Naciones pequeñas moverán el PIB

Mayo 25, 2011 - 12:00 a.m. Por:
Elpais.com.co | EFE

La Ocde previó que este año el crecimiento sería de 4,2%. Países emergentes liderarán el desarrollo.

El crecimiento de la economía mundial en 2011 y 2012 estará liderado por los países emergentes (en desarrollo), según informes entregados por la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico, Ocde y la ONU.Para la Ocde dicho crecimiento será de 4,2% en 2011 y de 4,6% para el 2012; mientras que la ONU fue menos positiva y estableció un 3,3% para este año y un 3,6% para el próximo.De acuerdo con la Ocde, las expectativas de crecimiento económico para buena parte de sus países miembros mejoraron este año, a la vista de que la recuperación tiene cada vez una base más amplia y sostenida, con la única excepción de Japón, afectado por el tsunami de marzo pasado.“Lo cierto es que los mercados emergentes seguirán siendo los que tiren de la economía mundial”, explicó la entidad en su informe Perspectivas Económicas publicado ayer.Para la ONU el crecimiento de la economía estará liderado por las economías emergentes como las de Brasil o China, mientras que será desigual entre los países ricos por las debilidades de algunos de ellos.“La economía mundial sigue recuperándose de la crisis económica global que ha padecido, pero lo hace de forma desigual entre los países, mientras que en los desarrollados es firme, en muchos de los desarrollados es débil”, dijo Rob Voc, director de la Unidad de Políticas de Desarrollo y Análisis de la ONU.Hace seis meses los pronósticos de la institución sobre la evolución del producto interno bruto mundial fueron de 3,1 % para 2011 y de 3,5 % para 2012.PreocupacionesAunque los protagonistas serán los países en desarrollo, que hasta ahora han contribuido “de manera significativa a la expansión de la economía global tras la crisis”, también presentan algunas preocupaciones, según la ONU.Según el informe ‘Situación y perspectivas de la economía mundial en 2011’ de la organización, entre las inquietudes figuran los altos precios de las propiedades inmobiliarias en sus mercados nacionales, la inflación, la presión sobre los tipos de cambio, alimentados en parte por las grandes entradas de capital, o los altos precios del petróleo que afectan a todos por igual.Mientras tanto, la Ocde advirtió que en cualquier caso los riesgos “siguen siendo elevados”. Los principales riesgos son que continúe la escalada del precio del petróleo por la inestabilidad en algunos de los grandes países productores o que la recuperación de Japón en la fase de reconstrucción tras el sismo sea muy lenta o genere problemas de aprovisionamiento a otros países y en particular a China.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad