Informe revela las razones del fracaso del campo colombiano

Septiembre 26, 2011 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País
Informe revela las razones del fracaso del campo colombiano

Según Naciones Unidas, el modelo productivo es inequitativo, hace más vulnerable a la población rural.

Durante dos años un grupo de expertos convocado por las Naciones Unidas se dedicó a escuchar esa otra Colombia, la que no habita en las grandes urbes, pero ocupa las tres cuartas partes del país; la Colombia rural donde vive el 32% de la sociedad y cuyas relaciones están determinadas por las tensiones entre la tierra y su usufructo.El equipo, conformado por doce de los mejores investigadores y expertos que existen en el país (ver recuadro), estudió las razones por las que el modelo de desarrollo del campo colombiano ha sido un fracaso. Pero no sólo encontró los motivos que explican el lamentable estado del sector rural, sino que propuso como salida algo que llamó la “Reforma Rural Transformadora”.De allí que su presentación ante el presidente de la República, Juan Manuel Santos, que se llevará a cabo el próximo miércoles 28 de septiembre en Bogotá, se convierta en una noticia que genera inusitada expectativa dado que el tema de tierras ha sido parte vital de la agenda de este gobierno para sorpresa de muchos. Absalón Machado, director académico del Informe Nacional de Desarrollo Humano, luego de recopilar toda la información que sobre el sector rural hay desperdigada entre las distintas agencias estatales y de comprender las dinámicas de las relaciones que se tejen entre sus pobladores, se declaró optimista e ilusionado con el futuro del campo.“Colombia tiene un problema agrario no resuelto que se agrava porque las políticas para el sector rural se siguen diseñando desde Planeación o los Ministerios en Bogotá. Que ahora el Gobierno haya puesto sus ojos en el campo es muy importante ya que hace más de 25 años el asunto no se trataba en la agenda pública. Nosotros proponemos un proceso de modernización rural incluyente pues somos conscientes que la problemática rural del país no se puede resolver con las instituciones que tenemos”, explicó Machado ante los periodistas.Una realidad aparteEn los capítulos dedicados al diagnóstico, el informe determinó varias de las causas para el deterioro del sector rural y entre ellas destacó que “el modelo productivo es inequitativo, hace más vulnerable a la población rural, discrimina a la mujer, es excluyente y no es sostenible”, además, y ese es uno de los problemas más graves, “concentra la propiedad en pocas manos, es poco democrático y crea condiciones para conflictos”.El informe también presenta redefinidos una serie de conceptos como Ruralidad y Territorio, que son indispensables para entender las dinámicas del sector.Sobre el primero señala que “rural no es el resto de la gente que vive fuera de las ciudades, la unidad rural es el municipio y sus fronteras hoy son menos claras; hay distintos grados de ruralidad, pero lo rural desborda la visión que tiene el Estado”. El segundo término es una construcción social donde “múltiples actores establecen relaciones condicionadas por las estructuras de poder y las identidades de cada uno, superando el ámbito del pedazo de tierra”.Los investigadores llegan a varias conclusiones, pero entre las principales cabe señalar que el sector rural no ha sido tenido en cuenta como estratégico para el desarrollo del país y por el contrario es visto como problemático y a sus habitantes como ‘minusválidos’ por el grueso de la sociedad colombiana.Sin embargo, Diego Sierra, otro de los líderes de la investigación, recalca que “este es un país mucho más rural de lo que uno cree, hay casi 12 millones de personas que viven en la parte rural de Colombia, que es el 75% de sus municipios y ocupa el 95% de la superficie territorial”.¿Por qué la ilusión?Pese al dramático panorama que describe el informe de 400 páginas y seis cuadernos, Machado, el director académico, resume las razones para su optimismo.“El tema está de nuevo en la agenda pública, ahora el sector rural jugará un papel protagónico en el crecimiento económico y la inserción plena del país en el mundo con los tratados de libre comercio y, por si fuera poco, hay un empeño estatal de transformar el campo”.Entre las medidas, que incluyen en la receta que le propone Naciones Unidas al Gobierno de Santos, hay una fundamental: la actualización de la base catastral. “Cuando los municipios entiendan que un catastro actualizado es la única manera de incrementar sus ingresos gracias al impuesto a la tierra, el país rural, o sea, el 94% de la superficie de Colombia, mejorará”, afirma Machado. El académico concluye señalando que “durante 40 años hubo un problema por el precario conocimiento del campo y sus habitantes, nuestro informe redescubre lo que está pasando en el sector rural y ordena la información disponible”.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad