Las tareas del ministro Mauricio Cárdenas en el segundo tiempo del Gobierno

Las tareas del ministro Mauricio Cárdenas en el segundo tiempo del Gobierno

Julio 20, 2014 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País
Las tareas del ministro Mauricio Cárdenas en el segundo tiempo del Gobierno

El ministro de Hacienda, Mauricio Cárdenas.

Mantener a raya la inflación, devaluar el peso, conseguir más recursos y sostener la economía, los desafíos más relevantes.

Al igual que muchas familias colombianas que tienen que hacer ‘maromas financieras’ para cumplir con todos los compromisos del hogar: educación, alimentación, transporte, pago de créditos, el Ministerio de Hacienda tiene que buscar nuevas estrategias para atender todo lo que demanda el país y cumplir las promesas hechas para el segundo periodo del Gobierno.Los retos del ministro Mauricio Cárdenas -ratificado en el cargo, parecen ser muchos, como son tantas las necesidades de inversión, pero para analistas y empresarios estos desafíos se concentran en cuatro grandes líneas.Julio César Alonso, director del Centro de Investigación en Economía y Finanzas del Icesi, señala como primer reto, conseguir los recursos que faltan para financiar el presupuesto y avanzar en las obras de infraestructura de cuarta generación “esto acompañado de una buena ejecución para que la economía no se frene”, dijo.El presupuesto para el 2015 se fijó en $167 billones y se espera recaudar vía impuestos unos $120 billones este año, lo que deja un gran hueco por llenar y que abre las puertas a otra reforma tributaria.El segundo reto, explica, es evitar que la inflación se dispare (va en 2,57 % y se teme que supere el 3 % este año). “Se requiere que Hacienda y el Banco de la República logren un balance y eviten que los precios suban, sin tener que aumentar demasiado la tasa de interés”, dice.Pero algunos analistas van más allá y según Mauricio Reina, investigador de Fedesarrollo, los desafíos van de la mano de las promesas del Gobierno y por eso el tercer reto es garantizar el equilibrio macroeconómico (variables como consumo, empleo, inversión y crecimiento del PIB) “en un periodo en el que abundarán las presiones por el proceso de paz. Esto debe llevar a preparar el terreno para un potencial posconflicto”.Y el cuarto desafío para Cárdenas, según los analistas, es impulsar con otros ministros las reformas que requiere el país en pensiones y salud, las cuales implican el desembolso de muchos recursos, pero una mejor perspectiva en las finanzas hacia el futuro.¿Cómo se conseguirán más recursos?El ministro de Hacienda, Mauricio Cárdenas, reconoció que se deben mantener los impuestos de Patrimonio y 4X1000 (este último está en proceso de desmonte), para financiar nuevos gastos, lo que abre las puertas a que se realice una ‘minireforma’ tributaria.Pero Sergio Clavijo, presidente de la Anif, considera que el reto de Hacienda debe ser llevar a cabo una reforma tributaria estructural en la que se eleve la tasa general del IVA.Además de esto, se requiere concretar la la venta de Isagén, prevista para agosto (este negocio le dejaría $5 billones a la Nación, los cuales se invertirán en los planes de infraestructura de cuarta generación), y vender otro 10 % de Ecopetrol para tener el dinero suficiente que requiere este sector. “De no hacerlo, arriesgamos no solo con retraer el potencial de crecimiento, sino desperdiciar la oportunidad de aprovechamiento de los tratados comerciales”, dijo. El investigador Mauricio Reina, opina que Hacienda tiene que conseguir en recursos adicionales el 1 % del PIB.Otros analistas opinan que estas tareas deben estar acompañadas de más políticas contra la evasión, fenómeno que puede llegar al 30 % de lo que hoy recauda el país.Mantener el dólar por encima de $1950Álvaro José Henao, presidente de Smurfit Cartón de Colombia, considera que para los empresarios el principal reto que tiene Hacienda es lograr tasas de crecimiento de la economía por encima del 4 %, y que dicho comportamiento sea más balanceado, es decir, que todos los sectores aporten, especialmente la industria. “Necesitamos también una tasa de cambio competitiva, por encima de $1950. Tuvimos una tasa decente por poco tiempo y la recuperación que se está viendo está relacionada con ese mejoramiento que vimos al final del año pasado y principios de este”.Agregó que los empresarios temen que sea necesaria una reforma tributaria, pero que espera que esta sea diseñada con cuidado y que no afecte la inversión. “Muy importante que se siga manteniendo la exención a los dividendos”, dijo.Sostener el sector de hidrocarburos Analistas como Alejandro Reyes, director de investigaciones económicas de Ultrabursátiles, opinan que el Ministerio de Hacienda tiene otros dos desafíos, en la segunda etapa del Gobierno.Por un lado, lograr la sostenibilidad del sector de hidrocarburos porque de ahí dependen en gran parte las finanzas públicas. “Cerca del 20 % de los ingresos de la Nación vienen de los hidrocarburos, por regalías o impuestos y sino logramos el mismo dinamismo que se traía en años pasados, será difícil que la economía crezca, según lo previsto. El gran boom que tuvimos se acabó y se volvió difícil encontrar petróleo”, dijo.El segundo desafío, explica, es trabajar sobre una política industrial, dado que este sector tiene limitaciones de competitividad. “Se hizo algo con el Plan de Impulso a la Productividad y el Empleo (Pipe), pero falta mucho por hacer”.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad