"La crisis de Cali ya quedó atrás": Álvaro José Henao

Mayo 18, 2014 - 12:00 a.m. Por:
Francy Elena Chagüendo A. | Reportera de El País

Álvaro José Henao, presidente de Smurfit Kappa Cartón de Colombia.

Los empresarios están comprometidos con la región, dice Álvaro José Henao, presidente de Smurfit Kappa Cartón de Colombia. El dólar no debería bajar de $1950.

El día que el caleño Álvaro José Henao Ramos, actual presidente de Smurfit Kappa Cartón de Colombia, ingresó a esa compañía, ya nadie se acordaba que había sido contratado. Se vinculó como asistente en el área de Contraloría y el 1 de septiembre del 1988 tuvo que recordarles a sus compañeros de su ingreso.Desde entonces pasó por diferentes cargos en esta empresa, tanto en Colombia como en el exterior y desde julio del año pasado asumió la Presidencia.En entrevista con El País, el ejecutivo ratifica que el Valle del Cauca y en especial Cali tienen una nueva cara que mostrar y que vuelve a ser protagonista. Pero, dice que se necesitan que empresarios y políticos ‘empujen’ para un mismo lado.Sobre Smurfit Cartón de Colombia, que este mes conmemora 70 años en el país, aseguró que se esperan buenos resultados, gracias a que la industria nacional empezó su repunte. La empresa tiene planes de expansión con una nueva planta en Bogotá.¿Cómo llega usted a la Presidencia de esta multinacional?Ingresé a la compañía el 1 de septiembre de 1988, hay una anécdota y es que no se habían acordado de que me habían contratado, porque lo habían hecho varios meses atrás. Ingresé como asistente en el área de Contraloría, en entrenamiento, luego estuve en el sector financiero, viví en Barranquilla, fui a estudiar a los Estados Unidos y allí trabaje con la compañía 11 años, luego regresé.La compañía es juiciosa, tiene una lista de candidatos a ser presidentes de sus empresas y salió mi nombre. Colombia, dentro de la organización se ha caracterizado por ‘exportar talento’, por ejemplo, el presidente de Smurfit en América es nariñense, el vicepresidente en Colombia hace poco lo nombraron como presidente de la empresa en Argentina y hay otro colombiano al frente de la división más grande del grupo en Europa.Como vallecaucano ¿qué piensa usted del compromiso del empresariado con la región? Indiscutiblemente hay un gran compromiso, inclusive a veces uno no tiene tanto tiempo para estar en todos los proyectos que se quieren emprender. Veo que hay una dinámica de diferentes entidades como la Cámara de Comercio, Invest Pacific, entidades que están trabajando en llave por atraer inversión y sacar adelante al Valle del Cauca. Por otro lado, la mayor parte de las empresas tenemos fundaciones y ahora estamos trabajando en conjunto en una red de responsabilidad social que busca tener un mayor impacto. He estado gratamente sorprendido por el esfuerzo que se trata de hacer por el Valle, no solo por Cali, sin por regiones como Buenaventura, porque se mejore la calidad de la educación, la competitividad y creo que hoy los dirigentes empresariales están jalando para un mismo lado.¿Qué hace falta para concretar los proyectos que requiere el Valle? Hay dos cosas por hacer, los empresarios deben seguir haciendo ‘bulla’ porque si no es así nadie nos escucha. Lo segundo, la clase política debe ayudar porque son los que tienen el contacto con el Gobierno, deben ayudar a promover todos los proyectos. Sino empujamos juntos, habrá otros que están empujando más.Lo que he notado es que el Valle está tratando de volver a tener un protagonismo político que no había tenido antes. La otra cosa que nos ayuda es el hecho de que la administración caleña ha logrado tener un mayor protagonismo y se ha hecho escuchar. La ciudad ha sonado con eventos importantes y todo esto hace que esa crisis de ciudad esté quedando atrás.¿Cree que hoy somos una región más competitiva? Si uno se ciñe a los números de los estudios nos falta mucho trabajo, especialmente en la parte de educación y no es fácil cambiar este panorama. Si queremos hacerlo, se deben tomar decisiones inmediatas porque para lograr un mejor nivel educativo, eso puede tomar toda una generación, pero Ecuador lo hizo. El presidente Correa ha invertido en esto y ha logrado subir la competitividad de ese país. En vías, las del Valle son buenas, se tiene un sistema de dobles calzadas en la parte plana. Pero si se logra terminar la doble calzada al Puerto y dejan hacer la de Mulaló y recuperar a Buenaventura quedaríamos en muy buena condición.Si pudiera darle al Presidente Santos una recomendación para que la industria tenga mejores resultados. ¿Qué le diría?Desde el punto de vista de la industria lo primero sería más trabajo con la tasa de cambio, que con los instrumentos que sea se mantenga por encima de los $1950. La otra recomendación es que como industriales hemos estado abogando por unos costos de energía competitivos. La tarifa de energía en el país no es la más cara del mundo, pero tampoco las más barata, aún así son más caras cuando se comparan con las de los países con los que competimos. Creo que hay cosas por hacer y el Gobierno tiene las facultades para ser más agresivo en este tema y tener costos de energía más competitivos.No queremos subsidios, solo que nos den herramientas para competir en el mismo nivel que con los que nos toca pelearnos el mercado. Con reglas parecidas nosotros competimos.Pero ya se hizo una reducción del 20 % de la tarifa... Eso fue parcialmente compensado por un mayor cargo de confiabilidad. Los consumidores tenemos que pagar por el mantenimiento de la red eléctrica del país y si hay voladuras del sistema los costos se incrementan. Tuvimos un ahorro, pero no fue de ese 20 %. El Gobierno tiene mecanismos para trabajar en este tema.La industria del papel, de la que hace parte Smurfit Kappa Cartón de Colombia, tuvo meses malos en el 2013, ¿el panorama ha cambiado? Sí. El final del 2013 y el comienzo de este 2014 muestra que la economía nacional ha mejorado y si eso pasa, a nosotros nos va muy bien. Cuando mira las cifras del Dane y los resultados de nuestra compañía se ve claramente el avance. Creo que ya se tocó fondo y ahora vamos por la senda de la recuperación.¿A qué se debe este cambio?Nosotros nos íbamos a ‘morir’ con una tasa de cambio a $1780, cotización a la que llegó a estar el dólar a comienzos del 2013. El Gobierno vió lo que pasaba y presentó el programa Pipe (Plan de Impulso a la Productividad y el Empleo) y ahora se está notando el cambio en la demanda. Nosotros operamos en varias líneas del sector del papel, pero específicamente el segmento de corrugado es un termómetro de cómo le va a la economía.¿O sea que el Pipe ha funcionado? Yo diría que sí, porque se nota en la industria y también en la tasa de cambio. La gente no se imagina el efecto malo que tiene la divisa revaluada para compañías como la nuestra que exporta el 30 % de sus productos y que competimos en igualdad de condiciones con los productos importados porque en estas líneas el arancel es casi cero. Pero siguen los vaivenes del dólar, ¿están conformes con la actual tasa de cambio?Creo que la Junta del Banco de la República podrían hacer algo más. Cuando el dólar llegó a $2050, para los empresarios eso excedía cualquier sueño que tuviéramos. Una tasa de cambio realista es que la que se mueva entre $1950 y $2000, más cercano a esta última cifra sería la adecuada. Realmente espero que el Gobierno Nacional con las herramientas que tiene trate de mantenerla en ese tope y evite que caiga por debajo de los $1900.¿Cuál es la inversión proyectada en la nueva planta y para cuándo estará?Si aprueban el proyecto estaríamos empezando operaciones en una nueva fábrica en el 2016. Smurfit Cartón de Colombia tiene una planta en Bogotá, pero no hay forma de crecer, entonces lo que estamos haciendo es trasladar esa planta a Tocancipá, lo que nos permitirá tener la capacidad de crecimiento y además contar con nuevas tecnologías. Será una fábrica para los próximos 30 años. El estudio que se está terminando dirá cuáles serán las inversiones.

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad