Ingenios deberán pagar más del doble de sus utilidades

Octubre 09, 2015 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País.

La SIC ha dicho que la multa de $324.000 millones no supera el 7 % de sus ingresos operacionales anuales ni el 7 % de su patrimonio restándole magnitud a la misma.

[[nid:471624;http://contenidos.elpais.com.co/elpais/sites/default/files/imagecache/563x/2015/10/thumbnail-azucar-colombia.jpg;full;{Duras críticas a la sanción de $324.000 millones que la Superintendencia de Industria y Comercio, SIC, impuso a la industria azucarera, hicieron dirigentes gremiales, sindicales y empresarios.}]]

Las millonarias multas que impuso la Superintendencia de Industria y Comercio, SIC, a los ingenios productores de azúcar representan 2,3 veces las utilidades que tuvo esa industria en el 2014.

Lea también: ¿Por qué se impuso una sanción multimillonaria contra la industria azucarera del Valle?

La SIC ha dicho que la multa  de  $324.000 millones no supera el 7 % de sus ingresos operacionales anuales ni el 7 % de su patrimonio restándole magnitud a la misma,  pero Néstor Humberto Martínez, representante de un grupo de ingenios, considera  que la sanción es  desproporcionada, pues  equivale a la suma de las utilidades del sector en los años 2014 ($147.938 millones), 2013 ($64.383 millones y a la mitad de las del 2012 ($259.732 millones).

A esta voz se unió  José Roberto Concha, director del Consultorio de Comercio Exterior (Icecomex) de la Universidad Icesi, quien opina que la multa es “absurda, pues supera las ganancias del sector y “no conozco una sanción de ese tamaño, además me parece que es un golpe al mayor sector productivo del Valle del Cauca”.

Lea también: Alarma entre industria y sindicatos por sanción a ingenios azucareros.

El académico aseguró que el tamaño de esa multa  es   una estocada en el corazón de esta industria y para la región que vive y ha crecido de la caña de azúcar.  “Espero que eso no se llegue a materializar porque aún quedan recursos de reposición y ojalá se presenten otras salidas, pero el golpe sicológico y  el daño que le hacen en estos momentos al Valle es grande”, dijo.  

[[nid:471580;http://contenidos.elpais.com.co/elpais/sites/default/files/imagecache/563x/2015/10/tabla-comparativo-ingenios.jpg;full;{}]]

Según la resolución por medio de la cual la SIC ‘castigó’ a la industria azucarera,  el monto de las sanciones se toma teniendo en cuenta que las conductas investigadas están relacionadas con el azúcar, producto que  tiene un rol importante en la economía nacional,  en la vida de los hogares y en el desempeño de la industria.  

  También   dice la resolución que se tuvo en cuenta  el tamaño de las empresas, sus ingresos operacionales, utilidades, patrimonio  y en general la información financiera de las compañías. Según la SIC, las sanciones máximas en estos casos ascienden a $64.000 millones.

Por ejemplo, asegura la Superintendencia en la resolución sancionatoria que la multa de Ciamsa de $36.400 millones equivale al 7,5 % de sus ingresos del 2013 y la de Asocaña ($30.445 millones) representa el 47% de la  máxima sanción que se le puede aplicar.

 En otro caso, como el del ingenio Incauca, la multa equivale al 6,6 % de los ingresos operacionales del 2014 y es el 76 % de la multa máxima aplicable. Explica la SIC que en este caso se incluyó otro componente y es que Incauca tenía antecedentes en relación con infracciones al régimen de protección de la competencia.  Esto mismo se dio en el caso de otros ingenios como Manuelita, Providencia y Mayagüez.

   Pero el abogado Néstor Humberto Martínez asegura que la  multa que se le impuso a Ciamsa equivale al 50 % de su patrimonio y la de  Asocaña supera cuatro  veces el  patrimonio.

Según Luis  Hernando Franco, gerente de la firma Franco Murgueitio, una sanción millonaria como la que recibieron los ingenios tiene dos impactos: Por un lado, el pago tendrá que asumirse como un  gasto y los ingenios tendrán que trabajar para cancelarlo y  además apretarse el cinturón, “lo que puede suceder es que reduzcan costos  y eso signifique menos empleo con un impacto social”.

 Por otra parte, explica el analista, este gasto por sanciones no es deducible y por lo tanto las empresas tendrán que pagar 34 % adicional de impuesto (renta y Cree), que para los que tienen la penalidad de $34.000 millones significaría $11.000 millones adicionales en gravámenes.  

 ¿De donde viene la investigación?

 La Superintendencia de Industria y Comercio, SIC, inició investigaciones contra la industria azucarera luego de que en el 2010 varias empresas presentaron quejas ante la entidad por el precio del azúcar (Compañía Nacional de Chocolates,  Noel, Casa Luker, Nestlé de Colombia, Bimbo de Colombia, Meals de Colombia S.A., Coca-Cola Femsa, Bavaria, Coca-Cola Industria Nacional de Gaseosas, entre otras).

En febrero de 2012 la  SIC  abrió dos investigaciones formales contra el sector azucarero. La primera buscaba verificar si era cierto que los industriales habían hecho un acuerdo para distribuirse el mercado colombiano, en virtud del cual a cada ingenio le correspondía una determinada cuota de producción. Investigación que se desestimó.

La segunda indagación buscaba  saber si era cierto que el sector azucarero estaba impidiendo el ingreso de azúcar importada de otros países al mercado colombiano. Por este caso es que la SIC  produjo el fallo de esta semana que sanciona a varias empresas y personas naturales con los $324.000 millones. 

La Superintendencia, en su resolución, asegura que hay pruebas del bloqueo que la industria hizo a las importaciones del endulzante. Pero Pablo J. Cáceres Corrales, apoderado de Asocaña, insiste en que las acusaciones son falsas y que  en el caso de Asocaña quedó demostrado “hasta la saciedad que las importaciones nunca se obstruyeron y se adjuntaron los registros de las importaciones que los industriales han hecho a lo largo de los años, desde el momento mismo del período de inicio de la investigación”, dijo.

Otras sancionesSegún la SIC,  la sanción impuesta al ingenio La Cabaña, equivale al 6,5 % de sus ingresos operacionales del 2014 y es el 28,6 % de la máxima penalidad que se le podía colocar. Asimismo, la  sanción que la SIC le aplicó a Asocaña corresponde a $30.445 millones.

Lo que representa el  sector

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad