Innovación en Colombia

Octubre 24, 2012 - 12:00 a.m. Por:
Catalina Ortiz, gerente de iNNpulsa Colombia.
Innovación en Colombia

Catalina Ortiz, gerente de iNNpulsa Colombia.

Si bien está mejorando, aún falta mucho por hacer. La barrera de la cultura y la mentalidad se debe derrotar.

La relevancia de tener en Cali a expertos en innovación como Clayton Christensen y Vijay Govindarajan en el VI Foro de la Competitividad de las Américas es grande. Son tres los motivos para pensar que vamos por buen camino en este desafiante proceso de promover la innovación: Primero, hay instituciones trabajando activamente en el tema. El rol de la academia y de las entidades públicas y privadas es fundamental. El Gobierno central y algunos gobiernos regionales han incluido la innovación en sus planes de desarrollo. Se creó iNNpulsa Colombia como pilar de la “locomotora de la innovación”.Se trata de una entidad que, trabajando en equipo con otras instituciones, promueve la innovación empresarial, el emprendimiento dinámico -es decir, las ideas de negocios que tienen potencial de crecer rápidamente– y las habilidades regionales para gestionar sus propias apuestas productivas.Segundo, hay dinero. Para innovar se requieren recursos y muchos de estos deben provenir del Estado. Haber aumentado en un 90% la inversión pública para ese fin es considerable, teniendo en cuenta que el 10% de las regalías ahora está destinado para la innovación, la ciencia y la tecnología. Adicionalmente, se ha dispuesto de nuevos recursos a través de iNNpulsa Colombia, el Sena y los ministerios de Agricultura, Comercio y TIC, entre otros. Tercero, hay empresas y emprendedores haciendo la tarea. Esta es la señal más alentadora, porque en el país estamos descubriendo centenares de iniciativas en empresas que le están apostando a innovar. Expertos que han pasado por Colombia se sorprenden por la calidad de las iniciativas que encuentran. Un ejemplo: el Director del Centro de Investigación Ames de la Nasa, en California, quien visitó recientemente el país, se declaró asombrado por unos cubos satelitales que está diseñando y fabricando un grupo de colombianos en su empresa Sequoia Space. El diagnóstico de este funcionario de la Nasa fue más que elocuente: no solo la tecnología que se está implementando en ese proyecto es tan avanzada como la de Silicon Valley, sino que el modelo de negocios es mejor. Según varios estudios, nuestra mentalidad y cultura han sido una barrera para el éxito en la innovación. No tenemos suficiente masa crítica de empresarios y emprendedores pensando en grande, arriesgándose y liderando transformaciones en sus compañías. También es importante mejorar la coordinación entre lo nacional y lo regional, además de facilitar que los casos aislados de empresas innovadoras empiecen a consolidarse como clusters en formación. Uno de los temas de este Foro de Competitividad de las Américas será pensar cómo podemos superar esa barrera de la mentalidad y de la cultura desde el punto de vista de la política pública. Quizás, aparte del entorno y los recursos, lo que más nos hace falta es creernos el cuento: cuando de innovación se trata, nuestro vaso está medio lleno y de todos depende llenarlo hasta el final.

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad