“La tarifa de energía en Colombia podría bajar 20 %”: Minminas

Enero 03, 2014 - 12:00 a.m. Por:
Colprensa

El ministro de Minas, Amilkar Acosta, explica los cambios que se vienen en el sector energético y que repercutirán en menores costos para los usuarios.

Luego de tres meses y medio al frente del ministerio de Minas y Energía, una de las carteras más complejas y con más pendientes del gobierno Santos, el guajiro Amylkar Acosta Medina, tendrá un 2014 de desafíos en tres frentes. De un lado, tendrá que concretar medidas para hacer más eficiente y competitivo el costo de la energía que pagan empresas, comercio y hogares colombianos. Le sigue promover que el Congreso apruebe reglas claras para los precios de los combustibles, lo que tanta ampolla han levantado. Y, como si fuera poco, queda asegurar que suban las reservas de crudo y gas del país, después de años sin hallazgos de grandes yacimientos. En entrevista con Colprensa, el Ministro adelantó los planes para el 2014.Con llegada del nuevo año, ¿qué decirles a los colombianos que consideran alto lo que pagan por electricidad?Aplicar las recomendaciones sobre los costos de la energía que arrojó el estudio realizado por la firma Ecsim (conocido desde agosto pasado), nos llevará a que efectivamente bajen las tarifas de energía no solo para la industria, sino para el sector comercial y residencial. Además, este año se cumple el lustro previsto por la ley para que la Comisión de Regulación en Energía y Gas (Creg) revise dos componentes del costo unitario de la energía: transmisión y comercialización. Esperamos que el ajuste en la fórmula termine siendo un ahorro para el usuario final. ¿Y cuáles otras recomendaciones se aplicarán prioritariamente en 2014? La posibilidad de que los autogeneradores de energía puedan comercializar sus excedentes de producción en las redes del Sistema Interconectado Nacional. Esto será una realidad con la ley de energías renovables (pendiente de ser sancionada por el presidente Santos), que estimula a las industrias y particulares para que monten sus propias plantas de generación. ¿Pero eso no pone en riesgo la confiabilidad del sistema de transmisión, como han alertado agentes del sistema eléctrico? Definida la ley, ya le corresponde a la Comisión de Energía y Gas (Creg) reglamentar cómo será ese acceso para los autogeneradores y cómo pueden comercializar sus excedentes. ¿En cuánto se puede reducir el costo de la tarifa? De acuerdo con el estudio que le mencioné, si aplicamos las recomendaciones transversales de eficiencia energética, podemos lograr un descenso del 20 % en la tarifa.En eso ayudará la masificación del gas en los hogares...Sí. Vamos a darle un segundo aire a ese plan con más alternativas al gas natural, como el metano, también contaremos con volúmenes importantes de gas propano (Gas Licuado de Petróleo, GLP) cuya oferta nacional aún es limitada. Vamos a duplicar la producción de GLP y pasaremos de 23 mil barriles diarios a 40 mil. A esa mayor disponibilidad habrá que encontrarle nichos para venderla. ¿Qué más se está haciendo en ese sentido? Estamos apoyando un proyecto de ley que promueve usos alternativos del GLP. La iniciativa ya pasó por Cámara y en marzo entra al Senado. Ya dimos un primer paso al ampliar la cobertura con GLP en cilindros. Arrancamos en octubre con un plan piloto de 120 mil usuarios de estratos 1 y 2, con un subsidio de 50 % y 40 %, respectivamente, en los departamentos de Nariño, Putumayo y Caquetá. Y para este año, ¿cómo se llevará a mayor escala?Se apropiaron en el presupuesto unos $44.000 millones para prestar el servicio de GLP por redes (propanoductos). Aprobado el proyecto de ley, se podrá disponer de GLP en plantas de generación (térmicas). También se promoverá el uso de GLP como combustible vehicular y aspiramos a que en tres años se pueda duplicar el número de automotores convertidos a gas natural y GLP y poder competir en costo, incluso, con la gasolina de contrabando en zonas de frontera. Justamente, el precio de la gasolina es muy cuestionado ¿qué avances hay para ajustar la fórmula de precios de referencia?El precio es el punto de llegada y no el punto de partida. Más importante que la fijación del precio es la estabilización de los precios. Lo más importante para el Gobierno es disponer de una política de largo plazo que aún no está definida y sobre lo que el Congreso legislará. Luego pasaremos a determinar la fórmula que buscaremos simplificar y que el consumidor final sepa qué paga en el galón de combustible. ¿Se mantendrá el Fondo de Estabilización de Precios de los combustibles? Ahora el objetivo es buscar otra fuente de financiación y que el Congreso determine si ese es el mecanismo para estabilizar los precios, y hay consenso con el Gobierno de que así sea. Al final, lo que busca el Fondo es mantener un rango de precios que puede ser de 3 %, hacia arriba o hacia abajo, como en la fórmula actual. No tiene sentido que la tarifa se estabilice cuando está en el rango alto. Los transportadores de carga están inquietos y afirman que el Gobierno no les ha cumplido con los acuerdos tras el último paro camionero.El Gobierno ha cumplido al pie de la letra congelar hasta diciembre pasado el precio del diesel (acpm). Estamos examinando con el Ministerio de Hacienda cómo será el tratamiento del tema en 2014. Ahora hay una desaceleración en las inversiones ¿qué expectativa hay para este año?La ronda 2014 está prevista para julio o agosto próximos y se hará en un contexto favorable: en los meses recientes se han registrado algunos hallazgos con un potencial de más de 1.300 millones de barriles de crudo, con lo que el país gana en prospectividad. En la década pasada, el porcentaje de crudos producto de nuevos hallazgos era de 10 %, ahora está en el 30 %.

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad