La violencia le arrebató 96 billones de pesos a Colombia en los últimos 5 años

Junio 24, 2014 - 12:00 a.m. Por:
Elpais.com.co | Colprensa
La violencia le arrebató 96 billones de pesos a Colombia en los últimos 5 años

En 2013 el mundo destinó el 19 % del crecimiento económico a los esfuerzos por frenar la violencia, por la que se pierden US$1350 por persona.

El país ocupa la posición 150, entre 162, al lado de Nigeria e Israel, según el Índice Global de Paz. El más pacífico es Islandia.

La combinación de homicidios, desplazamientos, atentados contra la infraestructura, secuestros y demás formas de violencia, le costaron a Colombia US$50.670 millones, en un periodo de cinco años. En moneda local son cerca de $96 billones, que alcanzarían para, por ejemplo, otorgar más de 3,8 millones de becas universitarias a igual número de jóvenes de $25 millones cada una.El costo del conflicto interno ha sido estimado por el Instituto para la Economía y la Paz (IEP), un organismo independiente que en su Índice Global de Paz situó a Colombia en la posición 150, entre un grupo de 162 países, justo en medio de Israel y Nigeria. Colombia tuvo un desempeño negativo en cuanto a las percepciones sobre fenómenos como homicidios, criminalidad, acceso a armas pequeñas y a las ligeras, el conflicto interno, los crímenes violentos, los desplazados, entre otros, que, en escala de 5, fueron calificados con notas entre 4 y 5. De acuerdo con los análisis del IEP, la economía mundial pierde cada año US$11,30 de cada US$100 que produce en nueva riqueza como consecuencia de la violencia. En plata blanca, eso representa 9.800 billones de dólares, según anota el estudio. El monto es descomunal, toda vez que equivale a dos veces lo que producen las economías de 54 naciones africanas. Así mismo, supera en US$179.000 millones el estimativo de 2012, un aumento que se asocia, en especial, con el incremento del gasto militar chino y el número e intensidad de los conflictos internos vigentes en el mundo.El IEP destaca como el país más pacífico del planeta a Islandia, mientras que el que menos disfruta de un escenario de paz es Siria, que desplazó de esa poco honrosa posición a Afganistán.El fundador y presidente Ejecutivo del IEP, Steve Killelea, no lució optimista sobre los progresos en materia de paz: “Muchos factores macro están detrás del deterioro de la paz en los últimos siete años, entre ellos las continuas repercusiones económicas de la crisis financiera mundial, los ecos de la Primavera Árabe y la expansión del terrorismo. El repunte sólido de la paz es poco factible, ya que el fenómeno tiene probabilidad de continuar en el inmediato futuro”.La predicción de Killelea es que “corremos el riesgo de caer en un ciclo negativo: el bajo crecimiento económico eleva los niveles de violencia y contenerla disminuye el crecimiento”. De hecho, el IEP aseveró que en 2013 el mundo destinó el 19 % del crecimiento económico a los esfuerzos por frenar la violencia, por la que pierden US$1350 por persona.“El potencial de paz de un país se determina por muchos factores positivos, entre ellos la solidez de sus instituciones, la funcionalidad de su gobierno, los bajos niveles de corrupción y un entorno favorable a las empresas”, dijo Killelea, del IEP.“No podemos mostrarnos complacientes ante el papel de las bases institucionales frente el deterioro mundial: nuestras investigaciones muestran que la paz difícilmente florecerá sin cimientos profundos. Es un llamado para gobiernos, agencias para el desarrollo, inversionistas y comunidad internacional en general: construir la paz es un prerrequisito del desarrollo económico y social”, concluyó Killelea.

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad