Medidas económicas de Maduro alertan por 'megadevaluación' en Venezuela

Enero 08, 2014 - 12:00 a.m. Por:
Colprensa | La República
Medidas económicas de Maduro alertan por 'megadevaluación' en Venezuela

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro.

Venezuela afronta problemas como el desabastecimiento, la escasez de divisas, el acaparamiento de electrodomésticos y la alta inflación.

Los gastos del gobierno venezolano superan 15% el Producto Interno Bruto (PIB), un hecho que ha generado un severo desajuste en las finanzas del país y acarrearía que la nación bolivariana devalué por sexta vez su moneda en menos de 10 años. Los problemas que afronta Venezuela, entre los que sobresalen el desabastecimiento, la escasez de divisas, el acaparamiento de electrodomésticos y la alta inflación, han generado que el presidente Nicolás Maduro, tome medidas, para intentar encaminar el rumbo de la economía de su país. Presionado por lo anterior todo parece indicar que Maduro devaluaría la moneda para obtener más bolívares por cada dólar y así poder disminuir la brecha de gastos, que de continuar por el mismo rumbo sería imposible de sostener. “El gobierno tiene un severo problema de caja y la medida más fácil para solucionarlo es devaluando la moneda”, explicó Asdrúbal Oliveros, director de la firma venezolana Ecoanalítica. Agregó que hasta el momento existen dos escenarios posibles para la devaluación, aunque todavía no existe nada seguro. El presidente ha mencionado a diferentes medios locales que ejecutará las medidas que sean necesarias para lograr ajustar su economía. “Si tenemos que pedir la comprensión de nuestra patria para determinados temas y problemas la pediremos por la calle del medio”, sostuvo. Posibles devaluacionesSegún Ecoanalítica, la primera opción es pasar del cambio de 6,30 bolívares hasta un monto que ronda 11 bolívares por dólar y elevar la tasa del Sicad a una cifra cercana a los 16 bolívares. La segunda contempla mantener el tipo de cambio oficial de 6,30 bolívares para una lista de bienes básicos y las importaciones que realiza el sector público, mientras las divisas en el Sicad se obtendrán a un tipo de cambio cercano a 16 bolívares por dólar. Para Oliveros, independientemente del escenario que elija el Gobierno, “los problemas de fondo no se van a poder resolver y lo más probable es que 2014 sea un año peor a 2013”. Ecoanalítica proyecta que en el escenario donde el tipo de cambio de 6,30 bolívares desaparece el Gobierno obtendría un ingreso equivalente a 7% del PIB a través de la devaluación. Mientras que en el que preserva el cambio actual el beneficio se reduce a solo 1,7% del PIB. Un factor importante a tener en cuenta es que bajo las dos posibilidades que se plantean, la inflación seguirá aumentado de una manera desproporcional porque al encarecerse el dólar también aumenta el precio de productos importados que resultan esenciales para mantener la oferta y evitar la escasez. Expertos consideran que si se llega a presentar la devaluación, la inflación podría ser superior al actual 56,2% y llegaría hasta 75%, generando mayores inconvenientes en la frontera con Colombia. “Una devaluación abarataría los precios mucho más. El gran problema para las ciudades colombianas fronterizas, es que los artículos venezolanos terminan llegando a ellas y por eso el comercio sufre”, aseguró Magdalena Pardo, presidenta de la Cámara Colombo Venezolana (CCV). Agregó que los problemas de contrabando seguirán existiendo y podrían acrecentarse teniendo en cuenta la coyuntura actual. No es la primera vez que se devalúa el bolívar para resolver problemas económicos y tener mayor competitividad. En 2003 se creó la Comisión de Administración de Divisas (Cadivi), durante el Gobierno del expresidente Hugo Chávez. La medida según el exmandatario, serviría para controlar el cambio de divisas. Sin embargo ese año la moneda se devaluó hasta el punto en que por US$1 se debía pagar 1.924 bolívares. En 2004 y 2005 Chávez volvió a devaluar la moneda, pero fue en 2010 cuando se pudo apreciar el cambio más drástico, pues la cifra llego 4,30 bolívares por dólar. Además el Gobierno hizo una reconversión monetaria y le resto tres ceros al bolívar. En 2013 la moneda ha continuado marcando la misma tendencia y actualmente se cotiza en 6,3 bolívares por dólar. Para Ronald Rodríguez, investigador del Observatorio de Venezuela, de la Universidad del Rosario, el mayor problema que enfrenta la devaluación, es que la capacidad de adquisición real que tienen los venezolanos del producto y de la canasta básica, contando incluso los productos subsidiados, sigue siendo limitada. “Hoy los venezolanos con el salario mínimo no alcanzan a completar la canasta básica. El reciente aumento del 10% disminuye esto, pero realmente no soluciona el problema de fondo”, agregó. El incremento del salario mínimo no será suficienteSegún el diario venezolano El Mundo, el aumento de 10% del salario mínimo anunciado por el presidente no sería suficiente si la moneda se devalúa y puso en alerta a expertos en materia laboral, pues deja en evidencia que la decisión se tomará en el corto plazo. “El Gobierno está creando el piso para tomar decisiones amargas. Para medir el impacto real hay que darse cuenta que este 10% equivale a 297 bolívares mensuales, y con eso no se compra nada, dijo León Arismendi, abogado. “Para compensar la perdida de competitividad Venezuela devaluaría su moneda, lo que quiere decir que sus productos se volverían más baratos”, explicó Wilson Tovar, analista de Acciones y Valores.

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad