Los pasabocas y snacks, un negocio creciente en Colombia

default: Los pasabocas y snacks, un negocio creciente en Colombia

El mercado se acerca a los $2 billones al año en el país. El Valle, un gran jugador.

Los pasabocas y snacks, un negocio creciente en Colombia

Agosto 31, 2014 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País
Los pasabocas y snacks, un negocio creciente en Colombia

708 mil millones de pesos fue el crecimiento que tuvo el mercado de snacks en el país, entre los años 2008 y 2013.

El mercado se acerca a los $2 billones al año en el país. El Valle, un gran jugador.

Imagínese cuántas papitas  fritas, patacones o maní tienen que vender diariamente las compañías que elaboran estos productos en Colombia para sumar ingresos por  $1,9 billones al año.Eso es más de lo que se ha invertido en la doble calzada Buga a Buenaventura, con esos recursos se podrían construir 31.000 viviendas de interés social.Esa cifra fue el tamaño del mercado de snacks el año pasado en el país (incluye papitas, chips de tortilla, palomitas de maíz, rosquillas, nueces y otros productos dulces y salados), según cifras de Euromonitor Internacional, una firma especializada en estudios de mercadeo.El comercio de estos productos, que algunos podrían calificar como el mecato que consumimos entre comidas, o que incluímos en la lonchera de los niños, pasó de $1,2 billones en 2008 a los $1,9 billones del 2013.Este mercado está dominado por productos como la papita frita, patacones y chicharrones, sin embargo, cada vez cobra más fuerza lo que se denomina frutos secos (maní, nueces, ciruelas, pasas, entre otros), que tienen como características ser muy energéticos, ricos en grasas y proteínas.Informes de Euromonitor indican que los consumidores colombianos están más interesados en los productos que se consideran sanos y por ello las empresas han respondido a esa demanda mediante la ampliación de su oferta con frutos secos, frutas deshidratadas, semillas, así como productos bajos en sodio. Pero aseguran que la línea de papas fritas tampoco pierde dinámica, en especial por las innovaciones de los empresarios que han colocado en el mercado nuevos sabores para mantener interesados a los consumidores.El Valle, un gran jugadorEl líder del mercado de snacks es la compañía Pepsico con su filial Frito Lay, pero le sigue la empresa Yupi ,que tiene sede en Cali y que cuenta con el 15 % de participación. El tercer jugador es una firma de Bogotá que hace la marca Super Ricas. Pero en la región hay un grupo de empresas que dan la pelea. Productos Calima, Rosquillas Caleñas, Manitoba, Del Alba, entre muchas otras que buscan un lugar entre los consumidores nacionales y extranjeros, pues la mayoría de estas firmas atienden mercados vecinos. Gustavo Llanos, gerente administrativo de Manitoba, ratifica que la categoría de frutos secos y maní se ha dinamizado mucho en los últimos años, a tal punto que la empresa ha venido creciendo a un ritmo de dos dígitos al año, y se espera que ese ritmo siga en el mediano plazo. “Nosotros estamos en una posición importante en un mercado muy competido. En cada región hay empresas pequeñas que buscan una parte de negocio, por eso nos hemos enfocado en desarrollar productos saludables y agradables al paladar”, dijo.Esta compañía tiene productos light, salados, dulces, mezclas, esparcibles, premium y hasta con vitaminas. Otro de los jugadores en este mercado es Del Alba que tiene un amplio portafolio a partir de las nueces de macadamia. Jaime Dorronsoro, gerente de esta firma, confirma que este negocio tiene un gran potencial por la creciente preocupación de los consumidores por alimentos saludables, pero dice que eso también ha generado que las grandes marcas miren hacia esta categoría y aumenten su competencia. “Estamos ante un consumidor que lee las etiquetas y que quiere productos ricos y que no le hagan daño y eso le estamos brindado”, afirmó Dorronsoro.Solo en maní y nueces se venden al año alrededor de $70.000 millones en las grandes superficies. Yupi por su parte facturó el año pasado $175.000 millones y según el gerente Julio Caballero Durán, la expectativa es duplicar ese dinero en tres años. Esta firma tiene 7 marcas y 140 referencias de producto. El potencial de este mercado es tan grande que la Cámara de Comercio de Cali fijó el clúster de macrosnacks -incluyendo confitería- como una de las apuestas regionales. Y quienes lo hacen más grande son los consumidores para quienes la papa rizada, de todito, papas con sabor a pollo, de limón, tozineta, maní o las rosquillas son un placer de cada día. Es así como, en el país el consumo per cápita de snacks es de 2,0 kg al año.¿Y los dulces?Otro mercado tan importante como el de los snacks es el de confitería, donde el Valle también tiene gran protagonismo.Por ejemplo, Colombina vendió solo en confites el año pasado -en el mercado nacional- $294.300 millones, según el informe presentado a la Superfinanciera. En galletas comercializó otros $175.600 millones en todo el país y $88.400 millones en helados, línea que creció 15 % frente al 2012. Esto sin hablar de otro gran competidor en la región como es Aldor, que está enfocado en confitería.Según cifras de Nutresa, las ventas de galletas aumentaron 9,3 % en el primer semestre de este año y 11 % las de los helados. En esta categoría, solo en heladerías, se vendieron el año pasado más de $300.000 millones, según datos de Euromonitor, es decir, que los colombianos consumieron 150 millones de helados de $2000. De acuerdo con cifras Nielsen, las ventas de confitería en el país crecen este año a un ritmo del 2,9 % en volumen y 2,5 % en precio.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad