Los más y los menos del receso escolar

Octubre 10, 2010 - 12:00 a.m. Por:
Alda Mera | Reportera de El País

El sector turístico opina que la norma ha sido eficaz, pero los empresarios la ven como inoportuna.

Mientras los empresarios del sector turístico califican con muy buena nota el receso escolar que comienza mañana y se extenderá hasta el 18 de octubre, algunos industriales lo reprobaron.Aún así, la norma, que propone estimular el turismo en Colombia en la recta final del año, ha comenzado a dar buenos frutos. Se trata del Decreto 1373 del 27 de septiembre del 2007. Para María Cristina Velasco de Bedoya, gerente comercial de la agencia de viajes Panturismo, la ley sí ha sido efectiva. “Desde julio se empezó a vender la temporada y en agosto las ventas fueron muy buenas. Hay muchas salidas de familias hacia San Andrés y Cartagena, destinos más apetecidos por los colombianos”.Para ella, las ventas de pasajes aéreos y reservas hoteleras se incrementaron en un 30%, además de destacar la movilización por vía terrestre. “Por ejemplo, esta semana la ocupación hotelera en Bogotá es total, y en Cartagena ya no hay dónde reservar”, explicó.También Jean-Claude Bessudo, presidente de la agencia de viajes Aviatur, afirmó que las ventas por estos días se incrementaron un 25% sobre el promedio del turismo tradicional. “Me parece excelente esta medida –dice el empresario francés–, ojalá hubiera otras semanas como éstas en el año para que la gente pudiera escoger: los de colegios con calendario A, en octubre; los de colegios con calendario B, en febrero”.Otra apreciación tiene el presidente de Acopi, Rodrigo Salazar Giraldo, que ve en la Ley de Receso Escolar un obstáculo para acelerar la economía y mejorar la productividad en la recta final hacia diciembre, el mes de mayores ventas.“La intención es buena, pero los resultados demuestran lo contrario porque para la competitividad y la productividad de cualquier empresa es muy grave que un padre de familia se vea constreñido a irse de vacaciones cuando hay mayor demanda y la empresa está en mayor producción”, reclama.Sobre todo, si el segundo semestre y especialmente el trimestre octubre - diciembre, es el que repunta en ventas dada la proximidad de la temporada navideña.Otro empresario que pidió omitir su identidad, criticó que “el aparato productivo cómo va a dar vacaciones en octubre. Con este nivel de pobreza del país, qué turismo se va a incentivar. Eso está bien para los países desarrollados, pero no aquí cuando se acerca diciembre, un mes en el que tampoco se trabaja mucho”.En opinión de Salazar, la medida afecta también el bolsillo del trabajador que se ve obligado a tomar sus ahorros y gastar lo que no podía gastar y que seguramente le va a hacer falta para sus compromisos de Navidad.Pero María Cristina Velasco de Bedoya señala que “las aerolíneas hicieron buenas promociones y hubo muchas salidas de familias a San Andrés, Cartagena y Miami”. Y resalta que por vía terrestre, aumentaron las reservas para el Eje Cafetero, Parques Tayrona, Gorgona, Leticia y otros destinos de ecoturismo.El receso permite repartir las vacaciones, dice Bessudo. “No tienen que ser en diciembre o en Semana Santa, sino que se aprovechan estos días para salir con los hijos y eso ha permitido fomentar el turismo hacia los cuatro puntos cardinales del país”.Y argumenta que muchas personas prefieren pasar las fiestas decembrinas en familia en su ciudad. “Y optan por viajar esta temporada, en la que hay menos congestión y más promociones”.Llueven las críticasDe otro sentir es Mariano Ortega, gerente de Colaéreo Lufthansa City Center, agencia de viajes. “En la semana de receso no hay un cambio sustancial para el sector del turismo, porque los padres de familia no tienen vacaciones, pero sí tienen un problema más en la casa como son sus hijos sin ir al colegio”. Y analiza que ni siquiera los puentes festivos del segundo semestre tienen la misma demanda de los puentes del primer semestre. “Éstos son menos apetecidos y no tienen la demanda que uno esperaría”.Ortega piensa que la medida aplicaría para universitarios, pero que en Colombia no tiene el efecto práctico que se buscó. “Tal vez funciona en Europa, donde la oferta turística es más amplia y menos costosa con planes sencillos, incluso sin salir de su ciudad”.Rodrigo Salazar admite que esta ley no aplica en la economía nuestra que está tratando de ser competitiva, ya que Colombia está en los últimos lugares a nivel mundial. “Si estuviéramos en Europa, sí, cuyo ingreso per cápita es de US$30.000 al año, pero aquí que es de US$5.000 y eso que es discutible, la medida no funciona”. A propósito, esa semana ya está institucionalizada en Francia, por lo cual se le atribuye a Bessudo haber sido el mayor promotor de la iniciativa: “Prometo no haber intervenido, pero si me hubiera tocado lo hubiera hecho. Los promotores de las agencias de viajes nos pronunciamos varias veces a favor de la medida, eso fue todo”, declaró a El País.En la otra orilla, un empresario, que pidió reserva de su identidad, sentenció: “En esta época lo único que hay que hacer es trabajar duro para que el país salga adelante y después sí tener no sólo el tiempo sino dinero para que la gente salga y se divierta”.Algo similar piensa el Director de Acopi, Valle del Cauca, quien añade que e decreto empobrece al trabajador y afecta a las empresas. “El último trimestre del año es el que siempre salva la producción. Creo que el remedio ha resultado peor que la enfermedad”, dijo. Aún así los hoteleros piensan todo lo contrario.El Valle, en ascenso La presidenta de Cotelco Valle, Nubia Gaona, argumenta que todo tiene un proceso y aunque la ley lleva sólo tres años, “el turismo ha tenido un crecimiento paulatino para esta semana”.“No puedo decir que es una maravilla, porque el proceso para los hoteles es paulatino, pero los adultos en sus empresas ya tienen esta fecha declarada y empiezan a pedir sus vacaciones por esta época”, explica.Sin embargo, agrega que “en el Valle del Cauca estamos en un crecimiento interesante; tenemos la experiencia de la gente que quiere venir a visitar la ruta Destino Paraíso porque ya es un producto y eso es importante, pero también les ofrecemos otros productos como Cali Salsa, Cali de Compras”.Nubia Gaona aclara que en el Valle, que se rige más con calendario B escolar, no es el más beneficiado económicamente, porque venimos de unas vacaciones de junio a agosto y luego un receso escolar nos afecta económicamente. “Pero los del calendario B, que sólo tuvieron un mes de descanso en julio, se va programando. Ya encuentro mucha gente de Bogotá preguntando qué atractivos tiene Cali y el Valle para venir en esta época”. Además, explica, que con la fecha ya institucionalizada los colombianos aprendemos que podemos repartirnos el descanso, que no sean las vacaciones largas sino un receso corto y así dinamizar el sector del turismo”.Hoteles, con lleno totalTal como lo afirmaron las agencias de viajes, los hoteles en destinos tradicionales como Cartagena y San Andrés, tienen copada totalmente su capacidad para esta semana de receso escolar.María Clara Gutiérrez, directora en Cali de la oficina del Hotel Caribe en Cartagena, reportó lleno total en la semana del 10 al 18 de octubre, sobre todo con demanda corporativa.“Se nos han incrementado las reservas para eventos como congresos médicos y de la salud, de publicidad y mercadeo, financieros e industriales, pero hemos notado que muchos participantes en esos eventos, aprovechan para quedarse esta semana por su cuenta con su familia. Eso significa que han corrido sus vacaciones o parte de ellas para aprovechar el receso escolar. Nosotros tenemos ocupación total y así están todos los hoteles en Cartagena, sobre todo este segundo semestre que es fuerte en eventos, que es lo que más moviliza hacia este destino”.Otras firmas hoteleras manifestaron que se han llenado de excursiones de colegios, pero coinciden en que no es que haya aumentado la demanda sino que se ha desplazado hacia esa semana. “Las excursiones siempre se han realizado, lo que pasa es que ahora se concentran en esta fecha las de varios colegios, sobre todo de Bogotá, Neiva y otras ciudades del interior, pero la demanda es la misma que había antes”, dijo la gerente de ventas de un hotel en San Andrés, afiliado a la Asociación Nacional de Hoteleros.

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad