Hoy, día clave en el Congreso para definición de impuesto a licores

Octubre 03, 2016 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País

El presidente del Senado incluyó en la agenda de este lunes el cuarto debate al proyecto de Ley. Trabajadores de licoreras preparan protesta.

[[nid:545267;http://contenidos.elpais.com.co/elpais/sites/default/files/imagecache/563x/2016/06/734x486-licores.jpg;full;{De aprobarse la ley de licores que esta semana debatirá el Senado de la República, los precios de los licores nacionales e importados en Colombia aumentarán entre 8,6 % y 25 %. La rumba saldrá más cara, pero la salud tendrá mayores ingresos. Gráfico | El País}]]

Este lunes podría definirse  la nueva estructura de impuesto de los  licores nacionales e  importados en el país, pues el presidente del Senado, Mauricio Lizcano, incluyó en la agenda el debate final del polémico proyecto. Lea también: Rumbear se pondrá caro: así subirán los precios de los licores

Gremios que agrupan a las empresas que importan licores, así como la Federación Nacional de  Comerciantes, han expresado su rechazo al proyecto porque aumenta los precios de los licores, en especial de los importados y de los vinos. 

 A ese rechazo se han unido algunos trabajadores de las licoreras nacionales, que realizan hoy un cese de actividades en señal de protetas por el proyecto de ley.

“Este paro convocado por el Sindicato Nacional de Trabajadores, Sintrabecolicas, vincula a todas las áreas de la empresa y la administración respeta porque  busca sensibilizar a la ciudadanía sobre el riesgo que corren las licoreras nacionales”, dijo  Juan Pablo Matta Casas, gerente de la industria Licorera del Cauca.

Agregó el directivo, que de ser aprobado el proyecto que cambia la estructura de impuestos de los licores, se afectará  las rentas en los entes territoriales, abriendo paso a poderosas compañías multinacionales y viéndose afectada la salud y educación en todo el departamento.

“Este lunes, a partir de las 6 de la tarde, iniciaremos este paro y estaremos atentos a los que será la votación de los parlamentarios en el cuarto debate de este proyecto ley, se espera que se tenga en cuenta las recomendaciones que están haciendo algunos senadores que están aportando para que la producción nacional no se vea afectada” afirmó Diego Pardo Villa, presidente Sintrabecolicas Nacional.

Contrario a lo que piensan los trabajadores y algunos gremios, el ministro de Hacienda, Mauricio Cárdenas, asegura que el proyecto “es  bueno para los departamentos, porque se recaudarán más recursos para la salud y sobre todo para todos los padres de familia porque se desestimula el consumo de licores, como se está haciendo en el mundo entero, con impuestos más altos”, dijo el funcionario.

“Hoy en Colombia una champaña de alta gama de $500.000 paga $3000 de impuesto, lo mismo que se tributa por un vino nacional, eso no puede ser. Buscamos un sistema tributario permita que los licores de mayor precio, le correspondan mayores impuestos, es decir más recursos para la salud”,  dijo Cárdenas.

Por otro lado, el ministro Cárdenas aseguró que el proyecto protegerá a las empresas licoreras del país al mismo tiempo que da un carácter especial al aguardiente como una bebida nacional e insignia y emblemática.

“Los gobernadores deben tener claro que la ley refuerza ese monopolio, serán los departamentos de Colombia quienes tendrán ese ejercicio, podrán definir los impuestos y qué productos entran a sus territorios”, resaltó.

Como la industria de vinos es una de las más temerosa con el alza de los impuestos,  ha propuesto que  se adopte una tarifa diferencial para   los vinos y aperitivos vínicos de $120 por grado alcoholimétrico, la cual esperan sea acogida en el último debate.

¿Qué cambia? Los licores pagan hoy dos tipos de  tributos, según el grado de alcohol. Los que tienen hasta 20 grados cancelan $306 por cada grado. En este rango están los aperitivos y vinos. Las bebidas con más de 20 grados deben cancelar una participación y pagan $306 por cada grado. Este valor sube hasta $502 para bebidas de más de 35 grados.  La ley propone que todos los licores paguen $220 por grado de alcohol, pero tendrán otro impuesto ad-valorem de 25 % y un IVA del 5%.
VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad