Moodys cree que el terremoto no causará una crisis fiscal en Japón

Moodys cree que el terremoto no causará una crisis fiscal en Japón

Marzo 14, 2011 - 12:00 a.m. Por:
Elpais.com.co

La agencia Moodys dijo hoy de que los efectos del terremoto del viernes en Japón no causarán una crisis fiscal inminente en ese país, al tiempo que consideró que el mercado de deuda del Gobierno podrá financiar el déficit gubernamental.

La agencia Moodys dijo hoy de que los efectos del terremoto del viernes en Japón no causarán una crisis fiscal inminente en ese país, al tiempo que consideró que el mercado de deuda del Gobierno podrá financiar el déficit gubernamental.En un comunicado, la agencia señala, no obstante, que es posible llegar a un punto de inflexión en algún momento si el mercado pierde confianza en la solvencia de las finanzas japonesas y exige una prima de riesgo sobre los bonos del Gobierno."Vemos que la economía japonesa tiene la capacidad para absorber el impacto con el tiempo. En general, las economías grandes y ricas han demostrado la capacidad para absorber desastres naturales" , ha señalado el vicepresidente de Moodys, Thomas Byrne."La estabilidad de la economía en las próximas semanas será facilitada por el Banco de Japón, que ha prometido apoyar solicitudes excepcionales en el sector financiero" , agregó Byrne.Además, el gasto de la reconstrucción demostrará ser un estímulo fiscal justificable y muy efectivo, y compensará las pérdidas derivadas de la falta de producción y la demanda, indica la nota.No obstante, la agencia puntualiza que el coste fiscal que el terremoto costará a los gobiernos central y regional puede detener cualquier progreso en reducir el amplio déficit presupuestario derivado de la crisis financiera global y la recesión.Pese a todo, Moodys considera que Japón tiene importantes ahorros nacionales que le permitirán hacer frente al incremento de las necesidades de financiación del Gobierno.Es más, El País tiene a su disposición importantes activos internacionales, equivalentes al 59 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB) correspondiente al año 2009.Según Moodys, el yen se mantendrá estable, con lo que el impacto financiero del desastre natural será mínimo.En cuanto a los posibles efectos financieros que el desastre pueda tener en los Gobiernos regionales y locales, la agencia espera que estos efectos sean menores si los costes son compartidos con el Gobierno central en Tokio.Moodys dice que reconoce que el Gobierno se centrará en forma inmediata en las tareas de emergencia y en la reconstrucción, mientras que los partidos tanto en el poder como en la oposición están de acuerdo en la necesidad de dar una respuesta rápida y efectiva a la crisis.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad