta exportable. Lo que creemos y hemos visto, y la evidencia así lo demuestra, es que los acuerdos comerciales han estimulado la inversión y generado certidumbre e interés entre los empresarios para aumentar su oferta de productos. En la medida en que los empresarios se den cuenta de que los mercados están ahí, y que las oportunidades son cercanas, y además existe más competencia, van a aprovechar esas ventajas comerciales. En las juntas directivas de las empresas ya hay mucha gente que entiende que lo que está pasando en el campo comercial es una realidad, y que la misma los puede ayudar a crecer sus negocios. ¿Seguirá la moda de los TLC, así muchos sectores aún duden de sus beneficios reales en el comercio y el empleo?Recibimos en el 2010 un país con acceso preferencial a un mercado libre de 480 millones de consumidores. Hoy vamos en 890 millones, incluyendo a Estados Unidos, Canadá y Suiza, que fueron los primeros países desarrollados con los cuales firmamos un TLC. A finales del 2014 llegaremos a 1.400 millones de consumidores con los productos colombianos. El acceso a esos mercados nos permite generar una dinámica de mayores inversiones privadas para hacer crecer la oferta exportable. ¿A qué meta quiere llegar el Gobierno con este 'boom' que no convence a algunos sectores?Vamos a tener alrededor de 16 instrumentos comerciales en el 2014, de los cuales cuatro ya están a estudio del Congreso en el presente período legislativo, y que son claves para nosotros, como la Alianza del Pacífico (México, Perú y Chile). Se trata de un acuerdo de integración profunda entre los cuatro países que son hoy las economías más importantes de América Latina en el Pacífico. A ese acuerdo se podrán unir en el futuro países como Costa Rica y Panamá. También están pendientes los acuerdos con Venezuela, Corea del Sur y la Unión Europea, que son 27 economías en un solo bloque. Aspiro que este año cerremos los TLC con Costa Rica, Israel y Panamá, y terminar así de ensamblar una red de acuerdos comerciales claves para Colombia.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad