La clave del éxito de Carvajal, compañía de tradición en el Valle

La clave del éxito de Carvajal, compañía de tradición en el Valle

Julio 20, 2016 - 12:00 a.m. Por:
Henry Delgado Henao | Editor de Activos El País
La clave del éxito de Carvajal, compañía de tradición en el Valle

Pedro Rafael Jaramillo, gerente de Carvajal Espacios.

El País habló con Pedro Rafael Jaramillo, gerente de Carvajal Espacios, quien entregó detalles de lo que viene para la compañía.

Pedro Rafael Jaramillo dice que el éxito en la vida se obtiene con una buena dosis de espíritu de sacrificio mezclada con  apasionamiento por lo que se hace. A eso se le adiciona un equipo de trabajo empoderado y comprometido. Esa ha sido la fórmula que ha aplicado este caleño como integrante del equipo de trabajo de la Organización Carvajal. Y por ello es que no le han pasado en vano los 38 años que lleva laborando en esta multinacional vallecaucana. En esos largos años de gestión ha ocupado diversos cargos y hoy, a pesar de estar gozando de su pensión, continúa con la camiseta puesta y con el mismo fervor de sus años de juventud. “No me he cansado de trabajar porque me encanta lo que hago”, afirma con vehemencia el ingeniero mecánico graduado en la Universidad del Valle. Pedro Jaramillo conoce el negocio  mobiliario (el de las sillas, escritorios y archivadores, entre otros productos), como la palma de su mano y en razón a ello, la compañía le llamó a finales del año pasado para que asumiera la gerencia de Carvajal Espacios y emprendiera un nuevo reto desde esas toldas, la de reorientar la compañía y volverla mucho más competitiva. En diálogo con LyN de El País, Jaramillo contó los planes que ha puesto en marcha para cumplir ese propósito. Su recorrido es largo en la compañía y no le es deconocido el tema de los muebles... Para nada. Déjeme contarle que por allá en el 2005 regresé a Colombia a ocupar la presidencia de la operación de Carvajal Espacios. Luego  manejé el negocio de empaques. Al cumplir mi jubilación,  estuve cuatro  años por fuera  y  me llamaron  para  gerenciar nuevamente la empresa Carvajal Espacios. La organización quiere  darle un nuevo impulso al negocio y me gustó la idea. Asumí la gerencia el  1 de diciembre  del  2015.  ¿Qué se propone  ahora? La gran meta es reposicionar la marca en el mercado porque estábamos un poco tímidos. La idea  ahora es entrar mucho más  agresivos y para ello nos hemos propuesto reorientar  la  oferta de líneas de productos.Carvajal Espacios siempre ha tenido una línea Premium. Vende un  mueble de alta categoría para atender las  empresas  grandes y  los altos directivos y ejecutivos. Pero en este momento  acabamos de lanzar  una  línea estándar dirigida a los  cargos y puestos  operativos.  Eso sí, manteniendo la calidad en ese segmento. De igual manera, lanzaremos  una línea económica  para oficinas en plantas  o en sitios alejados de la sede central de las empresas. Me refiero a campamentos como los que maneja Ecopetrol. En esa misma dirección atenderemos  las pequeñas empresa,  las Pymes. Dicho en otras palabras, Carvajal  ahora ofrecerá mobiliario para las tres gamas del negocio y nuestros asesores comerciales  llevarán una oferta completa, integral. Hablamos de mobiliario para oficinas, que  incluye el escritorio, el archivador, las sillas y todo lo que va en una oficina. Recientemente se  inauguró una tienda en el norte de Cali. ¿Allí se podrán observar las tres gamas? Así es,  lanzamos una  sala de ventas en la 26  Norte, en Santa Mónica. Básicamente ofrecemos  un clúster mobiliario a través de la marca Mepal. A próposito del nombre de la marca Mepal... ¿como surge  si no tiene el apellido Carvajal? La historia de la marca  se remonta a muchos años atrás. En Palmira, donde tenemos la planta de la empresa, existió una compañía familiar que se llamaba Muebles Palmira. Carvajal compró esa operación hace muchos años y siguió con el nombre que tenía, que tiene relación con esa ciudad. ¿La empresa por qué decide esta reorientación en otros segmentos de la economía? Lo hacemos para atender y suplir las necesidades de los clientes. También con el ánimo de seguir dando la ‘pelea’ con mucha fuerza en el mercado. ¿Cuál es la meta que se ha trazado? Después de haber regresado a este puesto, mi primer reto es personal. Carvajal tiene hoy unos 450 empleos  y quiero que ese número de puestos de trabajo se mantenga estable y por supuesto mantener la rentabilidad de la compañía, crecerla aún más en el Valle del Cauca. Hablando del tema laboral, con el posconflicto, el Gobierno ha pedido la ayuda de las empresas para que sigan aportando su grano de arena en la generación de empleo. ¿Carvajal Espacios está dispuesta a aportar? Le puedo decir al respecto que todo ese tipo de decisiones son  corporativas, pero hasta el momento  nosotros no tenemos ninguna directriz. En relación con las ventas que se plantea la compañía este año, ¿qué cifras se pueden contar? Estamos aspirando a vender en el 2016 alrededor de  $90.000 millones, que representaría un aumento considerable respecto del 2015. En ese año alcanzamos ingresos del orden de los $70.000 millones. ¿Esas ventas cómo se distribuyen en el mercado, cuánto se exporta? La mayoría se queda en el país. Exportamos  algo a Panamá a Perú, a Centroamérica y tenemos una operación  en  Ecuador donde funciona una planta. ¿Por qué tienen  planta en ese país si  está muy cerca de la que opera en Palmira? Eso es cierto, pero le quiero contar que esa planta se  montó porque con la salvaguardia que impuso el presidente Correa para proteger su industria afectó el mercado. En razón a ello la organización decidió atender directamente ese destino con dicha planta.  Esa factoría ocupa a unas 90 personas y aquí tenemos el resto para  completar las 450 empleos en total. ¿Qué volumen de la producción se exporta? No es una cifra muy grande, solo un 15% de la producción total. El mobiliario  mueve mucho volumen, pero aún así estamos buscando opciones para crecer en los mercados internacionales. ¿Aún hay espacio para crecer en Colombia? Sí. Hoy tenemos el  17%  del mercado nacional. Somos líderes, de allí sigue una empresa bogotana. El mercado del amoblamiento  es muy interesante porque la mayoría son empresas familiares. La única multinacional es Carvajal. ¿Pero  la idea es aumentar la participación en qué porcentaje? Yo pienso que en un 25% en el corto plazo, pero doblarla  en unos cinco  años. La meta es viable porque el crecimiento que mostramos en el primer semestre es  muy positivo. Además, ahora que vamos a llegar a todos los  clientes el objetivo se podrá cumplir. ¿Cuánto suma la inversión que está haciendo la empresa en todos esos planes? Las inversiones que estamos haciendo están orientadas básicamente al canal comercial, en las salas de venta, en los ‘showroom’. Lo que hacemos es mostrarles a los clientes la variedad de productos que se fabrican en la  planta que tenemos en Palmira, la cual es muy moderna, es una de las más modernas de América Latina. Desde allí producimos para todo el país y para el mercado externo.Hacemos un producto de categoría y queremos que todos los clientes lo conozcan. No se trata de una inversión cualquiera. Recuerde que en la silla y en el colchón usted no puede ahorrar plata porque  afecta la productividad y por ende su salud. ¿Se tiene proyectada la apertura de más tiendas en el país? Ese es también un propósito. Estamos pensando en  más ciudades para el 2017. Una de ellas es Medellín y la otra es Barranquilla, entre otras. La intención es cerrar con unas cuatro tiendas adicionales.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad