Licoreras terminan el año 2015 con dificultades

Diciembre 23, 2015 - 12:00 a.m. Por:
Elpaís.com.co l Colprensa
Licoreras terminan el año 2015 con dificultades

La Industria de Licores del Valle ha sido una de las más afectadas por la competencia de los licores extranjeros y problemas con los comercializadores.

La competencia con productos extranjeros y altos impuestos son los mayores problemas.

A diez días de que asuman los gobernantes electos, no es clara la situación de ninguna de las principales licoreras departamentales del país, que además atraviesan por el debate de acabar con prácticas restrictivas de este monopolio a través de algunos beneficios tributarios a los productos importados.

Hasta el momento no se ha confirmado quiénes ocuparán la gerencia de las cuatro principales industriales del país, cuyo recaudo supera los $922.736 millones.

1,6 billones de pesos caen los ingresos de las licoreras anualmente.

La más importante de ellas es la Empresa de Licores de Cundinamarca, cuyo ingreso supera los $377.000 millones y hoy se encuentra bajo la gerencia del economista Carlos Alberto Meza por decisión del exgobernador  Álvaro Cruz, aunque es  probable que con la llegada de Jorge Emilio Rey a la Gobernación se presente  un reemplazo.

Esta también es la situación de Fernando Restrepo, gerente de la Fábrica de Licores de Antioquia, desde 2012. Aunque a la fecha no se conoce a su sucesor, funcionarios de la empresa confirmaron que irá hasta el jueves de la próxima semana. 

Por el contrario, en la Industria de Licores del Valle ya hay un proceso en curso. Aunque Alberto Ramos asumió la gerencia hace un poco más de un mes, con el cambio de administración departamental también llegó una firma cazatalentos. Fuentes cercanas señalan que esta semana se definirán tres preseleccionados y la próxima semana se confirmará el cambio.

Lea también: Piden acabar contrato con distribuidor de la Licorera del Valle

La conformación de los nuevos liderazgos será fundamental para asumir posiciones frente al que será el tema más importante de este subsector de la economía para 2016: la carga impositiva de un mercado que a ojos de los analistas está lejos de ser competitivo.

Es por ello que el Gobierno Nacional radicó un proyecto de ley con el que busca modificar las normas que protegen la producción de las licoreras regionales, lo cual además es una exigencia de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (Ocde). 

Jorge Iván Orozco, gerente de la Industria Licorera de Caldas, defendió el recaudo de los departamentos por ser la fuente de financiamiento de sectores como la salud y el deporte. “En todas las partes del mundo existen restricciones al libre comercio de licores porque el Estado siempre ejerce un control”.

Es por ello que le han pedido al Gobierno que les deje un impuesto específico y otro ad valorem  de 25%, de manera que no vean una disminución en sus rentas anuales de $1,6 billones.

 

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS