Kraft evalúa su permanencia en Zona Franca del Pacífico

Enero 10, 2011 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País

La empresa se vio afectada, hace un mes, por una grave inundación.

El futuro de la empresa Kraft Foods, ubicada en la Zona Franca del Pacífico, no está claro todavía y las directivas de la compañía calificaron la “situación como crítica”, después de un mes de haber suspendido las operaciones por la grave inundación registrada en la planta.Según voceros de la firma, a pesar de que la mayor parte del agua ya salió de la empresa, la situación es delicada porque el agua estancada se mantuvo durante cinco semanas en la fábrica y sus alrededores, contaminando el lugar y produciendo desbalances ecológicos por el material que el río arrastró hacia la zona, así como por la filtración constante de todo tipo de químicos, que afectaron la planta donde se producían alimentos (bebidas y postres en polvo).“Los expertos están haciendo constantes mediciones de los niveles de dióxido de carbono y sulfitos para poder ingresar de forma segura a nuestras instalaciones. Sólo pudimos iniciar la evaluación del estado de nuestra planta en los primeros días de enero y aún no tenemos resultados definitivos”, dijo Adriana Santacruz Velasco, gerente de Asuntos Corporativos.Por esta razón aseguró que se desconoce aún cuál será el rumbo de la empresa y si continuará o no operando desde la Zona Franca del Pacífico, pues todavía están en la etapa de reconocimiento y análisis de los impactos que dejó la inundación sobre sus instalaciones. “Sólo podemos decir por el momento que la situación para nuestra planta de la zona franca es crítica. Todos los escenarios para superarla están siendo evaluados”, afirmó.La firma tampoco ha valorado el monto de las pérdidas, pero anticipó que puede hablar de varios millones de dólares. Kraft suspendió los contratos de los más de 140 trabajadores de la compañía desde principios de diciembre del 2010, situación que preocupa a los empleados que están a la expectativa de que la empresa reactive operaciones.Guillermo Diez, trabajador de la compañía, dijo que se están preparando varias jornadas de protesta, pues consideran que la emergencia ya se superó y es hora de reiniciar las labores.Sin embargo, los voceros de la multinacional aseguran que la parálisis continúa y se mantiene la suspensión de los contratos laborales, puesto que permanece la imposibilidad de producción por fuerza mayor. “La empresa continuará cumpliendo, como hasta ahora lo ha hecho, con el pago de la seguridad social, sin perjuicio de las ayudas que según sus posibilidades puedan ofrecer”.

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad