“La crisis es un buen momento para ahorrar”: Director de Fedesarrollo

Marzo 09, 2016 - 12:00 a.m. Por:
Elpaís.com.co l Colprensa
“La crisis es un buen momento para ahorrar”: Director de Fedesarrollo

Leonardo Villar, director de Fedesarrollo.

Leonardo Villar, director de Fedesarrollo, dice que bajonazo en los precios del petróleo puede tardar algún tiempo.

La economía colombiana no pasa por un buen momento, pero  esa coyuntura no significa que no existan nuevas oportunidades de negocios.

Lo importante, según el director de Fedesarrollo, Leonardo Villar, es fomentar el ahorro no solo a escala gubernamental sino entre las personas mientras pasa la crisis. Es el momento de apretarse el cinturón y controlar el gasto. 

El dirigente considera que ese ahorro es fundamental teniendo en cuenta que los precios de productos básicos como el petróleo tardarán en recuperarse, aunque nadie sabe cuándo.

¿Cómo ve las perspectivas para Colombia en materia económica?

Este es un año difícil. Colombia enfrentó el año pasado una reducción enorme en el precio del petróleo que era su principal producto de exportación. Y en otros productos de exportación de Colombia también ha visto reducir su precio de manera muy significativa como el carbón, el ferroníquel, el oro y en ese sentido se nos bajaron los ingresos y por lo tanto tenemos que ajustarnos a unas nuevas condiciones.

En adición a esto varios de nuestros principales compradores tradicionales están en situaciones muy complicadas, América Latina está en recesión, nuestros dos principales destinos desde el punto de vista económico que son Venezuela y Ecuador tienen problemas, en parte por razones políticas, en parte por la magnitud de la caída del precio del petróleo que los afecta a ellos también como exportadores. Y eso constituye un entorno particularmente negativo para el país, del cual afortunadamente estamos saliendo relativamente bien.

Lea también: El 2016, año de duros retos para la economía colombiana

¿El país está en condiciones de resistir otra reforma tributaria en ese momento?

Desafortunadamente creo que se necesita otra reforma tributaria. Y se necesita por varias razones. En primer lugar, porque tenemos que ajustar las finanzas públicas a esa reducción dramática que tuvieron los ingresos fiscales, ya que el Gobierno llegó a recibir en 2013 el equivalente al 3,3% del PIB, en ingresos derivados de dividendos de Ecopetrol y de impuestos pagados por las empresas petroleras.

¿Cuántos de estos ingresos se perderán por la crisis?

Eso equivale más o menos a $25 billones. Eso es una cifra enorme constituida cerca del 20% de los ingresos corrientes del Gobierno Nacional y eso se desapareció. Simplemente en el 2016 no vamos a tener nada de eso, ni dividendos de Ecopetrol, ni impuestos de las empresas petroleras porque están con utilidades prácticamente desvanecidas, entonces tenemos una situación en la que el Gobierno tiene que reemplazar esos dineros y no es que los tenga que reemplazar solo en este año.

El problema es que entramos en un nuevo estadio de la economía colombiana, en la que el Gobierno tiene que buscar los recursos para financiar todos los programas y obras que hacía en parte financiadas por la renta petrolera, y que en el futuro tendrá que atender con impuestos normales que paguemos los colombianos. Entonces tenemos que bajar el gasto público y ajustarnos a una nueva realidad, pero también tenemos que aumentar los impuestos que pagamos los colombianos.

A eso  hay que sumarle que la estructura tributaria de Colombia es muy inequitativa, ineficiente y compleja, y esta puede ser una muy buena oportunidad para simplificarla y hacerla mucho más amable.

¿Cuál es entonces la esperanza de una recuperación?

Claramente los ciclos económicos existen, son recurrentes, cuando está uno en auge, siempre tiene que recordar que éstos se terminan. Cuando existe un beneficio con los altos precios del petróleo, por ejemplo, tiene que pensarse que eso no es para siempre y que los períodos de auge van a ir seguidos de períodos de desaceleración. 

Afortunadamente la crisis internacional de los años 2008 y 2009 se pudo manejar muy bien en Colombia y no fue una crisis para toda América Latina. Y fue muy corta en sus impactos para la región, en parte porque los precios del petróleo, que eran tan importantes para nosotros y otras materias primas que son muy básicas para América del Sur, se recuperaron muy rápido porque China empujó esa recuperación. China nos salvó en ese momento.

Ese impacto de no contar con renta petrolera, ¿qué tanto podría impactar la expansión económica del país?

Ahora la situación es un poco más complicada para el caso colombiano y para América Latina en general, pues desafortunadamente los precios de los productos básicos se cayeron, y se cayeron por un buen tiempo. Se van a mantener bajos por un buen rato y creo que es bueno y sano pensarlo así. 

Por lo tanto, nos tenemos que ajustar. Creo que en este momento tenemos que pensar cómo ajustarnos a las nuevas circunstancias, y recordar mucho lo que debemos hacer cuando volvamos a tener mejores tiempos. Es un buen momento para ahorrar y para no creernos ricos antes de tiempo.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad