La lucha del petróleo por salir del pozo de malos precios

Octubre 09, 2016 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País
La lucha del petróleo por salir del pozo de malos precios

El crudo subió US$ 50 por barril, lo que podría ayudar a superar la crisis en países productores. No obstante, se mantiene el escepticismo ya que muchos analistas consideran que el panorama aún no está despejado.

Esta semana el precio del crudo, luego de varios meses de caída, y por cuenta del reciente pre-acuerdo entre los miembros de la Organización de Países Exportadores de Petróleo, Opep, para reducir la producción,  volvió nuevamente  a tocar los US$50 por barril.   

La noticia generó esperanza para las naciones productoras del ‘oro negro’, como Colombia, aunque se mantiene el escepticismo ya que muchos analistas consideran que el panorama aún no está despejado.

En junio pasado el crudo había saltado a ese valor, pero retrocedió paulatinamente al fracasar en aquel entonces un pacto en el seno de la Opep.

“El haber alcanzado los US$50 podría decirse que es un buen techo, pero hay mucha división en el seno de la Opep, ya que países como Venezuela e Irán no están dispuestos a congelar su producción, y eso, por supuesto, genera incertidumbre”, señala José Roberto Concha, director del Consultorio de Comercio Exterior de la Universidad Icesi, Icecomex.

Lea también: ¿Será sostenible el repunte del precio del petróleo?

Hoy, la producción mundial de crudo es de 33 millones de barriles diarios y la idea de la Opep en su reunión del próximo 30 de noviembre en Viena, es bajarla en un 10%.

Debido a esa sobreoferta los precios se han desplomado un 65% en los dos últimos años, tanto que las cotizaciones cayeron hasta los US$29. 

Ese volumen productivo ha sido promovido por países como Estados Unidos a través de la extracción de crudo con tecnologías como el ‘fracking’, que han sido cuestionadas por los ambientalistas. Esa técnica -que utiliza agua a presión para fracturar rocas petrolíferas - ha permitido a los estadounidenses elevar sus reservas y depender menos de las compras.

“La esperanza es que las cotizaciones suban un poco más, pero el petróleo sigue estando entre dos fuegos, es decir, los países que buscan reducir la oferta y los que la rechazan”, apunta Concha.

Lea también: La OPEP logra un acuerdo "histórico" para recortar la producción de petróleo

En efecto, grandes naciones como Rusia, que no pertenecen a la Opep, no estarían dispuestas a cerrar el grifo como tampoco México y Brasil. Venezuela y Ecuador son los únicos países latinos en pertenecer a ese cartel de los poderosos petroleros del planeta.

Noureddine Boutarfa, ministro argelino de Energía estimó que la Opep tiene margen para reducir su producción más que lo anunciado, pero nada es seguro.

Esperanzas amenazadas

Irán, cuyos pozos produce 4,17 millones de barriles-día, quedó excluido del preacuerdo de recortes en la Opep porque ese país quiere recuperar su nivel de producción antes de las sanciones internacionales y los embargos por su programa nuclear.

El presidente venezolano Nicolás Maduro ha dicho que su país tampoco estaría en condición de cerrar la llave para reducir su producción diaria de 2,5 millones de barriles, y más ahora en plena recesión económica.  

La vecina nación, que tiene las reservas más grandes del mundo, deriva el 96% de sus divisas de las ventas de  crudo para financiar sus importaciones de productos básicos. 

“El precio de US$50 aún no nos convence”, apuntó Maduro. 

Aún así, existe la esperanza de que los precios suban más allá de los US$55, lo cual ha alentado a naciones como Noruega que busca destinar  25.000 millones de euros de sus ingresos petroleros para relanzar su economía en el 2017, la cual ha sido duramente mermada por las bajas cotizaciones. 

Sin embargo, la incertidumbre sigue siendo el pan de cada día, ya que 48 horas después de haber estado en US$50, el  viernes el petróleo WTI, que es de referencia para Estados Unidos y Colombia retrocedió hasta US$49,81 en la Bolsa de Nueva York.

Pese a tal comportamiento, “la tendencia se mantiene al alza (...) antes de la cumbre de la Opep y los datos sobre las reservas estadounidenses, que permiten esperar un ajuste de la oferta, en declive desde hace varias semanas”, indicó el analista Kyle Cooper, de la firma IAF Advisors.

Demanda vs oferta

Otra visión tiene Francisco José Lloreda, presidente de la Asociación Colombiana del Petróleo, ACP, quien dijo hace poco que mientras no haya un cambio en la demanda, no en la oferta de los países Opep, los precios van a seguir fluctuando”. 

Y agregó: “Por ejemplo, si se establece el barril en US$50, hay campos que vuelven a ser rentables, y ahí el precio volvería a bajar. Hasta que no haya aumento de la demanda no van a aumentar o estabilizarse”.

Al respecto José Roberto Concha, director de Icecomex,  señala que “paradójicamente el petróleo es un recurso no renovable, pero cada vez la producción aumenta, lo cual  preocupa ya que muchos países no miembros de la Opep aprovecharán para reactivar sus pozos para extraer más crudo y venderlo al mercado con precios altos”.

Sobre el particular Agustín Vera, director de la firma Estrategias Cuantitativas de  Global Securities, apunta que “es importante establecer la confiabilidad del acuerdo de producción de petróleo entre los países de la Opep, pues en las anteriores ocasiones se ha incumplido”.

Ese círculo vicioso es el que busca superarse en noviembre próximo en la cumbre de la Opep, dado que mientras la demanda no aumente y la producción se mantenga alta, será imposible que el mercado logre un equilibrio.

Aún con todos esos obstáculos, existe confianza en que los precios del crudo volverán a aumentar paulatinamente. De esta manera, muchos países petroleros, hoy acosados por la crisis, podrían volver a gozar de la riqueza del ‘oro negro’.

Panorama colombiano

A raíz del desplome de los precios del petróleo, la economía colombiana ha dejado de percibir US$28 billones este año. Y esa renta podría ser igualmente cero  en 2017.

A pesar de tal circunstancia, el Gobierno ha proyectado un precio de US$55 por barril el año entrante, el cual significaría un alivio para las arcas. Ecopetrol hace cuentas con un barril a US$50.

Hoy la producción de petróleo en Colombia está en promedio en 800.000 barriles diarios, por lo que Diego Franco, jefe de investigaciones de Franco Valores, pone de presente que el país deberá elevar su extracción de crudo por encima del millón de barriles para sacarle provecho a la próxima coyuntura alcista de precios. 

En julio pasado la producción bajó un 5,5% y fue de 843.000 barriles por día. Se espera que haya repuntado en agosto y septiembre.

Según el presidente de la Cámara de Servicios Petroleros, Campetrol, Rubén Darío Lizarralde, en agosto 192 taladros estaban inactivos, un 41% más que en agosto de 2015.

Y preocupa el hecho de que el Gobierno tendrá que devolverle a las petroleras $800.000 millones por anticipos en impuestos.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad