La llegada de Claro reacomodó las telecomunicaciones en Colombia

La llegada de Claro reacomodó las telecomunicaciones en Colombia

Julio 01, 2012 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País
La llegada de Claro reacomodó las telecomunicaciones en Colombia

33'761.928 usuarios activos reportó Comcel durante el primer semestre de este año.

Claro y Movistar son ahora los pesos pesados. Tigo, Uff y Une compiten por el resto del mercado. Usuarios se beneficiarían con mejores servicios.

La integración de Comcel y Telmex en una misma compañía, Claro, implica un sustancial reacomodo del mercado de las comunicaciones en Colombia y abre paso a una fuerte competencia entre los actuales operadores. Claro y Movistar -que recientemente se integró con Telefónica- quedan como los pesos pesados del negocio de la telefonía móvil. Claro tendría una participación cercana al 60%, mientras que la de Movistar será del 25%. Le siguen Tigo, con casi un 13%, y Uff y Une que no llegan al 1% en un mercado calculado en unos 40 millones de usuarios. La nueva integración, según el ingeniero Julián Cardona, presidente de la Asociación Colombiana de Ingenieros Aciem, sería una suerte de movimiento de defensa frente al TLC. Cardona ve muy posible que con los tratados de libre comercio lleguen operadores de talla internacional al mercado local para reforzar la competencia. Entre ellos, se especula, suenan Verizon y AT&T.Cristian Lizcano, consultor y exdirector de la Comisión de Regulación de Comunicaciones, cree en cambio que la integración, más que a los tratados de libre comercio, responde a una tendencia mundial, natural y lógica de los grupos empresariales, que pretenden encontrar sinergias entre sus propios negocios para optimizar sus servicios y productos, además de elevar su competitividad.Precisamente la apuesta de Claro es realizar la integración como una estrategia empresarial de consolidación de marca, por un lado, y fortalecerse tecnológicamente para optimizar los servicios en el segmento de datos, por otro.Lo que pretende el magnate Carlos Slim -propietario de América Móvil, Claro, Comcel y Telmex- es consolidar una estrategia más global de sus negocios de telecomunicaciones, según lo explica Ricardo Gaitán, analista de marca. Cuando se habla de marcas es más fácil ganar reconocimiento y posicionar una sola, en este caso Claro, que mantener a todas las que harían parte de un conglomerado en los diferentes países en los que opera, anota. Claro es una marca internacional, mientras que Comcel es más local, sostiene Gaitán.“Ahora Claro ofrecerá en Colombia un portafolio de soluciones de telecomunicaciones empaquetado y convergente para personas, hogares y empresas, a través de una cobertura basada en una infraestructura combinada de las redes fija y móvil”, señala, a propósito, Juan Carlos Archila, presidente de Claro Colombia. Justamente el flujo de datos es el gran negocio en el mundo actual. Cada vez se requiere mejor rendimiento en teléfonos móviles, tabletas y portátiles. Eso explica en parte por qué en un mercado que pareciera saturado -el de la telefonía móvil- se sigue invirtiendo. En el flujo de datos aún hay mucho por hacer, millones de usuarios por beneficiar. De ahí que sea más productivo unir dos plataformas tecnológicas (Comcel-Telmex) para elevar la competitividad y mejorar distintos servicios sobre todo en paquetes familiares conocidos como multiplay: telefonía fija, móvil, banda ancha y televisión digital.Lo anterior implica una apuesta de inversiones millonarias. Claro anunció, por ejemplo, US$800 millones para el mejoramiento de sus redes y una ampliación de su cobertura para llegar a 1.100 municipios y abrir 15.000 puntos de atención al cliente.Además, para el cambio de imagen se tienen presupuestados US$40 millones, que se invertirán en un plazo de 8 meses.Usuarios, los beneficiadosSon varios los beneficios que tendrán los usuarios en Colombia con el aterrizaje de Claro y el nuevo panorama de las comunicaciones. Uno de ellos es una eventual reducción de las tarifas, gracias al empaquetamiento de los servicios. De paso el servicio ‘roaming’ internacional tendería a abaratarse más.También, llegarán nuevas tecnologías como la 4G LTT, que permite mayores velocidades de acceso y navegación. Bajar videos, canciones, documentos en un teléfono será un asunto de segundos. De igual manera, se podrá navegar en Internet con velocidades que oscilan entre 50 y 100 megas, gracias a las nuevas opciones de banda ancha. En televisión, Claro ofrecerá un modelo de suscripción y renta en línea que le permitirá al usuario acceder a películas y series de televisión que son transmitidas por Internet sin necesidad de descargas y con la facilidad de pagar directamente en la web, sin cargos a la factura. Crisitian Lizcano explica que precisamente lo que se espera con estas integraciones de los grupos empresariales es que se traduzcan en beneficios para todos los usuarios: mejoras en la atención al cliente, prestación de más y mejores servicios, tarifas cada vez más económicas. Con la llegada de Claro, por ejemplo, se distribuirán 45 nuevos modelos de teléfonos inteligentes. La ecuación es conocida: si los grupos empresariales incrementan su eficiencia, sus competidores deberán responder de la misma manera para no quedarse sin clientes. El usuario será el mayor beneficiado.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad