"Ley Estatutaria no supera la crisis de la salud": Presidente Asociación de Clínicas

"Ley Estatutaria no supera la crisis de la salud": Presidente Asociación de Clínicas

Febrero 26, 2015 - 12:00 a.m. Por:
Alfredo García Sierra, reportero de El País

Juan Carlos Giraldo, presidente de la Asociación de Clínicas y Hospitales.

Juan Carlos Giraldo, presidente de la Asociación de Clínicas y Hospitales, dice que se requiere una gran reforma al sistema.

Aunque el ministro de Salud, Alejandro Gaviria afirma que por ahora “no habrá una gran reforma” al sistema de salud, la Asociación Colombiana de Clínicas y Hospitales, sostiene que la misma sí es necesaria teniendo en cuenta que la Ley Estatutaria no supera la crisis que afecta al sector.Juan Carlos Giraldo, presidente de esa institución, afirma que, ante todo se debe debatir el futuro papel de las EPS, cuyas deudas están al borde de llevar a la quiebra a más hospitales.¿En qué va a afectar la Ley Estatutaria de la Salud a los hospitales que cargan una pesada deuda de las EPS?Es una noticia positiva para la población y que la Corte Constitucional haya impuesto sus criterios progresistas y de ampliación de los beneficios del sistema de salud. Aspiramos que ese marco pueda ser desarrollado posteriormente con toda la normatividad y las reformas ordinarias que se requieren para que todo esto se convierta en una realidad. Pienso que no se puede pasar tan rápido sobre la realidad financiera que tiene el sistema de salud en Colombia. Es por lo menos muy optimista decir que se superó la crisis y que todo se ha estabilizado, cuando la verdad es que los indicadores en lo asistencial, servicios de urgencias y el flujo de recursos y de cartera no lo muestran así. Es decir que dicha ley no es ningún salvavidas o una solución para el sistema de salud...No tendrá una base sólida la Ley Estatutaria de Salud sino se tramita rápidamente la ley ordinaria para corregir los problemas que hemos venido reseñando. Maravilloso que se hable del derecho a la salud como algo fundamental y autónomo, pero eso debe tener el apoyo de una reforma completa al sistema de salud, la cual sí es necesaria.En otras palabras, la norma que firmó el presidente Santos podría fracasar si no se hace una reforma, aunque el Ministro Alejandro Gaviria dice que no la habrá...Por supuesto que sí. La Ley Estatutaria es un marco, pero si el marco se deja vacío no habrá ningún cambio. Aquí se debe dar un debate profundo sobre la forma de financiar el sistema de salud y si continúa o o no el actual esquema de aseguramiento (a través de las EPS), y en qué nivel, si central o descentralizado. Se debe debatir el papel de los intermediarios en el sistema, es decir, si habrá EPS o un sistema de administración regulado. Es definir si habrá un modelo preventivo o asistencial. Eso no lo dice la Ley Estatutaria. La norma plantea unas grandes generalidades, con las que nadie está en desacuerdo, pero decir que a los colombianos les cambió todo, eso se demorará muchos años. ¿En qué mundo quedará la atención de los usuarios una vez se elimine el POS dentro de dos años?Ese tema del POS será positivo. Pero aquí el presidente (Santos) dice que al no haber POS todos los servicios, procedimientos y tratamientos estarán incluidos. Él tiene las mejores intenciones y es un anuncio fantástico, pero no se miran aspectos como la habilitación financiera de las EPS a siete años a pesar de que no cumplen con sus pagos. O cuando en el nuevo Plan Nacional de Desarrollo se habla de copagos por parte de los usuarios en servicios no POS, hay cosas que no cuadran. El plan no es el espacio para tratar estos asuntos. El Gobierno debe sincerar ese discurso porque al evadir la crisis con pequeñas disposiciones no se solucionarán los problemas. Al quedar obligados los hospitales a atender a todo el mundo en urgencias sin excepción, ¿qué o quiénes pagarán por esos servicios, cuando muchas de esas instituciones están quebradas?Ningún hospital o clínica está en contra de eso, ya que tenemos la obligación constitucional y legal de atender a los pacientes. Pero también tenemos la obligación ética de atender a los enfermos. El sistema ha generado unos pagadores responsables del sistema, pero no hay nada claro frente a esos infractores crónicos (las EPS) que no cumplen sus obligaciones. Y tampoco existe nada resuelto sobre qué o quiénes van a pagar y qué va a pasar con los giros a los hospitales en un mercado donde operan unos pésimos compradores de servicios, a los cuales se les brindan incentivos. Eso precipitaría la quiebra de más hospitales, ya que alrededor del 70% de los enfermos ingresan por urgencias y el 30% por las puertas de los servicios de consulta externa. Eso va a generar una presión que con toda seguridad va a congestionar los servicios de urgencia y a generar unas cuentas más abultadas en el sistema, ya que el actual ‘hueco’ es de $2,5 billones en lo patrimonial. A propósito, ¿cuál es la verdad de las deudas de las EPS con los hospitales y clínicas?A junio 30 del 2014, ya que las cuentas finales de ese año saldrán en los próximos días, en una muestra de 130 grandes hospitales, esa deuda estaba en $5,5 billones con el 58% de la cartera vencida. Pero si se miran cifras de la propia Superintendencia de Salud de hace un año, esas deudas pueden superar los $12 billones en toda la red hospitalaria del país y una cartera vencida del 50%. Son cifras monumentales que el Gobierno dice que se estabilizaron porque hizo unas compras de cartera de $600.000 millones, o que hay algo de giros directos al régimen subsidiado. Alli falta decir la verdad completa.¿Con base en todo lo que está ocurriendo, en una reforma ordinaria es partidario de que las EPS se liquiden?Siempre hemos sostenido que el rol o modelo de las EPS debería mutar o transformarse hacia la figura de un administrador regulado, es decir, en entidades coordinadoras al interior del sistema de salud. Proponemos que se les quite el manejo de dinero y que éste quede en una caja central u operador que lo administre.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad