Economía mundial tendrá flojo crecimiento este año

Junio 14, 2015 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País
Economía mundial tendrá flojo crecimiento este año

Economía mundial.

La caída en los precios del petróleo y de otros productos básicos ayudó a la desaceleración de las economías, dice estudio.

Un informe del Banco Mundial sobre el comportamiento de la economía ratificó que los países emergentes y en desarrollo enfrentan muchos desafíos este año.

La situación se traduciría en un cuarto año consecutivo de magro crecimiento mundial, dice el estudio de ‘Perspectivas Económicas’ de la entidad que prevé que las economías en desarrollo crezcan 4,4 % este año, Latinoamérica apenas 0,4 %, destacándose Colombia con una proyección de 3,5% de aumento del Producto Interno Bruto.

“Las naciones en desarrollo fueron un motor del crecimiento luego de la crisis financiera, pero ahora enfrentan un entorno económico más difícil”, dijo  Jim Yong Kim, presidente del Grupo Banco Mundial.

“Haremos todo lo que esté a nuestro alcance para ayudar a mejorar la resiliencia de las economías de ingreso bajo y mediano. Creemos que los países que invierten en la educación y la salud de su población, mejoran el entorno para hacer negocios y crean empleos modernizando su infraestructura saldrán muy fortalecidos de esta crisis en los años venideros”, destacó.

Con el esperado despegue de las tasas de interés de EE.UU., se prevé que los costos de endeudamiento aumentarán para las economías emergentes y en desarrollo en los próximos meses. Se prevé que este proceso será relativamente fluido, puesto que la recuperación de la economía estadounidense continúa y las tasas de interés se mantienen bajas en otras economías importantes.

No obstante, señalan que hay riesgos enormes que podrían echar por tierra estas expectativas, sostiene el informe. 

“Las bases de la economía mundial están cambiando de manera lenta pero segura. Por el momento, China ha sorteado hábilmente los obstáculos y ha desacelerado su crecimiento a 7,1%; Brasil, cuyo escándalo de corrupción ocupa la primera plana noticiosa, ha sido menos afortunado y arroja crecimiento negativo, afirmó  Kaushik Basu, vicepresidente superior y economista en jefe del Banco Mundial.

La caída en los precios del petróleo y de otros productos básicos estratégicos ha intensificado la desaceleración de las economías en desarrollo, muchas de las cuales dependen de la exportación de estos bienes. Mientras que los importadores de productos primarios se benefician de la inflación más baja, las presiones por aumentar el gasto fiscal, además de los bajos costos de importación y precios del crudo, hasta la fecha han sido lentos en incentivar la actividad económica.

Esto se debe a que muchas naciones adolecen de una persistente falta de infraestructura para servicios de electricidad, transporte, riego y otros, incertidumbre política y graves inundaciones y sequías causadas por condiciones meteorológicas adversas.

Según el Banco Mundial, el menor crecimiento de Latinoamérica se presentará por los problemas económicos internos con los que está lidiando la región, incluidas sequías generalizadas, poca confianza de los inversionistas y bajos precios de los productos básicos.

“En Brasil, una caída en la confianza de los inversionistas y empresas debido a las investigaciones por Petrobras causaría una contracción de la economía de 1,3% este año. En México, la confianza sigue siendo precaria y la actividad se recupera, aunque a un ritmo menor del esperado debido a los bajos precios del petróleo”, dice el informe.

Pero  para el periodo 2016-17, se proyecta que el crecimiento de la región repunte a 2,4%, en promedio, en la medida en que América del Sur salga de la recesión y el sólido crecimiento de Estados Unidos potencie la actividad en América del Norte y Central y en el Caribe.

“A menos que los mercados emergentes hayan implementado medidas prudentes en sus políticas financieras que les permitan ser resilientes a nivel fiscal y ante los embates externos, es probable que enfrenten problemas graves a la hora de sortear las turbulencias y otras posibles consecuencias de la política restrictiva de la Reserva Federal”, afirmó Ayhan Kose, director de Perspectivas de Desarrollo del Banco Mundial.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad