“Los empresarios colombianos no deben tenerle miedo a Europa”

Julio 01, 2012 - 12:00 a.m. Por:
Alfredo García I Elpais.com.co
“Los empresarios colombianos no deben tenerle miedo a Europa”

María Antonia Van Gool, embajadora de la Unión Europea.

La embajadora de la UE, María Antonia Van Gool, dice que ese bloque de países saldrá pronto de su crisis. El TLC es una oportunidad para los negocios y la tecnología, afirma.

La crisis social y económica que vive hoy la Unión Europea ha generado muchos temores entre el Gobierno y los empresarios colombianos. Y no es para menos. El Tratado de Libre Comercio, TLC, con ese bloque de 27 países se firmó, pero hay muchas dudas sobre si las apuestas de negocios serán las que se han previsto, debido a la turbulencia del mercado europeo.La embajadora de la Unión Europea en Colombia, María Antonia Van Gool, asegura que la crisis pasará pronto, y que lo viene son grandes oportunidades para las empresas.¿No es aventurado que en una crisis, como la actual, Europa ofrezca y firme Tratados de Libre Comercio como sucedió con Colombia?Voy a ser franca. Evidentemente hay crisis en Europa y estamos tratando de buscar las soluciones del caso, y tengo fe en que las vamos a encontrar. Hay muchas opciones en la mesa y tengo mucha fe de que si no es hoy, a muy corto plazo vamos a salir de esta difícil coyuntura. En general algunos países ya están saliendo de la recesión y esto tarde o temprano tendrá una solución.¿Pero el comercio con otros países no es ahora más complicado, ya que a decir de los expertos el momento no es el apropiado?No hay mal que por bien no venga. Nosotros necesitamos desafíos y contactos comerciales con otros países, lo mismo que de la creatividad para negociar. Colombia ofrece muchas ventajas en cuanto a la posibilidad de procesar materias primas con un valor agregado o para productos terminados. De hecho, ya han venido a Colombia varias misiones, entre ellas delegaciones checa, portuguesa y rumana con ese objetivo. Existe mucho interés de la Unión Europea por buscar alternativas de desarrollo empresarial con otras naciones. Y Colombia en este caso definitivamente es uno de ellos, no sólo por su estabilidad económica, sino por sus recursos ambientales y su buena reputación en el pago de su deuda. Por esos motivos es un país muy atractivo. Puede que haya crisis, pero esto es un incentivo para buscar alternativas de cooperación comercial.¿Le cree a la tesis de que en las crisis se deben aprovechar las oportunidades, a pesar del duro panorama que enfrenta la Europa de hoy?Las oportunidades están aquí. La futura inversión europea va a ser especialmente en la industria extractiva (minería y petróleo), lo mismo que en el sector agroalimenticio y en la industria del automóvil. También existe interés por impulsar proyectos en la industria naval. Asimismo, hay un compromiso de la Unión Europea para contribuir con la transferencia de nuevas tecnologías hacia las empresas colombianas y no sólo para invertir. Esta es la intención que tiene la industria europea con este país.¿Qué tantas ventajas reales ofrece la Eurozona para hacer negocios?Los empresarios colombianos deben aprovechar su contacto con Europa para modernizarse y ser más competitivos. Eso es lo importante. Por ejemplo, se señala que el sector lácteo va a tener muchas dificultades por la competencia con determinados productos que se van a beneficiar con aranceles bajos a mediano plazo. Para evitar esa situación, se ha dispuesto un apoyo a Colombia por 30 millones de euros para que sean utilizados por el sector lácteo para mejorar su tecnología y equipos, y de esta manera convertirse en más competitivos frente a la industria europea. Intentaremos que más gente vaya a Europa a capacitarse en nuestras fábricas para aprender de sus avances tecnológicos y regresar luego acá con esos conocimientos y aplicarlos en sus compañías. Pese a lo que usted afirma muchos empresarios colombianos le temen al TLC con ese, el mayor bloque económico del mundo. ¿Estos temores son exagerados, o no?No hay que tener miedo. Por el contrario, ese tratado es positivo. La realidad es que nosotros necesitamos nuevos mercados y desafíos para incentivar a la industria. Buscamos un desarrollo y un beneficio mutuo. Puede que no sean todos los 27 países de la Unión Europea en este caso. Pero algunas de esas naciones ya han venido con sus misiones a Colombia mostrando un fuerte interés por hacer negocios en ciertos sectores. De hecho, en el último año esas visitas de empresarios han sido muchas.El acuerdo comercial con Europa llegó a ser esquivo para Colombia por sus grandes exigencias. ¿Se ha medido su verdadero impacto?Se proyecta que a largo plazo su impacto será del 1,3% en el crecimiento del Producto Interno Bruto, PIB, de Colombia. Ese impacto es enorme para ser un solo tratado. Colombia ya tiene muchos TLC con beneficios. Pero esa cifra es la que se calcula no para ahora ni dentro de dos años, sino a largo plazo. Para Europa no tengo las cifras, aunque el beneficio será para la inversión, ya que tendrá un impacto en el capital de las empresas. Sin embargo, el beneficio para cada nación dependerá de cuánto vaya a invertir en Colombia. ¿De qué tamaño se ha calculado la llegada de esos nuevos flujos de capital desde Europa en medio de los actuales nubarrones?Usted sabe que el empresario va hacia donde hay oportunidades y posibilidades de hacer negocios. Las misiones comerciales han venido a explorar esas oportunidades y estudiar el terreno para luego definir sus apuestas de inversión. La publicidad se hace desde Bruselas (Bélgica) para promover contactos. Algunos países europeos tienen mayor afinidad con Colombia, ya sea por razones históricas, culturales, de idioma, o con sectores de inversión como la minería, la agricultura o la banca. Otros miran al Asia para sus negocios. Todo depende de cada país y de sus políticas. ¿Hay fecha definida para la vigencia del TLC entre Europa y Colombia, o habrá que esperar?El tratado ya se firmó y ahora falta su ratificación por parte del Parlamento Europeo. Eso estaba planificado para que fuera en septiembre, aunque se postergó para el 20 de octubre por razones de agenda. Espero, y tampoco creo que se va a postergar más allá de esa fecha. Si se ratifica en octubre próximo podría entrar en vigor hacia noviembre o diciembre de este año. ¿Es optimista de que Europa y su moneda superarán pronto su crisis?Creo que acá hay un temor frente a la crisis europea un poco injustificado. Algunos países han estado en recesión temporal, otros han salido de ella, y obviamente existen otros que tienen dificultades muy grandes. Sin embargo, el hecho de que esas naciones no crezcan no significa que sus inversiones no aumenten acá. Al contrario, muchas veces sobreviven por las inversiones que han ejecutado o piensan realizar en Colombia.Un ejemplo de ello, es que he hablado con algunos empresarios -no digo cuáles- que dicen que van a salir de sus países porque hay muchas dificultades y trasladar sus inversiones a Colombia. La crisis puede ser un elemento de empuje para convencer a aquellas empresas que están necesitando diversificar sus inversiones.Visas, sin resolverHay TLC, pero no se ha resuelto el tema de las visas. ¿Cuánto podrían los turistas y empresarios colombianos viajar sin tantas dificultades a Europa?Ese tema ha sido puesto en la mesa por varios interlocutores. Lo señalamos, pero no es competencia de Bruselas resolver este asunto. Lo de las visas es un elemento de competencia exclusiva de cada estado miembro de la Eurozona. Hemos señalado que es un obstáculo para muchos hombres de empresa que tienen que desplazarse rápidamente por un negocio, y que se enfrentan a un problema por carecer de visa. Estamos muy conscientes de este tema, el cual seguiremos discutiendo y empujando.¿Colombia es un país más seguro que antes, o sigue igual?El país está ahora más consciente de sus focos de inseguridad. Los empresarios que vienen acá saben ahora mejor a qué atenerse. No es una inseguridad sorpresa, pues está concentrada en ciertas áreas o ciudades. Si 41 millones de colombianos pueden vivir con esto, los inversionistas extranjeros también pueden hacerlo.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad