“Las ventas a los EE.UU. no nos dejan satisfechos”: Zar del TLC

Abril 24, 2013 - 12:00 a.m. Por:
Colprensa
“Las ventas a los EE.UU.  no nos dejan satisfechos”: Zar del TLC

Hernando José Gómez, zar del TLC.

Hernando José Gómez, zar del TLC, hizo un balance del primer año del acuerdo. Asegura que hay mucho camino por recorrer.

El próximo 15 de mayo se cumplirá un año desde que el Tratado de Libre Comercio (TLC) con Estados Unidos comenzó a operar, después de una larga historia para negociarlo y aprobarlo. Con los más recientes datos en la Dian -a 23 de febrero pasado-, en los primeros 284 días de vigencia del acuerdo las exportaciones de la industria manufacturera y la agricultura no tradicional crecieron 5,5 % y son ya la quinta parte de las ventas a Estados Unidos, sin contabilizar el petróleo. También se aprecia una evolución de la canasta exportadora con 321 productos nuevos vendidos, de ellos 156 facturaron más de US$10.000 cada uno y solo 40 superaron los US$100.000 (cada uno). Entre lo que se comenzó a exportar en este periodo se cuenta desde langostinos, pasando por jugos de frutas, hasta asientos. Según Hernando José Gómez Restrepo, jefe de la Oficina para el Aprovechamiento del TLC con Estados Unidos, los resultados aún son preliminares, pero llamó la atención de que el ciclo de muchos productos que pueden sacar partido del acuerdo comercial es de dos a tres años, solo entonces, hasta 2015, se podría hacer un examen significativo. Además dijo que falta avanzar mucho en temas de facilitación de comercio. Con el TLC las exportaciones aumentaron 7,1 % sin contar las de crudo. ¿Eso es poco frente a lo que esperaban?Eso no es malo en un año tan difícil como el que ha tenido Estados Unidos que apenas ahora comienza a recuperarse. A eso se suma el problema nuestro de revaluación. Obviamente, quisiéramos ver crecimiento de exportaciones a dos dígitos, por eso no estamos satisfechos. ¿Qué es lo que más estamos vendiendo con el TLC? Hay ejemplos muy positivos como el de confitería, que ha crecido 49,7 % hasta US$23,9 millones, entre mayo del 2012 y febrero del 2013, respecto a igual lapso anterior. Solo las empresas del Valle aspiran a facturar un promedio anual de US$40 millones. También aumentaron 71,6 % las puertas y ventanas de aluminio (US$19,2 millones). Y del universo de lo que tenía arancel en tiempos del antiguo Aptdea (acuerdo de preferencias) son cerca de mil posiciones arancelarias que no estaban en el Aptdea, uno de ellos es la ropa de hogar, que creció 11,6 % (US$22,6 millones). Empresas de ese sector habían dejado de exportar por la revaluación, pero ya sin aranceles reactivaron su comercio exterior. En destinos, ¿seguimos vendiendo a los mismos mercados de siempre?Infortunadamente sí, como La Florida y Nueva York. Por eso el mensaje para los empresarios es que miren otros mercados como Texas, un estado tan grande como muchos países, cuya economía crece al 7 % promedio en la última década y gran importador de metalmecánica, alimentos procesados, entre otros. Un mercado en el que se puede competir con México. Toma fuerza que las exportaciones no solo sean de producto terminado, ¿la industria nacional ya lo entendió así con este TLC?Nos falta mucho por hacer y seguimos exportando materias primas o productos para consumo final. Pero debemos ver cómo entrar a las cadenas internacionales de valor y muchas de nuestras exportaciones a Estados Unidos pueden ser por vías indirectas. ¿Como cuáles?Por ejemplo, la importancia de la Alianza del Pacífico, donde no solo es generar más comercio en la región, sino lograr que los cuatro países de este acuerdo, que además tienen TLC con Estados Unidos, logremos lo que se conoce como acumulación de origen y complementar nuestra oferta exportadora con producciones conjuntas. Ese sí es el gran gol que puede meter América Latina. ¿Los empresarios sí han hecho la tarea? Le soy franco, uno encuentra que en cada sector hay dos, tres, cuatro empresas líderes, pero encuentra muy difícil poder mover a todos los ‘clústeres’ en la misma dirección. ¿El Estado y los empresarios no se prepararon? Tanto sector privado como Gobierno no aprovechamos todo el tiempo que hubo entre la firma del TLC y su vigencia para prepararnos como debía de ser. Hicimos avances, pero no con la intensidad y el nivel de detalle. Se tuvo la intención de trabajar en muchas cosas pero no como tocaba. ¿Estamos a tiempo de corregir el camino? Claro que sí. Puede que estemos aún nadando feo, pero poco a poco podemos hacerlo más bonito. Hay muchas cosas que se pueden hacer, incluso con las mismas malas carreteras, altos costos y revaluación. Si implementamos la política de competitividad y resolvemos los puntos de facilitación de comercio, el cielo es el límite.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad