"No buscamos un socio porque estuviéramos mal": presidente Grupo Coomeva

"No buscamos un socio porque estuviéramos mal": presidente Grupo Coomeva

Diciembre 20, 2015 - 12:00 a.m. Por:
Henry Delgado Henao | Editor de Activos

El presidente del Grupo Coomeva, Alfredo Arana.

El presidente del Grupo Coomeva, Alfredo Arana, dice que la alianza con Christus Health es una estrategia de largo plazo para ofrecer servicios integrales de salud.

Algunos analistas económicos interpetraron la  llegada de la empresa estadounidense Christus Health a Colombia como una tabla de salvación para el Grupo Coomeva, del cual será socio estratégico, en especial    por las dificultades financieras que afronta la EPS de esa entidad

La percepción  no parece descabellada si se tiene en cuenta que la Empresa Prestadora de Salud cerrará este año con  pérdidas del orden los $90.000 millones y sus pasivos pasarán del billón de pesos, todo por cuenta de la crisis en el sistema de salud, la cual golpea también a muchas EPS del país.

Pero para el presidente del Grupo Coomeva, Alfredo Arana Velasco, dicha visión es totalmente equivocada, pues en términos financieros la organización marcha muy bien. Dice que este año las utilidades netas no bajarán de $145.000 millones. 

La alianza con Christus Health, explica Arana, tiene  una meta muy clara: “estamos mirando hacia el futuro, hacia el largo plazo, con el objetivo de  prepararnos  para prestarles mejores servicios a los usuarios actuales y nuevos  de toda la organización Coomeva; por ello firmamos un acuerdo de términos, que es algo así como una promesa de compra y venta”.

Adicionalmente, agregó  Arana, el Grupo se prepara para responder a las exigencias que demandará el Gobierno Nacional para la operación de las EPS que quedarán funcionando en Colombia.

¿Cómo llega esa empresa de Estados Unidos a Coomeva y cuál será su papel?

Tuvimos un proceso de acercamiento que duró más de dos años, lo que quiere decir que no estamos improvisando en el tema de salud ni estamos buscando una tabla de salvación económica.

Después de ese lapso logramos firmar un Acuerdo de Términos, que es algo parecido a una promesa de compra y venta. La negociación va por etapas y en esta primera fase, Christus adquiere el 50% de la empresa Sinergia, el 10 % de Medicina Prepagada y el 7 % de la EPS.

Sinergia se encarga de  toda la infraestructura que tenemos en materia de prestación, maneja 80 unidades básicas de atención, las clínicas y el hospital en casa. 

La idea es fortalecer las unidades y llegar a unas 100. 

¿Cuándo arrancará la segunda fase y en qué consistirá?

Vamos a evolucionar hacia los contratos definitivos que se cumplirán en los próximos 90 días. La inversión general en las tres  empresas (Sinergia, Medicina  Prepagada y la EPS) es del orden de los US$35 millones en esta primera etapa, unos $112.000 millones.  Entre ellos  y nosotros formularemos planes de inversión en el futuro.

Una de las empresas de Sinergia es la Clínica Farallones, ¿Christus se quedará con la mayoría accionaria de ella?

El Grupo Coomeva tiene el 90% de acciones en la clínica, pero como Christus  entra a ser dueño de Sinergia, pasará a quedarse con la mitad de la clínica, o sea el 45%.

¿El hecho de buscar un socio estratégico puede interpretarse como la búsqueda de una tabla de salvación por la crisis de la EPS?

No señor. Nosotros no buscamos un socio porque estuviéramos mal. Esta alianza no es una tabla de salvación. 

Este proceso es una  alianza  para prepararnos mejor con el ánimo de prestarles mejores servicios a los usuarios actuales y nuevos  de toda la organización Coomeva.

Le quiero decir que la clave de esta negociación está en un modelo integral de salud. Los americanos han visto una gran oportunidad de fortalecer el modelo de prestación de servicios a partir de una red integral de salud y nosotros como Coomeva se las ofecemos.

Además, todos los modelos que se están fortaleciendo buscan enfocarse en la gestión adecuada de la salud.

¿Si no hubiera aparecido Christus Health,  la EPS habría desaparecido?

No señor, para nada. La EPS tiene un plan estructurado de recuperación entre Coomeva y el Gobierno Nacional  para adelantar la recuperación de la empresa en los próximos siete años.

¿Si es así, entonces por qué acudieron a esa organización? 

Ya se lo dije, pero le puedo contestar además  que este es un sector  que tiene mucho potencial y va a ser muy exigente en recursos de capital. Construir una clínica y desarrollar una infraestructura en salud  demanda demasiados recursos. Además, tener el capital que se está estableciendo en los decretos de habilitación del Gobierno demanda mucho capital. Por ello, lo que estamos haciendo con Christus es prepararnos para enfrentar con éxito lo que se vendrá en el largo plazo. Pero adicionalmente es un voto de confianza de una compañía como  Christus Health.

¿Cuál es la salud financiera de Sinergia y Medicina Prepagada?

Sinergia y Medicina Prepagada gozan de una salud financiera óptima, tienen muy buen desempeño. La única dificultad que hemos tenido, como la ha tenido el resto del sistema de salud está en la EPS, pero como ya le dije, en la EPS ya se estructuró un plan de recuperación para los próximos siete años.

Por ahora la idea es vender el 7 % de la EPS, ¿pero  no se descarta que Christus adquiera el ciento por ciento?

Yo no diría que se dará la venta total, pero sí analizaremos la posibilidad de un aumento. Eso se puede  mirar un poco más adelante, pero no quisiera especular alrededor de eso. Lo que nos interesa ahora es concretar la negociación en esta primera etapa.

¿Cómo es el plan de recuperación de la EPS?

Tiene establecido un programa para los próximos siete años, aunque  yo diría diez. Pero en estos tres meses siguientes recibirá una inyección  importante de capital, una parte provendrá  de Coomeva y otra parte de los prestadores de los servicios. 

La  participación de Christus es de alrededor de $10.000 millones en esta primera etapa. Nosotros, en total, aportaremos unos $250.000 millones.

¿Pero qué han hecho en la EPS?

Hicimos una depuración de su patrimonio, que involucra las  cuentas por cobrar al Fosyga que suman  $800.000 millones.

Fuera de eso se han involucrado todos los requerimientos establecidos en los  decretos de habilitación financiera que  definió el Gobierno.

 Los pasivos están por el orden del billón de pesos.

¿Hacia futuro es posible que el Grupo Coomeva  entregue  el control del área de salud a Christus?

No señor, nosotros mantenemos el control sobre las empresas de aseguramiento.

¿Cuál es la gran apuesta de Coomeva para los siguientes siete años?

Vamos a consolidar el desarrollo estratégico del que le he venido hablando. Nosotros tenemos una actividad financiera muy fuerte en el Grupo y afortunadamente el banco ha dado total respuesta a esa expectativa.

Seguiremos  desarrollando todo el tema de seguros en la cooperativa y en los fondos mutuales y consolidaremos el buen desempeño que traemos en el área de medicina prepagada y en la de prestación. Naturalmente en todo ese proceso involucramos la EPS. 

Todo eso de la mano de la empresa estadounidense porque le genera tranquilidad al Grupo...

Mire, nosotros estamos tranquilos desde hace tiempo porque  hemos contado con el apoyo del Gobierno Nacional en el plan de recuperación de la EPS. Con respecto a los americanos le puedo decir que ellos ven a Coomeva una de las empresas de mayor proyección.

Para nadie es un secreto que el  sistema de salud en el país  afronta muchas dificultades, ¿usted cree que puede colapsar por las deudas?

Lo que creo es que se han venido construyendo todos los instrumentos de parte del Gobierno  Nacional para sortear esta situación. Lo que pasa  es que no es fácil la consecución de los recursos. A mí me parece que  poco a poco se han dado los mecanismos de compra de cartera y ya se aprobó una línea de crédito de casi un billón de pesos por parte de Findeter al que  estamos acudiendo todos los actores del sistema.

Le  diría que en ese plan  estamos trabajando coordinadamente para sortear la coyuntura.

¿Señor Arana, el Grupo Coomeva seguirá reorganizando sus negocios?

No, seguiremos  concentrados en cuatro sectores: financiero,  salud, recreación y   seguros. En ellos  están las 16 empresas, pero también le estamos dando  prioridad al desarrollo de la actividad financiera a través del banco para lograr equilibrar el Grupo en relación con el gran peso que tienen los servicios de salud.

Para muchas empresas del Valle y del país el 2015 fue un año de mucho apretón en el gasto, ¿en el caso de Coomeva qué balance hace del año? 

Para nosotros fue un año duro al principio, pero  al final muy positivo. Los resultados para el Grupo pueden estar por el orden de los  $145.000 millones sin tener en cuenta la EPS. Esa cifra corresponde a las  utilidades netas.

En el caso de la EPS, va a terminar con una pérdida de alrededor de  los $90.000 millones. Si bien no es una cifra despreciable tampoco representa un riesgo para la organización.

Es una  organización católica estadounidense, que maneja  activos por US$4.600 millones (alrededor de $15,2 billones).

También hace  presencia en México y Chile. Su llegada al país austral se dio en 2013 cuando le compró a la Pontificia Universidad Católica de Chile (PUC) el 40 % de la Red Salud UC a Christus Health por US$205 millones (unos $680.600 millones).

 La firma está catalogada como uno de los 10 operadores de salud más importantes de Estados Unidos. Es dueña de 350 instalaciones, que incluyen 175 clínicas.

Alfredo Arana Velasco

Es economista  de la Universidad del Valle y especialista en Finanzas de la Universidad EAFIT.

Tiene una Maestría  en Administración de Negocios de la Universidad ICESI

Se desempeñó  como administrador del Laboratorio Clínico y Patologías en el Hospital Universitario del Valle; ha ejercido cargos en la Cooperativa Médica del Valle y de Profesionales de Colombia Coomeva.

 Actualmente es el presidente del Grupo. 

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad