Japón pide a EEUU que le exima de reducir la compra de crudo iraní

Enero 19, 2012 - 12:00 a.m. Por:
EFE

El Gobierno nipón ha pedido al equipo estadounidense, una dispensa en el apoyo a las nuevas medidas con las que Washington quiere presionar a Teherán para que abandone su controvertido programa nuclear.

Japón solicitó este jueves a la delegación de EEUU que ha viajado a Tokio para instar al Gobierno nipón a que reduzca sus importaciones de crudo iraní que le exima de aplicar esas sanciones contra Irán, según la agencia local Kyodo, que cita una fuente del Ministerio de Exteriores.El Gobierno nipón ha pedido al equipo estadounidense, encabezado por el asesor especial del Departamento de Estado de EEUU para la no proliferación y control de armas, Robert Einhorn, una dispensa en el apoyo a las nuevas medidas con las que Washington quiere presionar a Teherán para que abandone su controvertido programa nuclear.La solicitud de Japón se basa en que ya han recortado sus importaciones con Irán en un 40 por ciento en los últimos cinco años, una reducción que EEUU podría ver como suficiente para eximir a Tokio de las sanciones establecidas para aquellos países que mantengan operaciones financieras con Irán.La ley, firmada por Barack Obama el pasado 31 de diciembre, exime de aplicar las sanciones a Irán a aquellos países que hayan reducido significativamente su volumen de compra de crudo de Teherán.Las nuevas medidas a las que insta Washington pretenden reducir las ventas de crudo iranÍ en grandes mercados como Europa, Asia o India, asÍ como el aislamiento internacional de su Banco Central.La visita de esta delegación estadounidense a Japón para solicitar el apoyo a las sanciones contra Irán se produce una semana después de que el secretario estadounidense del Tesoro, Timothy Geithner, visitara Tokio con ese mismo objetivo.Durante la visita de Geithner, el ministro japonés de Finanzas, Jun Azumi, señaló que Japón recortarÍa gradualmente sus importaciones de petróleo iraní, que constituyen un 10 por ciento del crudo que adquiere en el exterior.Sin embargo, posteriormente el primer ministro nipón, Yoshihiko Noda, dijo que aún se debe tomar una decisión definitiva y mostró su preocupación por las "graves consecuencias" que pueden tener las sanciones sobre las economÍas "de Japón y del mundo".El pasado miercoeles, tras una primera reunión con funcionarios japoneses, Einhorn subrayó que ambas partes coinciden en que "una mayor presión podría servir de incentivo para que Irán vaya a la mesa de negociación", aunque indicó que todavÍa se dialoga sobre el modo de aplicación de las sanciones.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad