La banca de Colombia se 'cubre' de la crisis financiera en España

La banca de Colombia se 'cubre' de la crisis financiera en España

Julio 01, 2012 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País
La banca de Colombia se 'cubre' de la crisis financiera en España

La meta para final del 2012 es reducir el déficit a 6,5% y a 3,5% para el 2014.

Aunque la crisis financiera del país ibérico amenaza al mundo, Colombia se siente protegida de los posibles efectos ante un colapso de la economía española.

En septiembre del 2008 la firma Lehman Brothers colapsó. Se trataba de una compañía de 150 años de tradición en Estados Unidos y el cuarto banco de inversión, por lo que nadie imaginó que pudiera quebrar. Esa situación generó la bancarrota de otras entidades financieras tanto en ese país como en el resto del mundo. Sólo Lehman tenía una deuda de US$613.000 millones y su quiebra generó una crisis financiera internacional.Ahora, la situación de la banca española hace temer lo mismo: que se genere un contagio financiero, donde posiblemente salga salpicada hasta Colombia. La banca española requiere un salvamento para evitar sus colapso de US$78.000 millones, según los consultores Oliver Wyman y Roland Berger que hicieron el análisis para ese país.Daniel Velandia, jefe de estudios económicos de Correval, afirma que los casos son diferentes. “El problema de Lehman se generó por una burbuja hipotecaria, estaban llenos títulos basura sin respaldo. España también tiene dificultades por el tema inmobiliario, pero sobre todo la crisis obedece a la situación fiscal del país y el alto desempleo, lo del 2008 fue más grave”, dice.Pero Julio César Alonso, docente de la Universidad Icesi, afirma que las situaciones son muy parecidas y por ende también los riesgos. “Ambos casos provienen de una burbuja hipotecaria, agravada en España por la situación fiscal. Estados Unidos tuvo toda la plata para inyectar recursos a la economía, cerca de un billón de dólares, cosa que no posee el país europeo que ya no tiene cómo endeudarse”, afirma el académico.Tormenta en el mundoLa quiebra de Lehman Brothers y la afectación de muchas otras grandes entidades en el mundo produjo una reducción en el crédito internacional y el desplome del consumo, lo que además dejó como consecuencia que muchos países crecieron a un menor ritmo. Colombia sufrió menos que otras regiones, pero por ejemplo, los fondos de pensiones del país perdieron unos $65.000 millones, a raíz de esa problemática.El analista Daniel Velandia afirma que el riesgo de que se genere otra crisis como la del 2008 existe, sobre todo si no se hace algo para salvar a la banca española. “Desde que un banco grande en el mundo tenga problemas, hay repercusiones internacionales porque el crédito no fluye y la inversión para países como Colombia se puede parar”, asegura.La tormenta mundial no para, pese a que quedó aprobada el pasado viernes la recapitalización directa de la banca española. Pero el daño ya está hecho; la agencia Moody’s recortó la calificación de 28 bancos españoles por la baja solvencia del Gobierno. Ya la agencia Fitch había hecho otra rebaja de la calificación a la banca española que tocó a 18 entidades.Adicionalmente, Moodys empezó a tocar a otros países como Brasil y le rebajó el viernes la nota a 8 de los mayores bancos brasileños, al más grande de Canadá y otras 14 instituciones financieras en el mundo. La reducción en la calificación que hacen las agencias, dependiendo del grado de afectación, significa que esos bancos son más riesgosos y tienen que salir a buscar recursos más costosos.Colombia en calmaPero los analistas consideran que Colombia y la banca local están bien preparados y por ende son menos vulnerables a cualquier eventualidad, pues el Gobierno tiene capacidad de maniobra.Óscar Cabrera, presidente del Bbva en Colombia -cuya casa matriz se encuentra en España- afirma que los efectos que puedan sentir entidades como esta son mínimos, pues la operación en el país es autónoma e independiente. “Somos una compañía que crece de forma recurrente y sana, con aumentos de la cartera de créditos superiores al 27% y con los indicadores de calidad competitivos”, dice.El presidente de Bancolombia, Carlos Raúl Yepes, también se muestra optimista. Considera que en la medida que continúe la expansión de la actividad económica del país en niveles cercanos al 4,5% y con un crecimiento sostenido y moderado en el tiempo, el sistema financiero colombiano debería continuar presentando un desempeño saludable.“Las proyecciones realizadas por el Grupo Bancolombia dan cuenta de una cartera que continuará presentando niveles de crecimiento del 16,5% para finales de 2012”, asegura.Álvaro Camaro, vicepresidente de Interbolsa, explica que la mejor posición que presenta Colombia se debe a dos cosas fundamentales. Por un lado, el aprendizaje del sector financiero de la crisis que ocurrió en el país en 1999, lo que hizo que se mejoraran los esquemas de riesgo frente al crédito, y por otra parte, a la política de provisiones que tiene el país y que obliga a que se genere una cobertura importante.“Con esto se puede responder a un eventual deterioro de la cartera y aguantar una debacle mundial. La situación es más holgada y cómoda por los niveles de solvencia que son altos y suficientes”, afirma. Por ejemplo, la cartera vencida en España llega a 8,75%, mientras que la del país no toca el 3%.Aún así, la situación europea genera nerviosismo en muchos países. Por ejemplo, el presidente de Bancolombia considera que este no es un buen momento para hacer adquisiciones. Lo cierto por ahora es que Colombia se siente blindada ante la tormenta y, según algunos analistas internacionales, Latinoamérica tendría menores impactos ante una posible crisis financiera mundial.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad