La especialización es la apuesta de Electrojaponesa

Diciembre 13, 2010 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País

La compañía, de origen caleño, prepara la conmemoración de sus 40 años de crecimiento.

La compañía líder en la categoría de electrodomésticos en el suroccidente colombiano enfilará sus baterías en la especialización de sus productos y en la firma de convenios con otras empresas para seguir su proceso de expansión en el país.De hecho, ya comenzó a hacerlo. Una muestra de ello es la apertura de la moderna tienda que opera en el norte de Cali, en la que se ofrecen electrodomésticos exclusivos para los estratos 5 y 6.En materia de convenios, también tiene algunos muy adelantados, pero sólo se darán a conocer a principios del 2011.La puesta en marcha de estos sistemas de mercadeo responden a un solo objetivo: seguir a la vanguardia en la venta de toda clase de aparatos eléctricos, tal como lo ha venido haciendo a lo largo de 40 años de operaciones, pese a la dura competencia en ese segmento de la economía.Electrojaponesa ha hecho historia en Cali y es casi un ícono en la venta de equipos de sonido, neveras, estufas, lavadoras, televisores y cámaras fotográficas, entre otros electrodomésticos.Pero también ha dejado huella en otros municipios del Valle del Cauca, como Jamundí, Yumbo, Buga y Palmira, así como en varias poblaciones del Eje Cafetero.En total tiene 18 puntos de venta y atiende a 350 grandes clientes en todo el país.Adicionalmente, maneja bodegas en Bogotá y Yumbo, desde donde suple las necesidades de todos los usuarios, gracias a los 560 empleados directos y a un número no establecido de puestos de trabajo indirectos.Aunque a muchos les suena como a una marca, Electrojaponesa es el nombre que su creador le dio, no sólo porque comercializaba productos del Japón, sino porque venía de esa nación asiática.Se trata de Sakae Machida, su presidente, el hombre que le dio vida a la empresa por allá en noviembre de 1971.Radiolas y transistoresLas marcas que mandaban la parada eran Sharp, Haceb y Centrales y las tres se conseguían en el almacén que abrió Machida en pleno corazón de Cali, sobre la Carrera 13.Laboraban cinco personas: una secretaria, un mensajero, un conductor, una vendedora y Sakae Machida.Pronto la empresa tomó vuelo gracias a una modalidad de compra que todavía es clave en el mundo entero: el crédito. La diferencia era que en Electrojaponesa el préstamo era directo, sin necesidad de acudir al banco. Los estratos bajos de la población eran sus principales clientes, aunque en la actualidad ocupan un papel importante.“Poco a poco fuimos ganando terreno y agrandando el negocio; eso sí, sin dejar de lado la innovación y el respeto por nuestro capital humano, que son nuestros empleados”, dijo Machida.Pero en forma simultánea al crecimiento de la empresa también aumentó la familia. “Llegaron los hijos, tres en total, todos nacidos en Colombia”, agregó.La evoluciónEl mayor de los tres, Masaki Machida, tomó las riendas de la empresa y asumió como gerente, hace unos seis años.Lo hizo después de estudiar en Japón y en Estados Unidos, porque el conocimiento del producto y del mercado son claves para vender bien, filosofía que aprendió de su padre.Una de las estrategias que se puso en marcha para enfrentar la competencia con los almacenes de cadena fue la expansión.“Hace alrededor de once años teníamos 20 puntos de venta en el centro de la ciudad y decidimos unificar unos, los más grandes, y abrir otros, pero fuera de Cali. La idea era expandirnos, por eso hoy tenemos puntos en Yumbo, Buga, Jamundí y Palmira. Luego, la expansión fue más allá y abrimos en varios municipios del Eje Cafetero”, recordó Masaki Machida.La solidez de la compañía era cada vez mayor. “Hoy es más que una empresa vendedora, es una gran organización, pues manejamos dos canales en el país: el tradicional, que representa un 50% de las ventas, y el de la distribución, que representa el otro 50%”, comentó.Sin duda alguna la categoría de electrodomésticos ha evolucionado y hoy por hoy se trata de un segmento muy dinámico, que día tras día requiere de más conocimiento de parte de los asesores de ventas, pues los aparatos son más pequeños y traen muchas más funciones.Esa fue otra de las razones por las cuales Electrojaponesa incorporó un nuevo nicho a su actividad. “Abrimos mucho más nuestro mercado y ahora atendemos no sólo a los estratos bajos de la población sino a las clases altas, gracias a la apertura de un almacén especializado”, explicó.Más ventasEl comportamiento de los ingresos de la empresa durante los años 2008 y 2009 fue positivo, pero no el esperado. La crisis de esas vigencias golpeó duro a todo el sector productivo colombiano, “aunque nosotros la logramos sortear con éxito”, sostuvo el Gerente. Sin embargo, desde finales del 2009 el panorama mejoró sustancialmente y hoy la empresa puede decir que terminará el 2010 con cifras halagadoras.A juicio de Masaki Machida, las ventas crecerán este año 18% respecto de las del 2009, un número satisfactorio si se tiene en cuenta que la inflación escasamente se ubicará en 3%.Pero los proyectos para seguir innovando no se detienen allí. En los próximos cinco años la organización continuará estableciendo cambios para renovar y fortalecer las ventas. Entre ellos se cuentan la firma de convenios con otras compañías del sector. Alista otros 40 años.Recurso humanoElectrojaponesa genera 560 empleos directos. La mayoría está concentrada en Cali y el Valle del Cauca.De acuerdo con Sakae Machida, presidente de la empresa, “los empleados son la esencia de nuestra empresa. A ellos nos debemos”.Agregó que la estabilidad laboral es una de las ventajas de la compañía, “pues hay empleados que llevan con nosotros 38 años, casi todo el tiempo que lleva operando la empresa”.Los contratos son directos.

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad