“La discusión sobre el TLC con Corea del Sur se ha manipulado”

Noviembre 14, 2011 - 12:00 a.m. Por:
Sharon Ramírez Santamaría | Colprensa
“La discusión sobre el TLC con Corea del Sur se ha manipulado”

El presidente de Hyundai para Colombia, Gustavo Alberto Lenis, cree qque el tema del TLC entre Colombia y Corea del Sur se ha manipulado.

Gustavo Lenis, presidente de Hyundai en el país, dice que los colombianos serán los más beneficiados con este acuerdo comercial.

La quinta ronda de negociaciones para el establecimiento del Tratado de Libre Comercio (TLC) entre Colombia y Corea del Sur culminó el pasado mes de octubre y se espera que quede cerrado para finales del 2011.En Colombia existe temor de que el Gobierno abra el mercado automotor a la industria coreana y en el país asiático la resistencia surge por el tema de la agroindustria, en la que Colombia es fuerte.La controversia sigue y según el presidente de Hyundai en Colombia, Gustavo Alberto Lenis este nuevo acuerdo es necesario, en especial para los consumidores nacionales, pues una de las ventajas sería la reducción de precios de los vehículos.En entrevista, el directivo afirmó que el sector automotor colombiano no se ha preparado lo suficiente para una apertura comercial con otros países y por ende se debe trabajar en ello.¿Cuál es la posición de Hyundai frente al TLC entre Colombia y Corea del Sur?Estamos de acuerdo porque somos parte interesada. Sin embargo, creo que hay muchos factores para decirle que sí al TLC con Corea, pues es necesario. Lo otro es dejar un mercado con unas deformidades impresionantes, porque cuando se empieza con la política de los TLC, ya no se puede parar.¿Cuáles serían los beneficios para el sector automotor y en qué aspectos se tendría que ceder?No soy negociador, quien negocia es el Gobierno. Lo que es claro es que Corea del Sur es uno de los grandes jugadores mundiales en el sector automotor. El mercado colombiano puede crecer y creo que con el TLC lo que se puede lograr es que el ciudadano pueda adquirir un vehículo a un mejor costo. Los precios bajarían y los compradores serían más. También se tiene que ceder y el gran ejemplo en este caso es Chile, al que en este momento le va muy bien después de firmar con Corea. Es que en definitiva los consumidores y el pueblo colombiano deben ser los más beneficiados.Algunos contradictores argumentan que con la entrada en vigencia del TLC se generarían desempleo y pérdidas para la industria nacional…Los que se están oponiendo son las ensambladoras y algunos autopartistas, pero este es un tema que se ha manipulado; se han dicho muchas cosas para convencer, pero al final no se tienen en cuenta todas las variables. Ellos han salido a decir que no pueden competir con Corea del Sur, porque produce una cifra cercana a tres millones de vehículos y en nuestro país esa cifra es impensable, pero debieron haber pensado en eso desde hace mucho tiempo. La pregunta en este caso es si la industria automotriz se ha venido preparando y si se ha modernizado en los últimos 20 años, pues las ensambladoras ya sabían la intención del Gobierno de abrir el mercado. Otras industrias se prepararon, menos la automotriz, entonces qué hicieron con las utilidades en los últimos años; por qué hasta ahora dicen que van a hacer unas reinversiones y no las hicieron antes. Hay que pensar a futuro, porque si el sector automotriz tiene que seguir pagando aranceles y los otros países no, estaría perdiendo en términos de competencia y ganancias, en ese caso las personas se quedarían sin empleo. Repito, hay que pensar a futuro.En ese sentido, ¿usted siente que su posición defiende más el interés general que el de un sector en particular?Por supuesto, creo que aquí se está protegiendo a unos pocos a costa del consumidor colombiano, que tiene derecho a acceder, en este caso, a vehículos de mejor calidad y de mejor precio. Además, todavía tenemos unas tecnologías del siglo pasado y creo que ya es hora de competir con calidad y con precio. Ellas (las ensambladoras) han tenido mucho tiempo para modernizarse y hasta ahora se dan cuenta que no lo hicieron. Me impresionan mucho, por ejemplo, unas declaraciones de la doctora Martha Lucía Ramírez. Ella era ministra de Comercio Exterior cuando yo era presidente de Avianca. En esa época me dijo: “Prepárese como pueda, porque vamos a iniciar la apertura” y ahora está en desacuerdo con un TLC que está anunciado desde hace más de 20 años.¿Cómo analiza la competencia con los mercados internacionales? ¿Qué pasaría con la entrada en vigencia de ese Tratado?En términos de vehículos vs. habitantes no estamos muy bien; de hecho, Ecuador está mejor que nosotros. Fíjese lo que ha pasado con el caso de México, que es un país con cero arancel, en el que han venido crecido impresionantemente sus exportaciones. México exporta hacia Colombia más o menos un 30%, Corea un 16%. Con el Tratado habría más igualdad de condiciones y oportunidades; además, nuestro país tendría más capacidad para competir con otros mercados, porque si seguimos pagando y ellos no, evidentemente comenzaremos a perder.¿Cómo cree que está la industria automotriz?Definitivamente la tecnología de los automóviles que se ensamblan en Colombia está distante de lo que se está vendiendo en el mercado mundial, por ejemplo, en lo que tiene que ver con el consumo de combustible. Creo que si las ensambladoras se preocuparan por realizar un modelo y no un montón de ellos, les iría mejor.¿La infraestructura nuestra está preparada para estos acuerdos comerciales?Creo que la infraestructura de nosotros es deficiente, de hecho el invierno pasado y éste nos ha afectado, porque desde que se afecte la condición de las vías eso implica para nosotros un aumento de costos y más tiempo para transportar los vehículos. Claro todo eso afecta las ventas. autopartes colombianas más alto, de manera que los carros tengan un mayor valor agregado y se logren ventas importantes” , puntualizó la abogada y especialista en derecho comercial.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad