Minhacienda insiste en que la reforma tributaria sí generará empleo

Minhacienda insiste en que la reforma tributaria sí generará empleo

Octubre 04, 2012 - 12:00 a.m. Por:
Minhacienda insiste en que la reforma tributaria sí generará empleo

Mauricio Cárdenas, ministro de Hacienda de Colombia.

Mauricio Cárdenas dice que alivio en parafiscales a las empresas tiene ese objetivo.

Frente a las críticas, confusión y escepticismo que generó el destape de la reforma tributaria, en especial en el capítulo de alivio de los impuestos a las nóminas a las empresas, el ministro de Hacienda, Mauricio Cárdenas, reiteró ayer que el proyecto sí generará empleo en los próximos dos años.El funcionario insistió en que al reducirse los tributos a las nóminas del 29,5% al 16%, y exonerar a las empresas de los impuestos parafiscales que hoy son el 8%, será posible vincular otro millón de colombianos al mercado laboral.Explicó, por ejemplo, que un empleador que contrate una persona con un salario inferior a $6 millones mensuales, ya no tendrá que hacer aportes al Icbf, Sena y a la salud, sino que pagará un nuevo tributo (Impuesto para la Equidad, del 8%), y con cargo a él se cubrirá el costo de esas entidades. Aclaró, sin embargo, que los aportes por parafiscales no desaparecerán, ya que los empresarios tendrán que asumirlos cuando enganchen empleados con sueldos mayores a diez salarios mínimos. En consecuencia, dichos aportes, de aprobarse la reforma, se repartirán así: 2,2% al Icbf; 1,4% al Sena, y el 4,4% a la salud y las cajas de compensación familiar, los cuales sumarán 8%. Hoy esas contribuciones son el 9%. De esta manera, la carga que actualmente pesa sobre las plantas de personal pasará a ser un gravamen a las utilidades, permitiéndoles a los sectores intensivos en trabajo crear más puestos formales al reducirse sus costos y tener más flujo de caja, enfatizó Cárdenas.¿Garantía a cajas y Sena?Según el Ministro, en la reforma tributaria no se tocarán las cajas de compensación, ya que estas seguirán recibiendo el 4% de los aportes parafiscales incluidos en los impuestos a las nóminas.Las cajas de compensación familiar, señaló, son empresas privadas que no pueden ser financiadas por el Estado. A pesar de ello, se conoció que dichas entidades están estudiando los alcances de la reforma a profundidad para evitar sorpresas hacia el futuro.Frente a la propuesta de reformar los parafiscales y los impuestos a las nóminas, el presidente de Fenalco, Guillermo Botero, dijo a El País que “lo que no está claro es de dónde el Gobierno va a sacar los dineros que se van a dejar de cobrar por la parafiscalidad”.Se calcula extraoficialmente que ese alivio (en parafiscales e impuestos a las nóminas) podría costar al fisco unos $11 billones anuales. Botero indicó que “en el caso del comercio, que es un gran generador de mano de obra, el proyecto es conveniente, contrario a otros sectores que no lo son. La medida está bien intencionada”.A ello, el director del Centro de Investigaciones en Economía y Finanzas de la Universidad Icesi, Julio César Alonso, anotó que “lo positivo es que los dineros seguirán llegando al Icbf y al Sena, pero la pregunta es cuándo se van a cobrar, pues antes era todos los meses, y en el futuro será cuando se liquiden las utilidades”.Frente a esta inquietud, el ministro Cárdenas indicó que la financiación de los programas del Sena, el Icbf y las cajas va a estar amarrada a las utilidades de empresas de sectores como el minero-energético, las cuales están teniendo crecimientos dinámicos. “Esto va a estimular el empleo formal”, puntualizó.A su turno, el presidente de la Sociedad de Agricultores de Colombia, Rafael Mejía, declaró que “el proyecto y la idea de aliviar los parafiscales es buena, pero esa disminución no propiamente generará empleo por sí sola”. En concepto del dirigente, “una empresa crea empleo cuando es rentable, quiere crecer y realiza inversiones. Pero si no es rentable eso no será posible”.Reconoció que ese alivio lo que mejora es el flujo de caja de las empresas. “En vez de pagar esos tributos mensualmente los paga contra el impuesto de renta, que grava sus utilidades”, dijo.A pesar de ello, varias organizaciones sindicales como la Central Unitaria de Trabajadores, CUT, consideraron que la reforma no es equitativa, ya que mejorará las ganancias empresariales, pero no así los ingresos de los trabajadores al elevar los gravámenes a los salarios. Ambiente en el CongresoEl proyecto, y en especial la nueva fórmula para el giro de recursos al Icbf, las cajas y el Sena, comenzó ayer a generar un mal ambiente en el Congreso.Por ejemplo, el jefe único del Partido Liberal, Simón Gaviria, anticipó que no apoyará esa iniciativa si se le rebajan los dineros a esas entidades.”No existe claridad sobre ese tema. El Ministro debe explicarlo más”.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad