“Mercados de África y México están en la mira de La Santé”: presidente Bevan

“Mercados de África y México están en la mira de La Santé”: presidente Bevan

Febrero 13, 2014 - 12:00 a.m. Por:
Henry Delgado Henao | Editor de Activos
“Mercados de África  y México están en la mira de La Santé”: presidente Bevan

Charles Bevan, presidente de La Santé.

Charles Bevan, presidente de la empresa caleña, habla de la compra de Pharmetique, una fábrica de producción farmacéutica de la alemana Boheringer.

El Grupo Farmacéutico La Santé, que forma parte de uno de los más exitosos emporios empresariales del Valle del Cauca y de América Latina (Carval), empezó el año 2014 con pie derecho. Compró uno de los laboratorios más grandes de Bogotá, Pharmetique, de la compañía alemana Boheringer.Si bien la dinámica en el mundo empresarial continúa el camino de las compras, alianzas y fusiones, esta no fue una negociación cualquiera, pues es la primera vez que una compañía colombiana del sector farmacéutico y, concretamente de Cali, adquiere una empresa filial de una multinacional. Al frente de esa operación estuvo Charles Bevan, también de origen caleño, presidente de La Santé, quien después de dos años de conversaciones con la firma alemana consiguió cerrar el negocio el año pasado. A partir de enero de esta vigencia pasó a manos colombianas. Ese laboratorio produce entre otros Isodine, Buscapina y Bisolvon. Ahora los seguirá elaborando La Santé.Pero más alla de esa negociación, el señor Bevan puso en marcha un plan para seguir expandiendo la empresa a escala internacional. Las apuestas están ahora en dos mercados muy importantes. El mexicano y la zona norte de África. En Marruecos ya hay un colombiano dirigiendo los destinos de las exportaciones que hará La Santé.Hoy, la empresa caleña es la tercera en ventas en el país. Se estima que este año alcance una facturación del orden de los US$400 millones, contando los resultados en los mercados donde hoy hace presencia, que son doce.En diálogo con El País, Charles Bevan, un ejecutivo que ha pasado por la presidencia de grandes companías como Química Borden (que hacía el pegante EGA y pinturas Algreco, entre otros), Pavco y Colombina, expresó que en el campo profesional se siente satisfecho con las tareas realizadas, pero en el área personal le falta una: quiere ser el mejor abuelo.¿Cuándo empezaron operaciones con el nuevo laboratorio?El 1 de enero de este año lo hicimos. Es un laboratorio ubicado en Bogotá y cuenta con una infraestructura muy importante. Ocupa toda una manzana. Las conversaciones para este negocio duraron cerca de dos años.¿De cuánto fue la inversión?Fue una negociación en varios frentes, pero la verdad es que quedaron bajo un contrato de confidencialidad.¿Pero entonces qué le significa esa compra a La Santé?La compra de Pharmetique, de la compañía alemana Boheringer, significa para nosotros un incremento cercano al 27 % en el valor patrimonial de nuestra empresa. ¿En relación con el tamaño del laboratorio, medido por ventas, también pisa fuerte?Pues le puedo contar que en el 2013, como Grupo completo, incluyendo Venezuela y las operaciones comerciales que tenemos en doce países, vendimos US$360 millones, para este año debemos pasar de los US$400 millones con la nueva adquisición.En Colombia somos el Grupo número tres detrás de Tecnoquímicas y la firma Genfar.¿Cuál es la apuesta de la organización con esa adquisición?Esta basada en una visión de futuro que emprendimos hace unos ocho años. La visión de futuro nos permitía anticiparnos y eso fue lo que hicimos con el plan de internacionalización que partía del hecho que ya teníamos una operación importante en Venezuela. Entonces comenzamos a expandirnos a Centroamérica y logramos llegar a todos los países de esa región.Ahora solo nos faltan algunas naciones de América Latina. En chile tenemos una relación comercial. En este momento nos preparamos para entrar a México, pero el gran salto que estamos dando ahora es hacia el África, al norte de esa región.Ya nombramos un gerente colombiano en el África. Inicialmente vamos a exportar desde Colombia. En el proceso de todo este plan de crecimiento hemos creado una plataforma tecnológica muy importante. Le puedo decir que somos el único laboratorio farmacéutico colombiano que ha logrado una patente de un producto innovador desarrollado todo en nuestro país.Se trata de un producto para el tratamiento dermatológico que tiene tres componentes. Actúa para infecciones e inflamaciones, entre otros beneficios.¿Es posible que este año atiendan el mercado brasileño y los otros países que les falta?No, por ahora Brasil no nos interesa. Pero la verdad es que este año no alcanzamos a llegar a México ni al África. En el 2015 sí. Para vender un medicamento hay que pasar por un proceso de abrobaciones legales que toman tiempo y requieren de estándares muy altos.Obviamente nosotros los tenemos, pero no es un proceso rápido. Lo cierto es que con la más reciente compra daremos un salto muy grande en materia de tecnología.¿Sobre la fábrica alemana, ustedes compraron toda la empresa o una parte?Compramos la empresa con todo. Esa compañía genera alrededor de 200 empleados. Nosotros vamos a seguir fabricándole al laboratorio alemán sus productos y mantendremos el mismo nombre.Le quiero contar que nosotros también le producimos a otros laboratorios, como Pfizer y Glaxo, entre otros. Como le decía hace un momento, la compra de esa planta nos da una plataforma tecnológica muy importante para llegar con éxito a México y África. Incluso, estamos explorando otros mercados como el de la antigua Unión Soviética. Pero por ahora está en etapa de estudio.¿Cuántos empleos genera La Santé?Tenemos 1500 en Colombia y en los demás países donde hacemos presencia.¿A usted como ejecutivo qué le falta por hacer si ha ocupado la presidencia de varias organizaciones?Me hice esa pregunta hace unos años y la respuesta fue la de no quedarnos quietos, esperando acuerdos comerciales, como los TLC.Decidimos salir y conquistar el mundo. En un principio el objetivo era llegar a los pasies de América Latina y terminar en México como lo estamos logrando. Pero para cumplir con la visión de futuro, nos faltaba otro contienente y por eso nos vamos al África del norte, en Marruecos, y de marruecos nos iremos a conquistar todo el norte.Eso en lo profesional y laboral, pero en la parte personal, familiar ¿siente que le hace falta hacer algo? Con ayuda de Dios fui presidente en todas las empresas en las que he trabajado, aunque debo decir que empecé haciendo turnos en Borden y trabaje fines de semana. Desde el punto de vista profesional me siento realizado. En la parte personal ahora quiero ser el mejor abuelo.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad