Latinoamérica reducirá mejoras sociales pero está blindada contra choques externos

Latinoamérica reducirá mejoras sociales pero está blindada contra choques externos

Abril 10, 2014 - 12:00 a.m. Por:
Elpaís.com.co | AP

Así lo indicó el Banco Mundial, al indicar que la región experimentará un "estancamiento del progreso".

El Banco Mundial estimó el miércoles que América Latina verá un estancamiento del ritmo de mejoras sociales en el marco de un lento crecimiento económico, aunque la región es menos vulnerable a una eventual fuga de capitales a Estados Unidos."Con el tipo de crecimiento que estamos teniendo en estos años no podemos mantener el ritmo de progreso social que tuvimos en los años anteriores", dijo el economista jefe del Banco Mundial para la región, Augusto de la Torre.Según De la Torre, la región experimentará un "estancamiento del progreso", pero las mejoras sociales alcanzadas no se verán afectadas. Son "bastante permanentes", afirmó.Impulsada por los altos precios de materias primas, América Latina disfrutó en la última década de tasas de crecimiento cercanas a 5% en promedio que permitieron que 70 millones de personas salieran de la pobreza en América Latina.Pero en 2013 la economía en la región creció 2,7% y este año el Fondo Monetario Internacional (FMI) espera que se mantenga a "baja marcha" en 2,5%. El Banco Mundial, aún más cauto, prevé un crecimiento de 2,3%.Más que un bache en la ruta para volver a la luna de miel de los años previos, los países latinoamericanos podrían estar entrando a una nueva normalidad de "equilibrio de bajo crecimiento", dijo De la Torre.En ese escenario, estima el Banco, se hará aún más difícil a los gobiernos cubrir algunas de las demandas generadas por el ascenso económico latinoamericano como mejoras de los servicios públicos, educación y seguridad."Puede ser una fuente importante de tensiones sociales y políticas, y puede llevar a los líderes políticos a manejar mal la economía", advirtió De la Torre. América Latina se despierta en un escenario externo adverso, por la debilidad del crecimiento de China -principal comprador de sus materias primas - y el comienzo del fin del paquete de estímulos monetarios en Estados Unidos.Aun así está en mejores condiciones de enfrentarlo, considera el Banco Mundial, que realiza sus reuniones de primavera boreal junto con el FMI esta semana en Washington.A diferencia de décadas anteriores, el financiamiento externo de los países latinoamericanos depende menos del flujo de capitales y más de la inversión directa extranjera y las remesas que envían sus ciudadanos.Es una "transformación profunda en América Latina que ha reducido muchísimo la vulnerabilidad de buena parte de los países", señaló De la Torre.Además, si a principios de este siglo, la región debía dinero al mundo, actualmente es un "prestamista neto", apuntó el directivo.Aún así, recomendó a los países incrementar su capacidad de amortiguar los choques con reservas internacionales altas, ahorro fiscal y monedas más flexibles.El blindaje depende de los países y es menor en el Caribe, donde el Banco teme por la dependencia de algunos de los países insulares de la ayuda de Venezuela, envuelta ahora en una profunda crisis política y económica."Si la situación de Venezuela se deteriora con demasiada fuerza podría haber coletazos adversos en esas economías", prevé De la Torre.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad