Los peros de la propuesta de dos salarios mínimos en Colombia

Los peros de la propuesta de dos salarios mínimos en Colombia

Octubre 23, 2013 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País
Los peros de la propuesta de dos salarios mínimos en Colombia

La propuesta no fue bien recibida por el gremio de la gestión humana, Acrip, al considerar que fijar dos tipos de ajustes del salario mínimo promueve una discriminación que no es buena para el mercado del trabajo en el país.

Sindicatos dicen que la propuesta de Asofondos “es absurda”. La Acrip señala que genera discriminación laboral.

La propuesta de Asofondos de fijar dos tipos de reajuste del salario mínimo en Colombia a partir del 2014, recibió el martes nuevas voces en contra y a favor por parte de sindicatos, gremios, analistas y empresarios.Según el presidente de la Confederación General de Trabajadores, CGT, Julio Roberto Gómez, “la propuesta es absurda” y regresiva, ya que la misma implicaría retornar al viejo modelo que discriminaba el salario mínimo entre trabajadores rurales y urbanos.El presidente de Asofondos, Santiago Montenegro, propuso que el salario mínimo se pague a quienes ingresen por primera vez al mercado laboral, pero con un incremento basado solo en la inflación, mientras para los antiguos se aplicaría la inflación causada, más un porcentaje por productividad.Gómez indicó, que por el contrario, en la próxima negociación del salario mínimo —que empieza el 2 de diciembre— el Gobierno deberá tener en cuenta no solo la inflación causada y la esperada, sino la productividad más varios puntos en vista de que el empresariado se favoreció este año con un alivio en los parafiscales.Por su parte, Jorge Humberto Peña, coordinador del Servicio Público del Sena, seccional Valle, consideró que “el espíritu de la propuesta puede ser loable para formalizar a más colombianos, pero la estructura del mercado laboral y el aparato productivo es muy compleja en el país”. Reveló, por ejemplo, que de una base de 485 ocupaciones y oficios que maneja dicha institución bajo la estructura de la oferta, escasamente 80 tienen demanda en el mercado.Asofondos considera que con esa flexibilización en el ajuste salarial se podrían formalizar 2,5 millones de trabajadores de entre tres y cinco años.La idea tampoco caló entre el gremio de la gestión humana, Acrip, cuyo presidente seccional es Juan Carlos Ramírez, reiteró que “fijar dos tipos de ajustes del salario mínimo promueve una discriminación que no es buena para el mercado del trabajo en el país”.El País consultó a la Asociación de Industriales, pero expresó que no fijará una posición al respecto, ya que “el gremio forma parte de la Comisión de Concertación Laboral, que se encarga de negociar el salario mínimo”.A propósito de la próxima negociación, la CGT planteó una propuesta unificada entre todas las centrales obreras a fin de que la discusión sea productiva. Como se recordará, el año pasado no hubo acuerdo entre patronos y trabajadores, lo que obligó al Gobierno a expedir por decreto el salario mínimo de $589.500 para el 2013, y que tuvo un ajuste del 4,02 %. Los sindicatos aspiran a que haya un incremento de por lo menos seis puntos por encima de la inflación.Punto de vista de un empresario caleño El gerente general de la empresa Harinera del Valle, Alfonso Ocampo Gavirio indicó sobre la propuesta que: “La propuesta de los dos reajustes del salario mínimo legal la considero buena, en la medida en que se está pensando en la formalización de aquellos colombianos que no tienen o no han tenido la oportunidad de ingresar al mercado laboral de carácter formal. De igual manera, es una alternativa muy importante para aquellos que hoy devengan menos de un salario mínimo. En otras palabras, quienes se beneficiarían serían los nuevos trabajadores. Sin embargo, vale la pena recordar que en casi todas las empresas colombianas se estimula la experiencia de los trabajadores y en ese orden una parte de la propuesta de Asofondos es que aquellos trabajadores que estén ya vinculados al mercado laboral formal no pierdan los componentes de productividad a la hora de ajustar el salario para el siguiente año. Destaco el esfuerzo que se quiere generar para abrirle paso a la formalización laboral”.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad