Invías está bajo la lupa de la Contraloría por obras del túnel de La Línea

Marzo 26, 2011 - 12:00 a.m. Por:
Elpais.com.co

La ausencia de respuestas del contratista en torno a la suerte de los $220.000 millones que se han entregado para la obra del túnel de La Línea, así como los retrasos, determinaron que ayer la Contraloría General de la República abriera indagación preliminar por este proyecto.

La ausencia de respuestas del contratista en torno a la suerte de los $220.000 millones que se han entregado para la obra del túnel de La Línea, así como los retrasos, determinaron que ayer la Contraloría General de la República abriera indagación preliminar por este proyecto.El anuncio lo hizo el contralor Delegado para la Infraestructura, Nelson Izáciga, quien alertó sobre el posible detrimento patrimonial que se registraría, debido a que no se conoce la suerte de los recursos que se han girado hasta el momento para la obra.La indagación preliminar, según lo confirmó el Contralor Delegado, “se adelantará en contra de los funcionarios del Invías que fueron los encargados de estructurar el proyecto, así como a las firmas contratistas que conforman la Unión Temporal Segundo Centenario”.Las empresas que conforman esta Unión Temporal son: Carlos Collins, Álvarez y Collins, Gayco, Túneles de Colombia, Construirte, Tecniciviles, Promotora Montecarlo, H Y H Arquitectura, Miguel Camilo Castillo y Herreña Frompeca.Con respecto al tema de los anticipos, Izáciga explicó que “de los $320.000 millones que han sido entregados para la obra, solamente $99.221 millones se han justificado”, por lo que el organismo de control quiere establecer la suerte de los $220.000 millones restantes, debido a que hasta el momento no ha tenido respuestas satisfactorias sobre el paradero de esos dineros.El representante legal de la Unión Temporal Segundo Centenario, Carlos Collins, no se pudo contactar para que se refiriera a la decisión de la Contraloría. Sin embargo, en reciente informe publicado por El País, el ingeniero, al referirse al tema de los recursos, dijo que “nosotros sí hemos dado respuesta de dónde está la plata. La plata está en la obra y representada en las instalaciones que tenemos, en los equipos que hemos comprado y en las obras que están en ejecución”.De otro lado, el Delegado del organismo de control recordó que desde hace seis meses fueron detectados retrasos en el tramo 4 que superan el 50%, razón por la cual la Contraloría determinó la apertura de la indagación preliminar, en la medida en que consideró que existen muchas irregularidades de las que no han dado respuesta ni el contratista ni los funcionarios de Invías.La obra del túnel de La Línea tiene un costo total de $630.000 millones y su longitud es de 8,8 kilómetros, la cual deberá ser entregada en el 2013.Investigarán otras concesionesDe otro lado, el contralor Izáciga anunció que el organismo de control iniciará una investigación especial a no menos de 22 concesiones que se adelantan en diferentes regiones del país.De acuerdo con el funcionario, lo que se pretende es establecer las condiciones en las que se encuentran las obras y la forma cómo están funcionando los contratos, a fin de evitar que se presenten inconvenientes a futuro que puedan poner en riesgo los recursos del Estado y el eventual incumplimiento de los proyectos.Dijo además que en Colombia existen varias firmas que adelantan las obras, sin embargo llamó la atención de que existe un solo contratista, Olarte Solarte, que tiene proyectos a su encargo por más de $5,5 billones, por lo que destacó la necesidad de hacer los controles especiales.Se requiere otro túnel, planteó la CCI La construcción del Túnel de La Línea requiere de otro ducto que lo complemente, porque de lo contrario se generará un futuro ‘cuello de botella’.La consideración la hizo recientemente el presidente de la Cámara Colombiana de la Infraestructura (CCI), Juan Martín Caicedo, quien anotó que “es necesario apurarle a la construcción del otro túnel”.“Va a quedar ese cuello de botella, porque lo que vamos a tener es un par vial que afectará la competitividad del país”, aseguró.En la zona donde se construye el Túnel de La Línea existen cinco fallas geológicas: Alaska, El Viento, La Vaca, La Soledad (la más grande, casi 500 metros), La Cristalina y La Gata, que dificultan las labores de excavación.Pese a las advertencias de la CCI, el Gobierno Nacional aún no presenta sus argumentos para respaldar o negar las apreciaciones del gremio.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad