"Los bancos deben esforzarse y bajar más las tasas": Codirector del Banco de la República

Julio 16, 2017 - 04:54 p.m. Por:
Colprensa -La República
José Antonio Ocampo

José Antonio Ocampo, vallecaucano codirector del Banco de la República.

Colprensa

A pesar de la disminución de tasas que ha aprobado el Banco de la República (en 1,75 puntos porcentuales) entre enero y junio del presente año, en los créditos de consumo el impacto de estas medidas monetarias no se ha sentido del todo en el bolsillo de los usuarios del crédito.

En eso coincide José Antonio Ocampo, codirector del Banco de la República tras afirmar que el sector financiero “tiene que hacer un esfuerzo por bajar más las tasas de interés de consumo, que han bajado poco”.

¿Cómo encontró la economía en su regreso al Emisor?
La economía ha estado resentida en términos de demanda y actividad productiva. Esto, en parte por el resultado de los menores ingresos petroleros que se presentaron a mediados de 2014 y que han tenido efectos rezagados, en parte, porque el Banco se vio obligado a subir las tasas de interés para controlar un brote inflacionario.

Ahora hay problemas de largo plazo, la economía se petrolizó demasiado. La diversificación, que era una de las grandes fortalezas que se había desarrollado desde los años 60 y había avanzado en los años 80, se ha revertido y hemos empezado a depender otra vez demasiado de un producto específico, que es lo que habíamos logrado superar como lo es el café.

¿Cómo cree que va la lucha contra la inflación, y cuál es su proyección para fin de año?
Yo creo que el dato de junio fue positivo y el de julio lo será. Nosotros creemos que ahí va a parar la tendencia descendente, por un tiempo, básicamente por un reajuste en los precios de los alimentos.
Vamos a estar cerca a 4%. Diría que no vamos a estar muy distantes en inflación de la meta del Banco. En 2018 vamos a entrar en el rango objetivo.

Las tasas de interés del Emisor están en un ciclo descendente, ¿hay campo para seguirlas bajando?
Como lo han dicho el Ministro de Hacienda y el Gerente del Banco, y lo discutimos en la última Junta, el margen es más reducido ahora, porque ya se ha hecho una reducción casi del 2 % en las tasas.

Otra rebaja de la tasa va a depender de si hay una reactivación de la actividad productiva o no. Hasta ahora no hay indicadores posteriores a los que usamos para recortar 0,50 puntos base (medio punto porcentual) y vamos a tener que esperar nuevos datos, que van a llegar en las próximas semanas.

Algunos hablan de que hay campo para bajar entre uno y dos puntos porcentuales más la tasa del Emisor, ¿usted cuánto cree?
Yo considero que puede haber un margen más. Lo que hemos discutido, en términos cordiales, es la velocidad. En las dos reuniones de la junta del banco a las cuales he asistido ha habido acuerdo en que se deben bajar las tasas. Ese es un elemento positivo.

La confianza al consumidor está por el piso, ¿cómo trabajar en este sentido?
En primer lugar, me refiero al pesimismo empresarial, que en el fondo es el que más me preocupa. El de los consumidores es más coyuntural y más viable que comience a revertirse a medida que la economía comience a repuntar.

El excesivo pesimismo es fundado en el corto plazo. Es fundado en el sentido que llevamos cuatro trimestres con crecimientos bajos, pero creo que hay posibilidades de reactivación que se irán materializando.
Hay muchas señales positivas de que el sector exportador, diferente a petróleo y minerales, ya ha comenzado a beneficiarse de un tipo de cambio más competitivo, específicamente en las últimas semanas.
El otro elemento del pesimismo refleja más la situación política colombiana y es un tema complejo. Como lo dije en una columna, nadie en el exterior entiende la polarización política colombiana.

¿Qué hacer para recuperar el optimismo en la economía?
Yo creo que el optimismo se va recuperando a medida que la actividad productiva mejore.
.
Creo que el desempeño económico primero se va a recuperar por el lado exportador, como está ocurriendo actualmente, y luego por el lado del mercado interno, a medida que la gente deje en el pasado el aumento del IVA y, por otra parte, se sienta la caída de las tasas de interés.

Ahí hay un problema complejo para los consumidores, y es que el sector financiero tiene que hacer un esfuerzo; así como ha bajado las tasas de interés de los créditos comerciales, más o menos al mismo ritmo del Emisor, tiene que hacer un esfuerzo por bajar las tasas de interés de consumo, que han bajado poco. Creo que hay margen para bajar las tasas de interés de consumo.

La expectativa de crecimiento del Emisor para el 2017 está en 1,8 %, ¿qué está pasando para que la economía no crezca más?
Son varias razones. Visto desde la actividad productiva, la dinámica petrolera está bajando y todo apunta que habrá un final de esa tendencia descendente. El segundo es el impacto de la caída de los ingresos del país, debido al descenso de los ingresos fiscales por cuenta del crudo.

Le agregaría, tal vez, que yo durante el periodo de bonanza petrolera fui muy crítico de dos cosas: primero, que se dejó revaluar demasiado el peso, y eso afectó las capacidades productivas. El segundo elemento es que ahorramos menos de lo que debimos haber ahorrado.

Pero creo que las calificadoras están exagerando francamente. No creo que haya ningún riesgo importante de que la economía colombiana vaya a incumplir el pago de su deuda.

Reformas tributarias

Anif y Fedesarrollo dijeron que en dos años se podría necesitar una nueva reforma tributaria, ¿considera lo mismo?

Yo creo que, infortunadamente, seguimos en la tendencia de aprobar reformas tributarias que siempre son incompletas, la última también lo fue. Entonces, seguramente habrá que hacer nuevas reformas tributarias.

Con una tasa de cambio en $3000, ¿cómo se debería reacomodar la economía nacional?

Así como fui crítico en la tasa de cambio baja, ha sido positivo ahora para Colombia una tasa más competitiva. Creo que ya se está reflejando en más exportaciones y menos importaciones.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad