La economía de Brasil quiere crecer con el Mundial

Junio 01, 2014 - 12:00 a.m. Por:
Agencia AFP
La economía de Brasil quiere crecer con el Mundial

2900 millones de dólares moverá el Mundial de Fútbol en pauta publicitaria, según un estudio de Deloitte.

El desempeño del país no ha sido el mejor este año. Analistas dicen que la Copa aportaría cuatro puntos al PIB en el corto plazo. Expectativa.

Brasil, la séptima economía del mundo, crece a ritmo de tortuga pese a las inversiones realizadas para el Mundial de Fútbol que comienza en 11 días: el PIB aumentó apenas 0,2 % en el primer trimestre del año en relación al trimestre anterior, y para 2014 el mercado apuesta a un decepcionante 1,63 %. Tras el ‘boom’ de 2010, cuando la principal economía latinoamericana se disparó 7,5 %, el mundo desarrollado -hundido por la crisis del 2008 y 2009- cifró sus esperanzas en el gigante emergente, que parecía despertar de un gran letargo. Pero las expectativas demostraron ser demasiado altas, y Brasil tuvo tres años de moderado crecimiento: 2,7 % en 2011; 1 % en 2012 y 2,5 % en 2013. Y para este año, el mercado pronostica sin embargo que el país de 200 millones de habitantes solo crecerá 1,63 %. “El inicio del 2014 fue particularmente perverso para las expectativas empresariales: las amenazas de apagón, corte de agua e inflación fuera de control determinaron una trayectoria en baja de la inversión”, estimó el economista André Perfeito, de la consultora Gradual Investimentos.La esperanza del Mundial Las opiniones sobre el impacto del Mundial de Fútbol en la economía son variadas. Según el analista Felipe Queiroz, si bien el gobierno ha invertido unos US$11.000 millones en los preparativos para la Copa del Mundo -lo cual ha generado enormes protestas- no todo fue ejecutado en el periodo que se esperaba. Sin embargo, otros expertos creen que los efectos de las inversiones de la Copa Mundo se verán a largo plazo: hasta 2019 la economía brasilera puede ganar cuatro puntos porcentuales de crecimiento gracias al Mundial y los Juegos Olímpicos, según la consultora Ernst & Young. La agencia calificadora Moody's cree no obstante que la Copa tendrá un efecto insignificante en la economía, dado el bajo crecimiento del país desde 2011. Pero otros estudios como el de la firma Deloitte indican que La Copa del Mundo de Brasil significa para el país la modernización de su infraestructura, mejoras en la hotelería, mejoras en los servicios aeroportuarios, de redes viales, de telecomunicación y otras que modificarán la forma de vida en las ciudades anfitrionas, principalmente.Señalan que el PIB de las poblaciones sede del Mundial, como Rio de Janeiro crecerá US$6500 millones. “Para Brasil y para la región es una oportunidad para respaldar la posibilidad de que Latinoamérica tome un lugar preponderante en la geopolítica mundial. Entendemos que esa es la forma correcta de mirar, más allá de lo estrictamente deportivo, este acontecimiento de gran escala”, explica el estudio de Deloitte.Otros retosMás allá del Mundial, el Gobierno de Brasil se enfrenta asimismo al dilema de cómo manejar la política monetaria en un escenario de crecimiento anémico y elevada inflación (6,28 % en 12 meses en abril, peligrosamente cerca del techo oficial de 6,5 %). El Banco Central mantuvo su principal tasa de interés en 11 % esta semana, para alarma de los industriales que la consideran altísima.El bajo crecimiento de la economía en el primer trimestre lo atribuye el Gobierno al bajo de desempeño de otras naciones como EE.UU. y Europa que también tuvieron un crecimiento pequeño, afirmaron.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad