Las razones para investigar al SIC por sanción a azucareros

Abril 09, 2016 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País

Pablo Cáceres, abogado de Asocaña, dice que Robledo incurrió en anomalías durante el proceso. Conozca qué viene para el

[[nid:525148;http://contenidos.elpais.com.co/elpais/sites/default/files/imagecache/563x/2016/04/azucar_colombia.jpg;full;{}]]

“El Superintendente delegado  para la Protección de la Competencia, Germán Enrique Bacca, debió haberse declarado impedido en la investigación que  derivó en millonarias multas contra 12 ingenios azucareros, por haber trabajado con la empresa Casa Luker, uno de los demandantes”.

De esta forma, el abogado Pablo Cáceres, apoderado de Asocaña, gremio de los ingenios, explicó los procesos disciplinarios que la Procuraduría General de la Nación abrió ayer contra el superintendente de Industria y Comercio, SIC, Pablo Felipe Robledo  y su superintendente delegado Germán Enrique Bacca, por tales hechos.

El jurista indicó que Robledo debió haber separado a Bacca de la investigación a las empresas azucareras, ya que era parte interesada, pues había trabajado con uno de los demandantes, por lo que  había sido recusado.

Pese a ello, Robledo a través de la Resolución 61924 del 15 de octubre del 2014 rechazó  la petición de los demandados. “Él dijo que ese funcionario debía continuar (en la investigación)”, señaló Cáceres.

Lea también: "Sanción de la Superintendencia no tiene ni pies ni cabeza": Néstor Humberto Martínez

Por esas y otras presuntas irregularidades el Ministerio Público consideró que había méritos para abrir  la indagación a ambos funcionarios. 

Como se recordará, la Superintendencia multó en octubre del 2015  con $250.000 millones a 12 ingenios, incluyendo a Asocaña y a varios directivos por haber supuestamente conformado un cartel y bloqueado importaciones del granulado.

De esta manera, la Procuraduría acogió una denuncia formulada por las compañías Azúcares y Mieles S.A, Ciamsa, Ingenio Risaralda S.A. y Central Tumaco S.A. en liquidación. Así como por Clemente Carlos Mira, presidente de Ciamsa, y de Augusto Arango Isaza, gerente del Ingenio Risaralda. 

El abogado Cáceres recordó que antes de las sanciones a los ingenios, el Ministerio Público había advertido con anticipación que “se había violado el principio de la legalidad”.

Las investigaciones contra los ingenios habían partido de denuncias formuladas por  Coca Cola, Nestlé, Nutresa y Bavaria.

Más acusaciones

De igual manera, la Procuraduría  abrió una investigación formal contra el Superintendente Bacca por la exposición pública en la página de la SIC en junio del 2015 de  una información comercial del Ingenio Risaralda, que habían solicitado fuese reservada. 

A dicho funcionario se le acusa igualmente  de haber  filtrado un informe confidencial del Comité de Asuntos Arancelarios y Aduaneros del Ministerio de Comercio e Industria.

En ese documento se habían consignado temas de salvaguardia de la agroindustria, al tiempo que se estaban adelantando las investigaciones a los ingenios.

Cáceres señaló que en ese comité se había tratado el asunto de importaciones de azúcar de mala calidad desde Bolivia al igual que un presunto contrabando técnico. Bacca dijo en esa ocasión que el sector estaba siendo investigado y que lo iban a sancionar. 

De esta forma, señaló el abogado, el “superintendente Bacca actuó de forma antiética y de paso prejuzgó (al sector), y por eso lo recusamos”.

Y lo peor, recalcó Cáceres, “es que el superintendente Robledo no lo separó del asunto, tras señalar que dicho funcionario no estaba impedido”.

La Procuraduría señala en el documento disciplinario que  “en la queja (de los azucareros) se dice que el 24 de junio de 2014, el señor Germán Enrique Bacca Medina, intervino directamente en la sesión 276 del Comité de Asuntos Arancelarios y Aduaneros del Ministerio de Comercio Industria y Turismo, en la que reveló detalles de la investigación cursante contra los azucareros”.

Detallaron los demandantes que ese tipo de registros están restringidos puesto que el Comité es reservado y solamente tiene acceso un pequeño grupo de personas.

Lo que viene

La  Procuraduría  Primera para la Vigilancia Administrativa invitó a las partes involucradas a rendir versión libre y allegar documentación en el marco del proceso disciplinario contra ambos funcionarios.Según el abogado Cáceres, el superintendente Bacca con sus actuaciones violó el principio de imparcialidad y con ello afectó gravemente el derecho a la defensa de los ingenios azucareros.
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad