La usura del microcrédito

default: La usura del microcrédito

Las tasas de interés que ofrece el microcrédito no van en línea con las necesidades de la pequeña empresa.

La usura del microcrédito

Julio 26, 2010 - 12:00 a.m. Por:
Memphis Viveros*

Las tasas de interés que ofrece el microcrédito no van en línea con las necesidades de la pequeña empresa.

a Resolución Superfinanciera 1311 del Junio 30 del 2010 fijó la tasa de usura, que es la tasa máxima de interés anual que se puede cobrar por un crédito en Colombia, para el tercer trimestre del 2010 así: consumo y ordinario 22,41% y microcrédito (crédito a las microempresas) 33,93%, es decir 11,5 puntos más de interés que el de consumo.Según la ley 905 de 2004 (Fomipyme) las microempresas son aquellas que tienen activos menores a 500 salarios mínimos ($257’500.000 en el 2010) y representan cerca del 80% de las empresas en nuestro país, cobrarles 11,5 puntos más de interés que a los consumidores es una política que va en contravía del emprendimiento y en detrimento de los emprendedores y microempresarios.Las pequeñas y medianas empresas (pymes) y las grandes empresas gozan de tasas de créditos del 7,5% anual (DTF + 4) a través de líneas Bancoldex que les permite una financiación adecuada y barata, pero para una microempresa pagar el 33,93% es cuatro veces más caro, ésta es una de las causas por las que el 67% de las microempresas mueren antes de cumplir su tercer año de creación.Aún así, un ex Ministro de Hacienda y dos legisladores vallecaucanos han sustentado los motivos de un proyecto legislativo que pretende liberar la tasa de usura del microcrédito para que no tenga límite máximo, es decir que se podría cobrar por ejemplo el 40% o el 50% anual, su argumento es que el microempresario necesita el préstamo y que más que importarle el costo le importa tener acceso a los recursos bancarios y reemplazar el crédito extrabancario que tienen actualmente incluso en el sistema ‘gota a gota’. Digamos que las personas naturales están bien atendidas en su consumo y crédito ordinario, que las pymes y las grandes empresas también, pero el 80% de establecimientos de la nación -las microempresas- no lo están. Se requiere una entidad financiera estatal que las atienda, Bancoldex tiene recursos de sobra para esta labor, Fogafin con el recaudo del 4 por mil que ya no necesitan los acaudalados bancos tiene un robusto fondo, así como los bancos de segundo piso le prestan a las entidades financieras al DTF (3,5%) anual, podrían prestarle a los microempresarios al DTF + 4 (7,5%). Los banqueros se opondrán como lo han hecho en el pasado con la propuesta del banco de los pobres o banco de oportunidades que ahora, paradójicamente, va a manejar el banquero más influyente de Colombia a través del Grameen Aval. *Asesor empresarialwww.creadoresdevalor.com

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad