La Feria se convirtió en el gran motor de la economía caleña

Diciembre 26, 2010 - 12:00 a.m. Por:
Elpais.com.co
La Feria  se convirtió en el gran motor de la economía caleña

Con los recursos oficiales, se patrocina el 50% del vestuario de 1.093 bailarines que participarán en el salsódromo, toda vez que el incentivo económico que se da a cada una de las 25 comparsas.

La Feria de Cali es un motor económico que mueve alrededor de $80.000 millones. Es toda una industria de la diversión que no sólo genera alegría sino rendimientos para miles de personas que la ven como una oportunidad de ingresos rápidos.

La Feria de Cali es un motor económico que mueve alrededor de $80.000 millones. Es toda una industria de la diversión que no sólo genera alegría sino rendimientos para miles de personas que la ven como una oportunidad de ingresos rápidos. Otros viven de ella buena parte el año.Por eso, en este certamen florecen todas las actividades formales e informales. Según Leobardo, Amú, gerente de Corfecali, la feria es tan importante que “genera 20.000 empleos directos y alrededor de 80.000 indirectos, por lo cual contribuye a dinamizar la economía en la ciudad”.Para empezar, el certamen ferial hace que despegue toda la industria cultural que se mueve alrededor de la salsa como es la industria del vestuario, el calzado, el maquillaje, instrumentos musicales, fotografía, turismo, hoteles, restaurantes y la misma informalidad. Por ello “realmente la feria es un generador de empleo y un gran motor económico”, resaltó Amú.Tan sólo Corfecali (entidad organizadora del certamen) invierte en su organización $7.000 millones, de los cuales $5.700 millones vienen a través de un contrato interadministrativo entre la Alcaldía de Cali y la Secretaría de Cultura y Turismo, y $1.300 millones son producto de la comercialización de diferentes eventos que realiza Corfecali. Una inversión que hacen la Industria de Licores del Valle, Bavaria, Éxito, Comcel, Telefónica Telecom, UNE, entre otras firmas privadas.Con los recursos oficiales, se patrocina el 50% del vestuario de 1.093 bailarines que participarán en el salsódromo, toda vez que el incentivo económico que se da a cada una de las 25 comparsas es de $20 millones.Esos recursos son los que permitieron que, por ejemplo, se reactivara el costurero de Gladys Hurtado, subdirectora de la escuela de baile Nueva Dimensión, para preparar el vestuario de sus bailarines que estarán el 25 de diciembre en la apertura de feria.El otro motor económico de la feria es la rumba. Alejandro Vásquez, presidente de la Asociacion de Establecimientos Nocturnos de Diversión, Asonod, indicó que dentro de Cali hay 800 negocios registrados en Cámara de Comercio, los cuales generan unos 20.000 empleos directos.Pero durante la feria sus ventas aumentan un 30%, por lo cual cada uno contrata unos tres trabajadores adicionales, lo que permite generar unos 2.400 empleos más.Aparte de ello, en Menga hay 30 discotecas con capacidad para 500 y hasta 1.500 personas cada una, donde en una noche de rumba pueden llegar 30 mil rumberos que significan un gran movimiento económico en consumo.Otras ‘locomotoras’Asonod hizo un censo y determinó que unas 11.000 personas componen la informalidad conexa a la rumba nocturna en actividades de vigilancia, ventas de comida rápida, cigarrillos, dulces, minutos y rosas. Esa economía informal podría subir en más del 50% durante la feria, ya que, por ejemplo, a lo largo del alumbrado de la Calle 25 aparecen 1.300 nuevos vendedores callejeros, y en el recorrido del Salsódromo se ubican otros 1.300. Esto sin contar los miles que aparecen en alrededores de la Plaza de Toros, el Estadio Panamericano, el centro de la ciudad y en el resto de los eventos feriales.Otro motor de la economía caleña en la feria es el turismo. Nubia Gaona, gerente de Cotelco Valle (el gremio de los hoteleros), señala que en ese sector el empleo aumenta en un 40% porque hay que contratar personal adicional de meseros, botones recepcionistas, camareras, servicio al cliente, reservas, mantenimiento y áreas.La ocupación hotelera durante estas fiestas también crece entre 30 y 40%, y Cotelco estima que los hoteles tendrán un lleno del 65%. Muchos se han ido especializando en segmentos de la feria como los toros, las orquestas y el Salsódromo y los turistas ocupan los hoteles en función de ellos.El año pasado vinieron a Cali más de 32.000 turistas de Estados Unidos, Venezuela, Ecuador, Perú y Chile, lo mismo que de Inglaterra y China.Por la Terminal de Transportes, por tierra, ya han pasado 600 turistas extranjeros en la última semana, reportó Mauricio Castro, ejecutivo de la entidad. Señaló que por esa central de pasajeros ingresan en diciembre unas 890.000 personas a Cali.Y el otro dinamizador de la economía ferial es la gastronomía. Carolina Muñoz, directora de Acodrés (el gremio de los restaurantes), indicó que las ventas del sector aumentan un 40% promedio en estos días. Cada restaurante contrata entre 3 y 5 personas y son 500 establecimientos formales importantes que, además, extienden sus horarios de trabajo hasta más allá de la medianoche. Algunos restaurantes programan presentaciones y remates de corridas para aumentar sus ventas.De esta manea, la Feria de Cali se convierte en la gran locomotora de la economía caleña entre el 25 y 30 de diciembre. Y, para muchos, durante buena parte del año.

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad