Manejar una economía que domina al planeta, la dura misión de Trump

Manejar una economía que domina al planeta, la dura misión de Trump

Noviembre 09, 2016 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País

Estados Unidos es el mayor consumidor del mundo. Sus cifras son astronómicas en comercio y producción. Un gigante.

[[nid:592305;http://contenidos.elpais.com.co/elpais/sites/default/files/imagecache/563x/2016/11/economia_eeuu.jpg;full;{}]]

En Estados Unidos todo es astronómico. Es la economía que mueve al mundo de hoy. Es la nación más rica, poderosa e influyente, a pesar de la crisis que sufrió en la década pasada. 

De allí que Donald Trump, el próximo líder de la Casa Blanca, tendrá la dura misión de manejar una economía, que aunque no crece mucho (2,4 % en el tercer trimestre del 2016), vale unos 18 billones de dólares y recibe al año inversiones extranjeras por US$ 200 mil millones, más que cualquiera otra nación.

Y pese al fuerte crecimiento de China e India y otros países el Producto Interno Bruto, PIB, de Estados Unidos sigue representando el 25 % de toda la economía de la Tierra. Eso significa que por cada dólar que se negocia, US$ 0,25 le corresponden a ese país.

Ni decir de todo lo que consume y exporta. “Estados Unidos es como una aspiradora, ya que compra todo lo que le ofrece el mundo”, comenta José Roberto Concha, director del consultorio de Comercio Exterior de la Universidad Icesi de Cali.

Una moneda reina

El dólar representa el 60 % de las reservas mundiales, ya que el sistema de pagos se basa en esa moneda. El euro representa el 24 %. ”Es la divisa  que domina el mundo cambiario y es el refugio de todos los inversionistas en caso de crisis globales”, apunta el economista Julio César Alonso. EE. UU. es sólida y bajo riesgo.

En efecto, los estadounidenses importan bienes y servicios por 2,2 billones de dólares al año. Todo eso para abastecer a 321 millones de consumidores de todas las condiciones sociales y económicas.

Y eso es posible porque su PIB pe cápita (por persona) es de US$ 54.960, unos $ 160 millones mal contados.

Lea también: Disminuir tensiones, el primer reto del nuevo Presidente de Estados Unidos

Por su parte, sus exportaciones (en especial tecnología, químicos, insumos, alimentos, etc), suman en promedio 1,6 billones de dólares. 

Por ello, su déficit comercial en el 2015 fue de US$ 600 mil millones, es decir, 16 veces más de todo lo que exporta  Colombia en un año. Ese déficit es la diferencia entre lo exportado y lo que se importa.

“Son cifras realmente monstruosas, las cuales demuestran el poderío comercial y financiero de ese país”, recalca Concha.

De hecho, hoy esa nación tiene suscritos unos 60 Tratados de Libre Comercio, TLC, 10 de ellos en Latinoamérica, incluyendo a Colombia.

Ni decir, de la importancia que ha  ganado Estados Unidos como productor de petróleo.  A la fecha, extrae 8,5 millones de barriles diarios de crudo de sus pozos —en su mayor parte a través de la tecnología del fracking— que ha puesto de cabeza al mercado  mundial por sus bajos precios. De allí que EE. UU. redujera sus compras a las naciones árabes al ser autosuficiente.

Hoy, es el tercer país que más produce oro negro, solo por detrás de Rusia y Arabia Saudita.

Hoy, la tasa desempleo en EE. UU. es de 4,9% tras venir de un 10%. El costo del dinero (tasas de interés a los créditos) está entre 0% y 0,25% al año.

En otro punto Estados Unidos es igualmente poderoso: sus empresas multinacionales. Es el país con las mayores marcas de tecnología de todo el mundo: Apple, Twitter, Facebook, IBM, Google, Microsoft, Ford, General Motors, General Electric, entre otras.

“Es la nación con el mayor poder innovador y científico del mundo, pues casi todas las invenciones vienen de allá o van hacia allá”, comenta el economista Julio César Alonso.

De hecho, Estados Unidos tiene la agencia espacial más prestigiosa: la Nasa, que puso a un hombre en la Luna en 1969 y ahora prepara una misión a Marte que estaría partiendo hacia el planeta rojo en la próxima década.

Está considerado como el país con más facilidades para hacer negocios y crear empresas. Se ubica en el cuarto lugar en el Índice de Competitividad Global.

El gran desafío para el próximo gobernante es sostener el crecimiento mediante nuevas leyes de estímulo económico. De hecho, durante el gobierno de Barack Obama se gastaron US$ 787 mil millones para mantener a flote la primera potencia  mundial.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad